Tenerife necesita 28 veces su territorio para mantener su estándar de vida

El dato revela la necesidad de disminuir la huella ecológica insular, ya que se están consumiendo más recursos de los que se generan

10.06.2016 | 13:54

Tenerife necesita 28 veces su territorio para mantener su estándar actual de vida, dato que revela la necesidad de disminuir la huella ecológica insular, ya que se están consumiendo más recursos de los que se generan.

Para disminuir esta dependencia del exterior, el Cabildo de Tenerife trabaja en un nuevo modelo de gestión integral de los residuos para conseguir una isla con vertido cero, tal y como exige la Unión Europea de cara al futuro.

El jefe del servicio técnico de Desarrollo Sostenible del Cabildo de Tenerife, Alejandro Molowny, ha explicado en una entrevista a Efe que los esfuerzos de la corporación insular van dirigidos a implantar un sistema de gestión y tratamiento de residuos que siga los principios de la economía circular que propone la Unión Europea y que, además, sea neutro en emisiones de efecto invernadero, para contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Alejandro Molowny, que ha impartido una ponencia en el congreso "Tenerife + Sostenible", ha detallado que el objetivo es evitar las actuales tasas de vertido, mediante un aumento de la separación de residuos y la recogida selectiva.

Ello permitirá desarrollar un mercado de materias primas secundarias y promocionar la implantación de industrias recicladoras que conviertan lo que hasta ahora se consideraba residuos en recursos.

De esta manera, el Cabildo quiere rebajar el consumo de materias primas, disminuir la presión sobre el medio ambiente y reaprovechar al máximo los recursos.

Además, para disminuir la actual producción de residuos, ha planteado un modelo descentralizado de la gestión de recursos, que supondrá crear plantas de tratamiento más pequeñas y cercanas al ciudadano y de esta manera poner freno al crecimiento espacial del Complejo Ambiental de Tenerife, en Arico.

Se potenciará así el sector del empleo verde en la gestión y tratamiento de recursos, sector en el que actualmente trabajan en la isla 2.500 personas, dijo el experto.

Con el fin de reducir las emisiones de efecto invernadero, el jefe del servicio técnico de Desarrollo Sostenible del Cabildo de Tenerife ha explicado que está planificado que la instalación de plantas eólicas y fotovoltaicas en el Complejo Ambiental de Arico.

A todas estas propuestas, ha continuado, se sumaría el principio de "quien contamina, paga", por lo que sería necesario promocionar un clima social de responsabilidad ambiental y potenciar nuevos hábitos para la prevención y separación de los residuos.

Frente a la economía de usar y tirar, Molowny es partidario de una economía que considera todos los recursos parte del bien común y que contribuye a que Tenerife sea una isla "más sostenible para una sociedad más avanzada".

Solo así se podrá avanzar en la gestión de recursos en la isla, donde en treinta años se ha pasado de más de 200 puntos de vertido a un único vertedero controlado, el de Arico, para en el futuro evitar cualquier tipo de vertido y hacer recircular la economía pasando de residuos a recursos.

Fue en los años noventa cuando comenzó la recogida selectiva de basura en Tenerife, empezando por la separación del vidrio, y a partir de 2005 todos los municipios de la isla ya tenían contenedores específicos para separar los residuos, ha recordado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine