Verano

Un 'polideportivo' sobre arena rubia

Cientos de personas acuden a diario a Las Teresitas para hacer deporte desde primera hora de la mañana. Niños y adultos se apuntan a las actividades de verano programadas

02.08.2016 | 11:02
Un 'polideportivo' sobre arena rubia
Un 'polideportivo' sobre arena rubia

La playa de las Teresitas siempre ha sido un espacio aprovechado durante todo el año por cientos de usuarios a los que les gusta practicar deporte. Desde los que se echan un par de largos andando por la arena húmeda, hasta quienes se recorren los cerca de dos kilómetros de distancia de punta a punta haciendo running -porque el footing quedó muy atrás en el tiempo como un anglicismo ya desfasado-. Los hay que acuden en coche, en un trayecto que no lleva más de 10 minutos desde el centro de la ciudad, y quienes lo hacen pedaleando en bici a lo largo de esta zona costera del municipio. Sea como fuere, todos llegan hasta aquí para ponerse en forma alejados de la contaminación de la cercana urbe y muchos no la visitan solo durante los meses de verano, también en invierno, cuando sobre la arena no se forma tanto revuelo con los miles de bañistas que se dan cita para aliviarse de los rigores del caluroso verano que se ha instalado desde finales del mes pasado. La mayoría confiesa que aunque el termómetro descienda como es habitual en los meses de invierno, la temperatura en esta playa es tan agradable que también se da un chapuzón tras sudar la camiseta, pues de otoño a primavera es raro que se meta viento aquí, muy al contrario de lo que ocurre durante el periodo estival.

Eso sí, y sobre todo en verano, los deportistas escogen las primeras horas de la mañana o aprovechan los últimos rayos de sol para evitar las horas centrales del día, cuando la temperatura es más elevada. Entre quienes acuden a Las Teresitas de manera habitual, ya sea para pasear a un buen ritmo de caminata o entre quienes fuerzan el ritmo para quemar más calorías, hay más de una coincidencia sobre la opinión que tienen de este espacio: "Las Teresitas debe contar ya con unas infraestructuras acordes a una playa de una capital de Isla". "No podemos permitirnos, si queremos atraer turismo a la ciudad, que esta playa se anuncie como reclamo y después esté en el estado en el que está".

No obstante, y al igual que hay árbitros para comentar cualquier jugada polémica de fútbol, unos más y otros menos parecen llevar un arquitecto urbanista dentro de sí para proponer ideas con las que a su parecer el entorno quedaría mucho mejor. Y es que después de ver el Plan Especial de Ordenación del frente de Playa de las Teresitas que fue presentado el pasado lunes en el Ayuntamiento capitalino, muchos usuarios de la playa ven con agrado el proyecto cuando se les pregunta por él aunque casi todos, tras fruncir el ceño una vez que han escrutado las fotos del mismo, muestran cierta desesperanza y lo demuestran preguntando: "¿Y cuándo estará hecho todo esto?" o "¿Lo llegarán a ver mis ojos?". Otros, como José Ángel Rodríguez, presidente de la Asociación de Vecinos Los Pedacillos (Suculum), incluso ha expresado: "Que hagan lo que sea en la playa de Las Teresitas, pero que se haga ya".

Waterpolo y voley

Este año, la playa de las Teresitas cuenta por primera vez en su historia con una cancha para la práctica del waterpolo, como había solicitado el Club Natación Echeyde y que el Ayuntamiento ha hecho realidad, pero se trata de una instalación que puede ser utilizada por todo aquel que quiera practicar dicho deporte. "El Club Natación Echeyde la usará de manera preferente para sus entrenamientos, pero no existe una cesión de exclusividad, por lo que los usuarios de la playa chicharrera también pueden disfrutar de esta instalación", según ha afirmado el concejal de Medio Ambiente y Accesibilidad en el Ayuntamiento chicharrero, Carlos Correa. Esta instalación se encuentra al final de la playa, en el último acceso, pero no es la única. La Corporación local ha dispuesto también una cancha de voley-playa, muy cerca del puesto de socorro de Cruz Roja.

El Cabildo de Tenerife, a través del Programa Ansina, también ha trasladado a la playa de Las Teresitas sus actividades de verano enmarcadas en el Plan de Playa 2016, un programa que fomenta que los mayores tengan una jornada de encuentro y convivencia mientras practican hábitos saludables. En esta iniciativa participan mayores de las asociaciones y clubes de tercera edad y aquellos con algún tipo de dependencia física, psíquica o social y usuarios de diferentes recursos residenciales, disfrutando de esta forma de los beneficios que la playa puede ofrecerles para su salud.

Cruz Roja también lleva hasta la orilla a cerca de un centenar de niños que participan en campamentos de verano gratuitos vinculados con centros ciudadanos de La Laguna. En total son cinco grupos que disfrutan de diferentes actividades sobre la arena o el agua, todo vale para sacar a los pequeños a disfrutar de unas cuantas horas al aire libre para que jueguen durante las vacaciones.

Como explica Eva Pérez, coordinadora de uno de estos campamentos de verano, los niños disfrutan a lo largo del verano de distintas actividades como excursiones. Esta semana pasada les tocó disfrutar de la playa a niños de las zonas de El Tranvía, San Jerónimo (Taco) o Las Chumberas, entre otras. En el mes de junio se apuntan los niños y Cruz Roja realiza las actividades con ellos desde bien temprano durante los meses de julio y agosto. Gincanas, fútbol o baloncesto en el agua y otros juegos dentro del mar son los protagonistas de una jornada distinta en la que los menudos de a casa disfrutan sin parar. "Les damos el desayuno y están con un grupo de monitores haciendo actividades durante toda la mañana, hasta la una y media de la tarde, aunque esta jornada que hemos venido a la playa nos saltamos un poco ese horario,ya que saldremos de la playa algo más tarde rumbo a los centros ciudadanos, donde los padres recogerán a sus hijos".

Eva Pérez explica que en septiembre desarrollarán un proyecto que se llama Mujeres a la Playa y en el que participarán unas 1.200 mujeres de edad avanzada. "Es un programa que se desarrolla todos los años, de marzo a junio y de septiembre a noviembre, que se acuerda con el Ayuntamiento de La Laguna y los monitores de Cruz Roja las acompañan al agua, hacen gimnasia con ellas dentro y fuera del mar, pero además, hacemos manualidades bajo una carpa", que está muy cerca del puesto de socorro de Cruz Roja en esta playa.

Raquel Maíz afirma que acude a la playa de Las Teresitas todos los días desde Santa Cruz, y lo hace en bicicleta. Hace algo de gimnasia, estiramientos y, luego, al agua a nadar un rato antes de regresar a casa. "Hay que venir bien temprano para no coger las horas de más sol y aprovechar cuando la playa está casi vacía", dice esta argentina que se encuentra en la Isla pasando una temporada de visita en casa de su prima, aunque comenta que vivió en España durante 20 años cuando vino a estudiar.

"Es una playa relinda", apunta para señalar que en su país, "muchas de las playas cuentan con negocios de carpas y sombrillas y hay que pagar por temporada la carpa, mientras que solo dejan apenas unos metros de espacio frente a la orilla para quienes no contratan estos servicios". "Me parece ridículo, porque las playas deben ser espacios públicos para que la gente los disfrute como mejor les parezca", subraya.

Moisés González es un jugador del equipo de fútbol Unión Tejina y señala que viene "dos o tres veces en semana" ahora que está preparándose de cara a la pretemporada. Corre por toda la orilla de la playa hasta hacerse "unas 20 playas" de media. "Ahora estoy viniendo solo, por las mañanas, pero cuando empiece la pretemporada venimos todo el equipo". "Hay que venir tempranito o por la tarde, cuando el sol no aprieta tanto" y opina que "esta playa tiene una arena muy buena porque es bastante compacta y no se hunde al correr".

Dolores Darias, María Reyes Correa y María Dolores Álvarez son tres mujeres que acuden habitualmente a la asociación de vecinos de Tíncer y están también apuntadas dentro de los programas de actividades que desarrolla Ansina con los mayores de la Isla. Aseguran que lo pasan "tan bien" viniendo a la playa a hacer actividades que reclaman que "deberían ponerlo durante más tiempo, porque un mes solo nos sabe a poco". "Hacemos gimnasia, manualidades y otras actividades que también se organizan con el Ayuntamiento" de Santa Cruz de Tenerife, relatan mientras recorren a pie la orilla de la playa de un lado a otro, pertrechadas de su bañador y unas gorritas blancas que las protegen de este castigador sol de julio que, según parece, acompañará también en agosto a bañistas y deportistas que quieran acercarse a esta playa de arena rubia, aunque sea de importación sahariana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine