Tradiciones

Artesanía por la Virgen de Candelaria

Más de 40 profesionales de los oficios tradicionales se dieron cita el fin de semana en la Muestra de Artesanía Canaria de Candelaria

01.08.2016 | 02:32
Artesanía por la Virgen de Candelaria
Artesanía por la Virgen de Candelaria

La Muestra de Artesanía Canaria de Candelaria acogió desde el sábado y hasta ayer a 41 artesanos llegados desde cualquier rincón de la Isla. Distribuidos en carpas, los profesionales mostraban sus productos a todo aquel que se aproximaba a su stand. "A mi hermana y a mí, nos está yendo muy bien, la verdad", aseguraba María Candelaria Henríquez mientras marcaba una de las telas que le servirán para hacer los calados.

María Candelaria y su hermana aprendieron a calar gracias a la tía de ambas. "Cuando éramos pequeñas íbamos a ayudar a nuestra tía, quien nos fue enseñando poco a poco", relató la artesana de los calados para añadir que mucho de los conocimientos adquiridos sobre este arte tradicional, lo aprendieron viendo trabajar a las mujeres que eran mayores que ellas.

La Muestra de Artesanía Canaria. Fomento de las Tradiciones, organizada desde el Área de Empleo, Comercio, Industria y Desarrollo Económico del Cabildo de Tenerife en colaboración con el Ayuntamiento de Candelaria, a través de la Concejalía de Identidad Canaria, se enmarca dentro de los actos en honor de las fiestas de la Virgen de Candelaria, Patrona de Canarias.

Muchos tinerfeños y también turistas recorrían en la mañana de ayer los diferentes puestos ubicados en la calle Condes de Abona. "Vinimos a ponerle unas flores a la Virgen y nos encontramos con los puestos, así que estamos echando un vistazo", afirmó Antonia Hernández mientras recorría la zona de los diferentes stands en los que se podían conocer los 16 oficios artesanos. Desde marroquinería, pirograbado, calado, muñequería, carpintería tradicional, almazuela, vidriería, ganchillo, instrumentos musicales de percusión, alfarería tradicional, decoración de telas, torneado de la madera, bordado, cuchillería, cestería, vidrio y reciclaje de materiales. Este último es el caso de Cristina Valdés, una artesana que no solo recicla los viejos cd's, sino que, además, los convierte en vistosas joyas.

Valdés explicó que la idea de utilizar los antiguos cd's para sus colecciones de joyas surgió hace unos diez años. "Me dedicaba a la esculturas y a las instalaciones. Un día, me encargaron que hiciera una instalación con muy poco presupuesto así que empecé a experimentar con botellas de plástico", manifestó la artesana, quien precisó que "ahora trabajo con los cd's. Puede que más adelante comience a experimentar con otros materiales".

En su puesto, denominado Artaps, se pueden encontrar desde pendientes, brazaletes, collares e incluso, sombreros. "No solo reciclo este material, un aspecto que es muy importante para mí, sino que, además, es un material que no pesa y que si se cae al suelo, no se rompe porque es resistente", comentó Cristina Valdés.

Además, esta artesana procura que todas sus piezas conserven algo del material con el que los realiza. Así, cuando se le da la vuelta a uno de los brazaletes, por ejemplo, se puede ver parte de la serigrafía del cd que empleó para darle forma.

Esta feria, que también contó con actividades de dinamización como talleres y la actuación de la Agrupación Folclórica Igonce, de Araya de Candelaria, sirvió para dar a conocer a todos los que se acercaban hasta los puestos la existencia de dos oficios que actualmente se encuentran en peligro de extinción, como son la cuchillería, del que tan solo quedan tres artesanos en la Isla, y la cantería, un oficio de gran recorrido en el pasado de Canarias y que hoy casi ha desaparecido.

Algunos puestos más arriba de donde se exponen los cuchillos, se encuentra el stand de Tomás Hernández, quien se dedica desde 1977 a tejer piezas para los trajes tradicionales de la Isla. Su actividad como artesano no le impide transmitir sus conocimientos a todos los que estén interesados en aprender este oficio.

"No se trata solo de tejer, pues también tienes que hacer muchos cálculos para que las prendas tengan los dibujos que buscas", explicó Hernández, quien aseguró que su oficio requiere mucha concentración, "por eso, siempre le digo a mis alumnos que no pueden estar hablando mientras colocan los hilos o mientras tejen, pues nos podemos distraer y cometer errores en las piezas".

Pese a dedicarse a la elaboración de piezas para los trajes tradicionales de Canarias, Tomás Hernández también elabora "piezas que son más para exposición", unos productos que llevan horas de trabajo, coinciden todos los artesanos en precisar, y por los que no se puede cobrar por el tiempo que emplean en su elaboración, ya que nadie los compraría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine