Arona

Los afectados del derribo del edificio de Los Cristianos volverán a casa antes de 15 días

El Ayuntamiento inicia el derrumbe de la parte del inmueble que quedó en pie tras el desplome

21.06.2016 | 01:59
Los afectados del derribo del edificio de Los Cristianos volverán a casa antes de 15 días

Los 48 familias desalojadas por el derribo controlado del edificio de Los Cristianos que se desplomó hace dos meses causando la muerte de siete personas podrían volver a casa antes de los 15 días previstos. Así lo anunció ayer el alcalde del municipio, el socialista José Julián Mena, en el primer día de actuación en el derrumbe. Mena destacó "la rapidez y el buen ritmo" de las obras, "lo que permitiría mejorar el calendario de trabajo y que, por lo tanto, los vecinos afectados pudieran venir a sus casas cuanto antes". "Tanto la dirección facultativa como la técnica me han comunicado que, por ahora, no ha habido ningún tipo de complicación, lo que ha facilitado la rapidez de la ejecución de la obra", detalló el primer mandatario.

La demolición de la estructura del inmueble número 12 de la calle Valle Menéndez comenzó ayer a las 08:00 horas tras el desalojo voluntario de las familias afectadas a las que el Consistorio ha reubicado en otros pisos y apartamento del municipio. Según informó el alcalde de la localidad, el primer paso consistió en abordar la "parte más complicada de la actuación". "La parte del inmueble de la calle Amalia Alayón era la que tenía más riesgo debido a la verticalidad del edificio", explicó Mena, quien apuntó que "a lo largo de esta mañana ya hemos conseguido tener la misma cota que los inmuebles colindantes".

Para el equipo, formado por una decena de operarios, el principal riesgo se encuentra ahora, en la losa superior. "Se trata de una losa de hormigón que se corresponde con el último cuarto, el cuarto de entrada a la terraza", señaló Mena. El alcalde aseguró que "ahí es donde se están centrando los trabajos". "Tenemos que ir desprendiéndola poco a poco y procurando que tire hacia abajo", recalcó el alcalde.
Otra de las preocupaciones de los responsables de la actuación es el comportamiento que muestre la estructura del edificio. Por eso, el inmueble se ha acordonado con cables acerados de gran resistencia que, según destacó Mena, "permitirían controlar un desplome en caso de que el edificio vuelque hacía un lado que no teníamos previsto".

Por su parte, el arquitecto de la obra, Javier Álvarez Muñoz, detalló que varios técnicos se encuentran en los edificios colindantes "para comprobar como se producen las grietas en el edifico Linares y en la conocida como casa azul". El experto también destacó el buen ritmo de la actuación y aclaró que los parones se deben a medidas de trabajo. "Analizamos como se está comportando la estructura del edificio, lo valoramos y damos orden de seguir con su ejecución", señaló Álvarez.

En cuanto a la investigación de las causas del desplome, el alcalde del municipio reveló que aún se desconocen los resultados. "Estamos haciendo todas y cada una de las investigaciones correspondientes y aún no sabemos nada. Una vez tengamos toda la información, la haremos llegar de manera transparente", recalcó Mena

Tristeza

Para los vecinos de la zona afectada el de ayer era, también, un día "triste". Así lo reconocía Javier Rivero, quien era testigo de cómo se iba a abajo la vivienda de su suegra. "Llevaba 35 años viviendo ahí, es muy difícil de llevar", reconoció el joven.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine