Santa Cruz

El Carnaval se sube al escenario

Varios de los tradicionales personajes de la fiesta chicharrera preparan estos días una obra teatral sobre el emblemático bar La Viña del Loro, que cerró en la década de los 70

12.06.2016 | 02:00
La compañía teatral que prepara una nueva obra sobre La Viña del Loro.

La Viña del Loro fue un bar que estuvo abierto cerca del Puerto de Santa Cruz de Tenerife hasta los años 70 del siglo pasado. Más que un local, era una cueva, y al visitante siempre lo recibía un loro que hacía las delicias de todos aquellos que acudían al establecimiento a beber vino a granel, charlar con amigos y desconocidos y pasar el rato. Poco o nada queda de aquel lugar hoy en día pero un grupo de amantes de la historia de Santa Cruz trata ahora de rescatar las incontables historias que se produjeron en este emblemático enclave a través de una obra de teatro.

Cuando se suban al escenario, a más de uno le resultarán familiares las caras que vea interpretando a los diferentes personajes de esta historia puesto que los actores no son otros que los míticos personajes del Carnaval de Santa Cruz. La lecherita, Don Ciruelo o los Nazis interpretan estos días unos papeles muy diferentes a los que están acostumbrados a encarar durante las carnestolendas chicharreras. Los primeros ensayos de esta obra, de la mano del guionista Cirilo Leal y el director Óscar Bacallado, se producen desde hace unas semanas en uno de los salones del Orfeón La Paz de La Laguna.

Cirilo Leal lleva, desde 1977, empleando el periodismo para rescatar las historias de Canarias. Comenzó trabajando con un grupo universitario con el que terminó relatando las vivencias de los cambuyoneros y que fue interpretada por ellos mismos. Aquella creación fue representada en el Teatro Guimerá de Santa Cruz, en locales de asociaciones de vecinos de Ofra, y en espacios de Garachico, entre otros lugares. "No entregué el guion, simplemente les explicaba una situación a los intérpretes y, así, la obra iba cambiando dependiendo del público que nos encontráramos", relata Cirilo Leal.

Hace diez años dio forma a la obra Bajo un mismo cielo, sobre la realidad de los inmigrantes que llegan a las Islas. En esta nueva propuesta trabajaron parte de los integrantes del grupo original de 1977 y algunos de los míticos personajes del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, a quien Leal había conocido durante la investigación que llevó a cabo para la redacción de un libro. Un grupo de unas 20 personas recorrió las Islas.

El año pasado comenzaron a trabajar en Tiempos mejores, una obra sobre las prospecciones petrolíferas que Repsol quería llevar a cabo en aguas canarias. Sin embargo, estos días se centran en la representación que quieren llevar a los escenarios en los próximos meses y que se centra en las anécdotas de La Viña del Loro.

Óscar Bacallado resalta que los actores jamás se han formado pero hace hincapié en "el compromiso" que demuestran en los ensayos que realizan cada semana. "Son personas acostumbradas a trasmitir de una forma determinada, amoldada a la interpretación en la calle. Su reto es encontrar el término medio para poder interpretar sobre un escenario", explica Bacallado, quien se centra estos días en que los personajes del Carnaval practiquen la memorización puesto que la improvisación ya la dominan.

Cirilo Leal destaca la capacidad de improvisación de todos los integrantes de esta compañía teatral. Francisco Mendoza es la persona que se esconde tras La lecherita. Cirilo Leal asegura que ha sido "la gran revelación" de este proyecto y explica que, aunque interpreta al mismo personaje que los santacruceros están acostumbrados a ver en cada nueva edición del Carnaval de Santa Cruz, "es capaz de transformarse y lo que ha aprendido a lo largo de este tiempo también le ha servido para enriquecer la historia de La lecherita", comenta el guionista.
Mendoza asegura que "está siendo muy divertido" poder participar en esta experiencia puesto que siempre he participado en el Carnaval, en la gran fiesta popular, pero subirme a un escenario conlleva tener una gran responsabilidad. Además, resalta que formar parte de esta compañía teatral le permite hacer cosas durante todo el año.

Jerónimo Rodríguez es uno de los Nazis que achanta a los carnavaleros santacruceros. Su personaje casi habla durante estas fiestas por lo que, explica, una de las cosas que más le ha costado a la hora de participar en las obras teatrales es tener que hacer frente a los diálogos. ?

Vicente García está detrás de Don Ciruelo y destaca que las funciones de teatro le están encantando "porque, una vez que se encienden los focos no se ve al público y eso hace que no esté tan nervioso", sentencia. García acudió a La Viña del Loro en alguna ocasión y comenta que, de esta forma le será más sencillo enfrentarse a la obra a la que estos días dan forma.

Merche Fernández, Esther Chávez y Mari Baute son las tres únicas mujeres del grupo. Reconocen que es todo un reto enfrentarse a esta experiencia junto a los personajes del Carnaval. A igual que muchas de sus compañeros, prefieren improvisar durante las funciones.

Ya sea aprendiéndose el guion de principio a fin o dejándose llevar por el momento, los diez actores integrantes de esta compañía de teatro ponen toda su pasión en los ensayos que protagonizan cada semana. La nueva obra a la que dan forma será la excusa perfecta para conocer la historia de La Viña del Loro pero, también, para descubrir el talento que se esconde detrás de los personajes del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine