Santa Cruz

El Juzgado anula la sanción de 450.000 euros del Ayuntamiento a Emmasa

El Consistorio capitalino ha perdido la batalla judicial por un error formal y por una "mala estrategia jurídica"

10.06.2016 | 12:41
Instalaciones de Emmasa, en Santa Cruz de Tenerife.

La multinacional Sacyr Vallehermoso, socio mayoritario de Emmasa (Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz), ha ganado al Ayuntamiento la batalla judicial emprendida por la multa de 450.000 euros que el Consistorio le puso en 2013. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 ha declarado la caducidad del procedimiento sancionador que la Corporación local incoó contra Sacyr por "posible incumplimiento de obligaciones contractuales, al llevar a cabo 13 subcontrataciones a distintas empresas sin autorización municipal". Por lo tanto, la Justicia ha anulado dicha multa, estimando el recurso contencioso administrativo que presentó la multinacional.

El concejal de Servicios Públicos, el nacionalista Dámaso Arteaga, admitió durante una comparecencia solicitada por el Partido Socialista en la Comisión de Control celebrada ayer, que el Ayuntamiento ha perdido este procedimiento judicial por un error formal y por una "mala estrategia jurídica". "Hubo una discrepancia técnico-jurídica y al final se decidió imponer la sanción de una determinada manera que no ha sido la correcta.

El Consistorio hizo caso a los técnicos tal y como debe ser, pero el Juzgado ha considerado que el procedimiento está caducado", explicó el edil. El expediente fue tramitado en su momento por el técnico Víctor Reyes, investigado en diferentes procesos judiciales, como en los relativos al Parque Marítimo, a la Casa Siliuto y la Playa de Las Teresitas.

De todas formas, el concejal Dámaso Arteaga anunció ayer que el Consistorio reiniciará el expediente para sancionar a Emmasa. "Lo que nos ha ocurrido solo supondrá un retraso, pues volveremos a tramitar el procedimiento penalizador. Ya hemos dado instrucciones al servicio correspondiente para que lo incoe por los mismos hechos. La multa podría llegar hasta los 450.000 euros, ya que la infracción cometida está tipificada en los pliegos del contrato que se firmó con Sacyr en 2006 –con el que la multinacional pasó a encargarse de la gestión del agua en el municipio– como muy grave", manifestó el edil. Indicó que el Ayuntamiento tenía la posibilidad de recurrir la sentencia o la de reiniciar el expediente sancionador, y "finalmente hemos optado por la segunda vía porque, ahora, incluso disponemos de más elementos de valoración de los que teníamos hace algunos años".

En la sentencia judicial, en la que se obliga a la Corporación local a asumir las costas, se establece que el expediente ha caducado porque el procedimiento sancionador fue iniciado por el Ayuntamiento el 3 de diciembre de 2012 y resuelto el 27 de mayo de 2013, superando el plazo de tres meses previsto para estos casos. Los técnicos del Consistorio optaron por instruir el expediente sancionador mediante un trámite de imposición de penalidades como una incidencia del procedimiento de contratación no sujeto a plazo de caducidad. Sin embargo, el Juzgado, que ha considerado que "la aplicación de lo pretendido por el Ayuntamiento supondría una situación de grave inseguridad jurídica al no someter a plazo alguno y dejar al arbitrio de la administración la duración de un procedimiento que claramente es gravoso para el administrado", ha fallado que el expediente ha de tramitarse como si se tratase de un procedimiento administrativo ordinario. "Ahora sabemos cómo debemos hacer las cosas, por lo que no hemos perdido ese dinero", aclaró el concejal de Servicios Públicos.

Aunque el Juzgado ya no siguió entrando en el fondo de este asunto al declarar la caducidad de la sanción, Sacyr también alegó que la multa era desproporcionada y que fue Emmasa la que realizó las subcontrataciones, a lo que el Ayuntamiento respondió que "fue Sacyr quien suscribió el contrato con el Consistorio en 2006" y que "Emmasa es solo una empresa de gestión".

Por otra parte, el edil de Servicios Públicos recordó que también se están tramitando en la actualidad otras dos sanciones contra Emmasa, una por cobrar el agua a la empresa Danone por un precio más barato y otra por la ocupación de oficinas de la depuradora por Santacruceras de Aguas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine