Tegueste

Los escolares de cuatro colegios aprenden lenguaje de signos

15.06.2016 | 11:45
Los escolares de cuatro colegios aprenden lenguaje de signos

Si las manos pueden fabricar maravillas como un monumento, una escultura o un instrumento musical, también son capaces de crear palabras, frases e historias. Esto fue lo que aprendieron ayer los escolares de los cuatro colegios Tegueste a través de la actividad Olas de Signos, una iniciativa de la Fundación Canaria para el Sordo (Funcasor) para celebrar el Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas.

Con esta iniciativa, el objetivo es que los más pequeñas de la Villa se conciencien de la importancia del lenguaje de signos como fórmula para superar la barrera de la comunicación que supone la sordera. Además, desde la institución pretenden informar y concienciar a la sociedad sobre la situación de las personas sordas que comunican en lengua oral.

Los alumnos aprendieron por la mañana, a través de varios talleres, cuentos y juegos, el lenguaje de signos y se concienciaron de su importancia, lo que sin duda les permite estar plenamente integradas a las personas sordas en la sociedad. Ya por la tarde, Funcasor también programó una serie de acciones para concienciar sobre este mismo ámbito al resto de la sociedad. Entre otras actividades, se llevaron a cabo canciones signadas, ponencias, la actuación de Ida Susal y Batucada Musicando sin Barreras y una yincana en Lengua de Signos.

La Fundación Canaria para el Sordo es una institución privada, de interés público y sin ánimo de lucro, con carácter asistencial, formativo, cultural y de servicios para las personas sordas y sus familias. Dicha institución nació a partir de la preocupación mostrada por los miembros de los movimientos asociativos de padres y madres de personas con discapacidad auditiva de la isla de Tenerife ante la dimensión que alcanzaban los problemas que tenían sus hijos y a los que no podían hacer frente por separado.

De la fusión de la Asociación de Padres y Amigos del Sordo de Tenerife (Aspas) y de la Asociación Tinerfeña de Padres de Niños Sordos (Astipansor) surge el 4 de mayo de 1992 Funcasor, que desde entonces promueve el aprendizaje del lenguaje de signos por la sociedad tinerfeña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine