Guía de Isora

Restauran un histórico horno de cal del siglo pasado en Guía de Isora

Se trata de uno de los símbolos de la zona de playa de San Juan por la importancia que tuvo la producción de cal como material de construcción

04.07.2016 | 18:38
Restauran un histórico horno de cal del siglo pasado en Guía de Isora

El Ayuntamiento de Guía de Isora ha restaurado el horno de cal, de 1950 y uno de los símbolos de la zona de playa de San Juan por la importancia que tuvo la producción de cal como material de construcción.

Así lo ha recordado hoy el edil de Urbanismo y Desarrollo Turístico de Guía de Isora, José Miguel Mesa, quien comenta que la restauración ha consistido en la recolocación de las piedras que han sido desplazadas por el efecto de las mareas y la aplicación final de un barniz protector del agua marina.

"El objetivo es que este importante símbolo e icono para los playeros se mantenga en buenas condiciones el mayor número de años posible", ha explicado José Miguel Mesa.

Las obras han durado alrededor de dos meses y ha sido la construcción del actual paseo marítimo de Playa San Juan en el año 2000, "las que permitieron recuperarlo hace ahora 15 años", señala el edil.

El horno de la cal, actualmente en desuso, se encuentra debajo de un pequeño acantilado al final del paseo marítimo junto a la zona de baño principal de Playa San Juan, también conocida por la Playa Grande.

En la década de los años 30 del siglo pasado se inicia la industria de la fabricación de cal, que tuvo como precedente dos hornos anteriores.

Sólo se recuerda la ubicación de uno de ellos, que se encontraba situado en el barranco de San Juan o de Guaria, a la altura de Lomo El Balo, que fue derruido.

Según ha relatado un familiar del antiguo propietario del Horno de la Cal que aún se conserva en Playa San Juan, Carlota Cobo Hernández, fue en 1950 cuando se acomete la construcción del actual horno, propiedad de Antonio Hernández Santana.

Al parecer la obra, que tardó un año en construirse bajo la supervisión de un técnico especializado en hornos, fue ejecutada por obreros jóvenes del pueblo.

En 1951 el horno ya producía cal que se obtenía de piedra que provenía de Fuerteventura en barcos.

Por el gran calado del barco que transportaba la piedra caliza, fondeaba en la costa e iban descargando la mercancía paulatinamente mediante una lancha que la acercaba a la orilla de la playa.

La altura del horno, uno de los mayores que se conocen, permitía una gran producción de cal que se distribuía en camiones a distintas zonas de la Isla.

La cal era utilizada también como desinfectante de viviendas por enfermedades contagiosas, para prevenir la putrefacción de aguas estancadas e infecciones en los enterramientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine