Recomendaciones para la peregrinación a Candelaria ante las altas temperaturas

El Gobierno de Canarias recomienda tomar medidas sobre todo con los más vulnerables al calor

12.08.2016 | 11:54
Recomendaciones para la peregrinación a Candelaria ante las altas temperaturas

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias recomienda, teniendo en cuenta las temperaturas propias del mes de agosto, tomar medidas sobre todo con los más vulnerables al calor, especialmente personas mayores, niños o personas con problemas cardiovasculares.

Las principales recomendaciones son beber mucha agua o líquidos sin esperar a tener sed, salvo si hay contraindicación médica. Evitar las bebidas alcohólicas, café, té o cola y las muy azucaradas.

Hacer comidas ligeras que le ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, gazpachos o zumos).

Si tiene que permanecer en el exterior procure estar a la sombra, use ropa ligera y de color claro, protéjase del sol, use sombrero y gafas. Utilice un calzado fresco, cómodo y que transpire.

Reconocer los problemas de salud que produce el calor es importante para tomar medidas: Calambres musculares (en piernas, abdomen o brazos), sobre todo si se suda mucho durante una actividad física intensa.

En este caso es importante parar toda actividad y descansar en un sitio fresco, evitar la actividad física intensa durante varias horas; beber zumos ligeros y bebidas deportivas diluidas en agua, y consultar a su médico si los calambres duran más de una hora.

Las quemaduras solares se producen por el sol directo sobre la piel aunque el día no sea muy caluroso. Deben evitarse, estando menos tiempo al sol y usando cremas de protección.

Para quienes tienen previsto realizar la caminata en peregrinación hasta la Villa Mariana, hay que recordar que es conveniente un periodo de entrenamiento días antes de la marcha, haciendo paseos algo largos para lograr una preparación física que permita la peregrinación sin mayores problemas por el esfuerzo.

El calzado es elemento fundamental (cuidar los pies frecuentemente evita la aparición de heridas y ampollas), debe ser cómodo y flexible. Nunca se debe estrenar calzado en una marcha, además deberá tener poco tacón y ser alto para sujetar el tobillo.

No es conveniente forzar la marcha, ni los cambios bruscos de ritmo (aparición de tirones y calambres musculares), no sobrepasar los 5 kilómetros por hora. Deben efectuarse descansos breves (no muy prolongados por la aparición de calambres musculares), cada 6 kilómetros, y procurar no caminar en las horas de más calor (en caso de hacerlo llevar la cabeza cubierta y beber frecuentemente sorbos de líquido, para evitar la insolación).

Para caminar de noche es obligatorio llevar un elemento luminoso o reflectante visible a una distancia mínima de 150 metros para conductores que se aproximen y conveniente llevar ropa clara.

Llevar siempre en el equipaje alimentos (chocolate, es lo mejor para el cansancio gracias a la rápida absorción de la glucosa por los músculos, frutos secos no salados), bebida (agua o bebidas isotónicas), un pequeño botiquín (pomada para calambres musculares, picaduras de insectos y pequeñas curas como mínimo), crema protectora de labios y solar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine