Más de la mitad de la superficie agrícola de Tenerife está sin cultivar

Un total de 24.572 hectáreas de terrenos aptos para sembrar están abandonadas

19.06.2016 | 02:00

Más de la mitad del terreno agrícola de Tenerife no está cultivado. Esto es lo que apunta un estudio realizado por el Servicio de Planificación de Obras y Ordenación Rural de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas hecho público recientemente, que señala que 24.000 hectáreas no están siendo utilizadas por los agricultores de la Isla, lo que supone dejar la superficie equivalente a 24.000 campos de fútbol listos para sembrar en estado de abandono.

El informe también apunta que los terrenos agrícolas representan el 21% de la superficie total de la Isla, o lo que es lo mismo de cada 100 metros cuadrados solo 21 se pueden cultivar. De las 43.000 hectáreas de las que dispone Tenerife, apenas el 41% está produciendo, lo que apenas supera las 18.000 hectáreas.

Este mapa de los terrenos agrarios de la Isla forma parte del estudio La agricultura canaria a principios del siglo XXI, que aporta datos sobre el uso que se hace de estas parcelas en Canarias desde principios de este siglo. En él se diferencia dentro del sistema agrícola los terrenos cultivados, los que están sin cultivar y los pastizales, que en Tenerife apenas son 179 hectáreas en toda la Isla.

El estudio se realizó durante varios años en todas las Islas y los informes de Tenerife pertenecen a los años 2001 y 2008. En ese intervalo temporal no se producen cambios muy significativos en el abandono de cultivos, que descienden poco más de 2.000 hectáreas. Algo que corrobora lo que apuntan los autores de este informe, quienes indican que la mayor parte del terreno agrícola abandonado dejó de sembrarse hace bastantes años, sobre todo en la década de los sesenta y setenta, cuando cientos de agricultores atraídos por los sueldos y las condiciones del sector turístico dejaron atrás décadas de vida en el campo.

El informe también evidencia cuáles eran los cultivos más representativos en la Isla a principios de este siglo. El terreno dedicado a los pequeños huertos era el más extenso, ya que estas parcelas ocupan más de 6.000 metros cuadrados. El sector vitivinícola es el segundo más representado, ya que en la Isla se cultivaban en el 2008 un total de 4.560 hectáreas para producir los caldos tinerfeños. Muy de cerca le siguen las plataneras, cuyo terrenos se extendían hace ocho años por 4.054 hectáreas.

El informe también dedica estudios pormenorizados de la evolución de dos de los cultivos con más incidencia en la Isla: la papa y el tomate.
El primero de ellos pasó de ocupar 7.782 hectáreas a principios del siglo XXI en Tenerife a apenas sobrepasar las 500 siete años después, lo que supone una reducción de nueve de cada 10 hectáreas que se mantenían en producción. Los autores del informe apuntan a la introducción de la polilla que afecta a este tipo de cultivo, como el motivo más probable para que progresivamente se haya ido abandonando su producción, tal y como ha ocurrido en otras islas.

Algo similar ha ocurrido con el tomate, que en el año 2001 ocupaba 1.316 hectáreas de superficie cultivada en la Isla, mientras que en el 2008 apenas superaba las 180, debido a la profunda crisis que sufrió el sector debido a la competencia del tomate marroquí y los recortes en la ayuda al transporte, entre otros factores.

Los autores del Mapa de cultivos de Canarias, del que forma parte el tinerfeño, apuntan que este estudio evidencia la movilidad del campo, en el cambian tanto la cantidad de hectáreas cultivadas como lo que se produce en ellas.

Los autores también sentencian que un terreno agrario abandonado en la actualidad no tiene por qué mantenerse siempre de la misma manera, ya que puede ser recuperado con el tiempo si las condiciones son propicias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine