Tradiciones

Una ofrenda dedicada a La Palma

Una veintena de carretas, parrandas y cuerpos de bailes participaron ayer en la histórica romería de La Esperanza, que adelantó el horario de salida para evitar las horas de más calor

08.08.2016 | 02:57
Una ofrenda dedicada a La Palma
Una ofrenda dedicada a La Palma

Los vecinos de La Esperanza, en el municipio de El Rosario, celebraron ayer su tradicional romería. El acto cambió de horario para adaptar los actos festivos a las circunstancias meteorológicas. En lugar de a las 13:00 horas, como se venía realizado históricamente, el Ayuntamiento decidió adelantar a las 11:30 la salida de la comitiva romera y la consiguiente ofrenda de alimentos frente a su patrona, la virgen de La Esperanza.

Entre las ofrendas, además de comida y productos de la tierra, hubo ayer muchas peticiones a la imagen mariana. La Palma y su incendio estaban en la mente de todos los vecinos y visitantes. Eso se notó, además de en muchas de las carretas y en las conversaciones de los participantes, en el tema de las canciones dirigidas a la patrona, que presidió las fiestas.

Uno de los momentos más emotivos de la calurosa romería de ayer fue la canción que dedicó Iván Quintana a los vecinos de La Palma. En su folía, pidió a La Esperanza que enviara lluvia a la Isla Bonita. La sentida interpretación arrancó más de un aplauso y despertó muchos sentimientos entre el público esperancero. "Es una suerte para nosotros que los alisios hayan hecho su aparición para refrescar un poco las temperaturas en nuestra romería", destacó el alcalde del municipio, Escolástico Gil. "Con todo, tenemos nuestros pensamientos con todos los palmeros que siguen luchando contra ese terrible incendio", apostilló. El responsable local también festejó que la romería se estuviera llevando a cabo "con tranquilidad y sin ningún incidente" y que, pese al calor, "tanto los animales como los romeros pueden participar con seguridad".

La romería de La Esperanza, que ayer cumplió 42 ediciones, siempre se ha caracterizado por mantener un ambiente tranquilo y de profundo respeto por las tradiciones. Es un recorrido lento pero divertido en el que no existen apenas aglomeraciones. Romeros y visitantes disfrutan por igual de la comida y bebida que reparten las carretas. Y en este punto es, precisamente, donde esta romería se diferencia especialmente de las demás. Romeras cargadas con bandejas de carne se dedicaron ayer a alimentar a todo el público congregado. El vino, las papas y el pan con chorizo nunca escasean. Blas Vera es uno de los componentes de una de la veintena de carretas que ayer se ocupó de que nadie en La Esperanza pasara hambre. "Tenemos de todo: pollo, gofio, vino...", destacó. "Nos llamamos Los Parranderos y ya llevamos varios años participando en esta romería", añadió. Alguna de esas carretas lucieron además mensajes de apoyo para los palmeros como "todos con la isla de La Palma".

La música es también imprescindible para una fiesta tradicional. Por ese motivo, y entre carreta y carreta, el grupo Amigos del Cedro amenizó el recorrido. "Somos un grupo de amigos de varios municipios, desde La Laguna hasta Güímar", destacó Martina Hermans con su guitarra en ristre.

Pese a que hubo mucha gente que, pese al calor, se atrevió a llevar las vestimentas tradicionales, otros grupos de jóvenes prefirieron la indumentaria habitual. "No tenemos el traje", explicaron un grupo de chicos y chicas de Güímar que se animó a participar en la fiesta. "Nos gusta el ambiente que hay en La Esperanza, es tranquilo y cuando vinimos en otra ocasión lo pasamos genial. Por eso hemos repetido", concluyó Miguel Domingo Pérez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine