La renovación de las políticas sociales en Canarias

Los beneficiarios de los servicios sociales tendrán un historial único

El borrador de la ley canaria contempla una cartera de prestaciones y el acceso universal de los ciudadanos a todos los recursos públicos

21.07.2016 | 12:13
Una voluntaria de Cruz Roja atiende a una anciana en Tenerife.
Patricia Hernández
"Hacer uso de los servicios sociales ya no es una cosa de pobres"

 
"Se pretende empoderar a los ciudadanos con este documento"

 
"Se acaba el ´te hace falta un papel´ para recibir una ayuda porque todo se agiliza"

 
"La ley fija las herramientas para controlar la calidad de los servicios"

"30 años después se da un paso fundamental en la atención social de Canarias"

 
Vicepresidenta de Canarias

 

 

Aspectos novedosos

  • Profesional de referencia: Ventanilla única. La consejera de Políticas Sociales, Patricia Hernández, presentó ayer el borrador de la nueva Ley de Servicios Sociales, tras seis meses de retraso del compromiso adquirido por el presidente Fernando Clavijo en su investidura. Hernández justificó la demora en que la norma ha sido negociada con entidades sociales, instituciones y colegios profesionales. Como novedad, se crea una ventanilla única para el acceso a los servicios sociales. Las demandas serán tramitadas en los ayuntamientos por un profesional de referencia, que será de libre elección, y que hará el diagnóstico de la situación social del ciudadano y lo derivará donde proceda, pero será como su "médico de familia".
  • Tarjeta social: Historia personal. Estos profesionales con los informes de las demás administraciones elaborarán una historia única de cada perceptor donde constarán todos sus datos, como qué ayudas tiene, si es familia numerosa, si es víctima de violencia de género o tiene alguna discapacidad, datos que contendrá la tarjeta social única, de características similares a la tarjeta sanitaria.
  • Cartera de servicios: Todos los recursos. Un reglamento de la ley desarrollará una cartera de todos los servicios a los que se pueden acoger los usuarios de prestaciones sociales.
  • Observatorio: Control de calidad. Se crea un observatorio con técnicos para controlar la calidad de los servicios.

Los usuarios de los servicios sociales tendrán un historial único de atención. El Gobierno regional presentó ayer el borrador de la futura ley de servicios sociales de Canarias, un documento que permitirá que los ciudadanos que hagan uso de los recursos de atención social dispongan de una tarjeta en la que quede registrado cada uno de sus movimientos. Su funcionamiento, similar al de la actual tarjeta sanitaria, permitirá agilizar todos los procesos de petición de ayudas y facilitar el control de las autoridades.

A través de este documento, que según la consejera de Políticas Sociales podría estar incluida en la misma tarjeta sanitaria, se eliminará la situación a la que se enfrentan ahora los usuarios de los recursos sociales de tener que contar y repetir su historia a cada trabajador que lo atiende. "Se acabó dar tumbos por las diferentes administraciones para pedir un papel", concretó la también vicepresidenta del Ejecutivo regional. El borrador tramitará no solo las ayudas de emergencia social si no que también creará un sistema que permitirá centrar toda la información de los usuarios bajo un mismo soporte que siempre garantizará la protección de datos de los ciudadanos.

Universal

A esta tarjeta podrá acceder toda la población ya que, según remarcó en varios ocasiones Hernández, "todos somos potenciales usuarios de los servicios sociales". Las familias numerosas, las que quieren adoptar o aquellas que piden una ayuda por falta de recursos "son también usuarios de los servicios sociales en algún momento", concretó la socialista. "Se acabó pensar que hacer uso de los servicios sociales es cosa de pobres", sentenció. Los servicios sociales, añadió la consejera, pasarán ahora a ser "un derecho" de los ciudadanos.

Entre las propuestas que establece este borrador -que se llevará al Gobierno, después pasará a exposición pública y luego al trámite parlamentario- está la creación de una ventanilla única de acceso a la atención social que se pondrá en marcha en la administración más cercana para los ciudadanos. Por lo general, esta se ubicará en los ayuntamientos donde se estudia cómo poner en marcha que los usuarios tengan una persona siempre de referencia, un trabajador social que será de libre elección por el ciudadano y que hará el diagnóstico de la situación social del vecino que reclama la ayuda.

Médico de familia

La intención del actual equipo de Gobierno es que este profesional de lo social sea "una especie de médico de familia" como los que se encuentran en los centros médicos y que conocen, por lo general, el historial de sus pacientes. Aquí entra en juego la colaboración con la Federación Canaria de Municipios (Fecam) para dar estabilidad a los puestos de los trabajadores sociales municipales ya que muchos de estos, en la actualidad, trabajan mediante convenios concretos que se prolongan tan solo durante meses.

No existe una partida presupuestaria fijada para sacar adelante todas las propuestas que plantea el borrador aunque la socialista dejó claro que será "una inyección importante" de recursos.

El documento, con el que se pretende "empoderar" a los ciudadanos, llega 30 años después desde que aprobara la anterior normativa todavía en vigor. "Fue una ley buena pero que ahora se ha quedado obsoleta", valoró Hernández, quien además anunció que el nuevo documento contemplará una cartera de servicios y prestaciones que podrá consultarse por todos los vecinos. "Muchos ahora no saben a qué pueden ayudas pueden acceder", subrayó. Se pondrá en marcha por tanto un sistema canario de servicios sociales donde antes había "caos y desorden" y donde ahora habrá coordinación entre las diferentes áreas y administraciones implicadas.

En el borrador de la Ley se recoge también el compromiso de calidad de los servicios que se presten a los ciudadanos. Para velar porque sea así está prevista la creación del Observatorio de los Servicios Sociales de Canarias, un órgano de participación continua de los diversos agentes que participan en el proceso por el que se concede ayuda a los ciudadanos que lo requieren. . Hernández se mostró convencida de que la coordinación entre administraciones permitirá agilizar la tramitación de las ayudas y facilitará además la información de qué ayudas se prestan y a quién.

Aunque de la nueva normativa se beneficiará toda la población siempre se dará prioridad a los colectivos más vulnerables como son las personas con discapacidad, las víctimas de violencia de género o los afectados por exclusión social. Esa es una de las razones por las que este borrador ha sido negociado con entidades sociales, instituciones y colegios profesionales.

El Consejo General de Servicios Sociales, encargado de elaborar este documento y darle su visto bueno, es un órgano colegiado de carácter participativo y consultivo que está compuesto por la Fecai (Federación Canarias de Islas), la Fecam (Federación Canaria de Municipios), organizaciones no gubernamentales, asociaciones vecinales y de lucha contra la pobreza y la exclusión social, los colegios profesionales, los sindicatos y las organizaciones empresariales. La elaboración del documento, según afirmó la consejera, ha sido participativo en todo momento y animó a todos los vecinos y diferentes a seguir prestando su colaboración ya que todavía se trata de un documento vivo para el que quedarán muchos meses para darle forma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine