La Laguna

El TS condena a dos años de cárcel a una exedil por apropiación indebida

Soledad Olano defraudó, según la sentencia, más de 220.000 euros a su tía anciana que le había confiado la administración de sus bienes al ingresar en una residencia

08.06.2016 | 12:09
Soledad Olano durante en pleno en La Laguna.

El Tribunal Supremo (TS) ha condenado a la abogada y exconcejal del Partido Popular (PP) del Ayuntamiento de La Laguna, Soledad Olano, a 2,5 años de prisión y una multa económica por un delito continuado de apropiación indebida, en la modalidad agravada por el valor de la defraudación. Con esta sentencia, el Tribunal Supremo reduce la condena que el año pasado había dictaminado la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, que ascendía a cuatro años de prisión. Según la sentencia, Soledad Olano se apropió del patrimonio de una tía anciana, que le había encomendado la administración de sus bienes. La cantidad defraudada alcanzó los 222.635.

Los hechos se remontan al año 2005, cuando la tía de la exedil lagunera sufrió una caída en su casa, tras la que estuvo ingresada en un centro médico y, posteriormente, en una residencia de mayores, donde estuvo hasta su fallecimiento en 2012. Debido a su estado, la afectada le otorgó un poder notarial a sus dos sobrinas, aunque la administración de su patrimonio la realizó solo Soledad Olano, ya que su prima vivía fuera de la Isla.

Según se explica en la sentencia, la condenada fue extrayendo dinero de la cuenta de su tía y llegó a cancelarla y transferir los fondos a otras cuentas, además de realizar "una confusión de patrimonio con el suyo propio, disponiendo de los ingresos de su tía no solo para atender los gastos y obligaciones de esta, sino los suyos propios".

Además, también se encargó de los alquileres de las viviendas de la afectada sin entregar dicho dinero. "Cobró los alquileres en mano desde que se hizo cargo en noviembre de 2005 hasta abril de 2008 sin que haya justificado el destino de las rentas cobradas, que o bien se apropió o bien empleó para pago de deudas exclusivamente suyas", aparece en la documentación. Por otro lado, también hizo obras importantes en la casa de su tía "que excedían las necesarias para su mantenimiento y conservación".

En un primer momento, la Audiencia la condenó a 4 años de cárcel y ocho meses de multa, con una cuota de seis euros, pero fue recurrida por la acusada. El Tribunal Supremo estima parcialmente el recurso presentado por la defensa al tener en cuenta la reparación parcial de la cantidad defraudada y al apreciarse la circunstancia de "dilaciones indebidas en su modalidad ordinaria", petición que es avalada por el informe del Ministerio Fiscal. Sin embargo, se desestima la vulneración del derecho a la presunción de inocencia y la del derecho a guardar silencio y a no declarar contra sí misma. La recurrente alega que le ha sido aplicada de forma errónea la doctrina de la sentencia del caso Murray, por lo que habría sido condenada por haberse negado a responder las preguntas de las acusaciones durante la vista oral del juicio. Pero, se descarta que se hayan infringido los derechos constitucionales.

La sentencia del TS concluye también la inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y una multa de seis meses, con una cuota diaria de seis euros, y responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas impagadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine