Tenerife solo tendría reservas de comida para una semana si se quedara aislada

El servicio técnico de Agricultura del Cabildo destaca el aumento de huertos para el autoconsumo ante la alta dependencia del exterior y como consecuencia de la crisis

12.06.2016 | 13:11
Tenerife solo tendría reservas de comida para una semana si se quedara aislada

Las reservas de alimentos acumuladas solo darían para cubrir las necesidades de los habitantes de Tenerife durante una semana si se produjera un bloqueo del transporte con el resto del Archipiélago. Así lo advierte el servicio técnico de Agricultura y Desarrollo Rural en su memoria de 2015, publicada a finales del pasado mes de abril. En el documento, la agente coordinadora de Extensión Agraria, Carmen Calzadilla, informa de que la preocupación "creciente por los bajos niveles de autoabastecimiento del mercado insular y su altísima dependencia del exterior", así como "la grave situación social en la que se encuentran muchas familias", ha dado lugar al fomento de muchos huertos colectivos de autoconsumo y añade que creación de la mayor parte son a iniciativa de los ayuntamientos, aunque también destaca el aumento de la recuperación de los terrenos familiares, "a menudo, sin experiencia ni formación".

El texto, publicado en el boletín digital Agrocabildo, recoge el consenso que existe entre todas las administraciones y particular para cultivar los espacios desde una perspectiva ecológica y resalta que este servicio dependiente de la Institución presta apoyo en este ámbito. El departamento asesora en el diseño de los huertos y la planificación de cultivos y cultivo ecológico de hortalizas y Carmen Calzadilla destaca que el trabajo más importante que se ha abordado para mejorar el autoconsumo y la soberanía alimentaria se ha llevado a cabo con los cabreros del Valle de La Orotava a través de un plan puesto en marcha en 2014.

Según detalla, el objetivo de esta iniciativa es intentar mejorar las condiciones en las que se encuentran los ganaderos y sus familias, la mejora de la formación y su propia organización, así como la visibilización y la valoración de un "legado cultural de enorme importancia para la Isla, que entronca directamente con la cultura ganadera precolonial".

Este grupo de cabreros del Valle está formado por aproximadamente medio centenar de familias que cuentan con más de 5.500 cabras y el problema, tal y como consta en esa memoria, es que encuentran muchas dificultades para realizar el pastoreo en la zona, "altamente urbanizada" y en la que las rutas tradicionales "a menudo han sido convertidas en calles".

En el documento se destaca el trabajo intenso que realiza la Oficina de La Orotava con este colectivo y con los ayuntamientos del Valle con el fin de intentar trazar unos caminos de pastoreo que permita a los ganaderos continuar con su actividad sin que los vecinos sufran molestias. Detalla que se han celebrado diversas reuniones entre estos implicados vecinos para tratar de llegar al consenso, pero añade que también lleva a cabo acciones en otros aspectos, como en la elaboración de quesos (ya que tras el cierre de la quesería de Benijos han proliferado la producciones propias) o la posibilidad de reintroducir la actividad en la Corona Forestal como método de limpieza de malezas, útil para el control de incendios forestales. El servicio técnico recuerda que son los ayuntamientos del Valle de La Orotava (La Orotava, Los Realejos y Puerto de la Cruz) los que deben tomar las decisiones oportunas.

Acciones durante el pasado año

El servicio técnico de Agricultura y Desarrollo Rural del Cabildo de Tenerife indica que en la Isla hay una ausencia de cultura y vocación emprendedora entre la juventud agraria, de ahí que el área haya puesto en marcha herramientas para apoyar la profesionalización y el relevo generacional en el sector. Una de ellas es el Programa Agrojoven, un programa de asesoramiento que además va acompañado de los Premios Agrojoven, galardones con los que se reconocer los proyectos en este ámbito. Entre 2012 y 2015, 36 personas se beneficiaron de esta iniciativa y la mayoría de los participantes fueron hombres. En el pasado año, además, se concluyó la investigación realizada a las agricultoras y ganaderas de la Isla. En ese periodo, el número de mujeres que asistieron a actividades formativas fue de 1.536, un número que representa el 28,64% de los inscritos en total. Esa cifra, sin embargo, supone un crecimiento de un 10% si se tienen en cuenta los primeros datos segregados por sexos.

Por otro lado, el servicio también llevó a cabo en 2015 acciones, como la mejora de técnicas de producción y la conservación, relacionadas con distintos ámbitos (platanera y subtropicales, la papa blanca y de color, viticultura y enología, frutales templados, horticultura intensiva y cereales y leguminosas). De igual forma, realizó actuaciones para impulsar la valorización y comercialización de productos locales. En este punto, el área destaca en su memoria de 2015 la contratación de dos campañas de promoción, y es en el presente ejercicio cuando se realice la mayor parte de las emisiones. Otro bloque en el que trabajó fue en el de la sostenibilidad, la soberanía y la seguridad alimentaria, como con la formación en el manejo de agroquímicos y la producción de compost. Además, se suman las iniciativas que tienen que ver con la cualificación, el empleo y la empresa rural; el patrimonio rural y la agricultura ecológica; la conservación de la biodiversidad agrícola; el riego y la fertilización; el apoyo a los agricultores para la tramitación de ayudas y otras gestiones; la transferencia de la tecnología; y las publicaciones periódicas para informar al sector.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine