Del Palmétum a San Andrés: un carril-bici lleno de obstáculos y peligros

09.06.2016 | 16:28
Uno de los tramos más peligrosos del carril-bici a San Andrés.

El foro Tenerife por la Bici, que defiende el uso de la bicicleta en la Isla y la mejora y creación de carriles específicos para este transporte, ha colgado en las redes sociales un análisis de la senda que va desde el Palmétum hasta San Andrés, una vía ideal para el uso y disfrute de los isleños. Pese a su idoneidad (es llano, arranca en pleno centro de la capital, recorre el litoral chicharrero...), Tenerife por la Bici denuncia en este trabajo, reforzado con fotografías, multitud de obstáculos, contradicciones en las señalizaciones y puntos muy peligrosos para los ciclistas.

Pocas horas después de colgarlo en las redes, el análisis ha alcanzado una amplia difusión y ha encontrado incluso respuesta en los propios responsables del Ayuntamiento de Santa Cruz. El mismo alcalde, José Manuel Bermúdez, ha aplaudido esta visión crítica del carril-bici en Facebook y ha invitado a los responsables del foro a una reunión para tratar de buscar las soluciones necesarias para mejorar esta senda. Nira Llarena, una de las integrantes de Tenerife por la Bici, se mostró muy interesada en celebrar ese encuentro pues el foro considera que "se debe mejorar cuanto antes esta vía porque puede dar un impulso muy grande al uso de la bici en la Isla".

Así empieza en estudio presentado por Tenerife por la Bici. "El paseo Palmétum-San Andrés en bicicleta es uno de los recorridos más deseables para cualquier persona ya que se une el entorno urbano de Santa Cruz con el pueblo costero de San Andrés y, como premio final, con la playa de Las Teresitas, todo por el linde costero. Es tradicionalmente uno de los paseos preferidos para los santacruceros y es obvio el interés que puede tener para personas mayores, familias y jóvenes que quieran disfrutar del día o hacer algo de ejercicio. Además, es un recorrido muy frecuentado por deportistas del ciclismo que acceden a diferentes rutas en la zona de Anaga".

"Sin embargo", prosigue el trabajo, "la realidad es que nos encontramos ante un recorrido muy incómodo y, desde el fin del pseudo carril bici,
incontestablemente peligroso. Aun así son cientos las personas que lo hacen, la motivación parece mayor que la percepción del riesgo. Es sorprendente que no ocurran accidentes con mucha más frecuencia. Desde Tenerife por la Bici creemos que esta situación es impermisible; se está vulnerando el derecho básico de la gente de moverse con seguridad en un tramo de máximo interés".

Este es el recorrido con las apreciaciones de Tenerife por la Bici.

Inicio: Palmétum.

El grupo empieza el recorrido en el Palmétum. Las dificultades empezarán pronto.


Nada más empezar, el grupo se encuentra con jardineras en mal estado de conservación y árboles que invaden el carril bici. Estos obstáculos obligan a algunos ciclistas a abandonar la senda e invadir la zona peatonal. Pueden ser peligrosos porque acarrean el riesgo de caídas y molestias a los vecinos que caminan al lado del carril-bici.


El firme aparece deteriorado en algunos tramos de la senda para bicicletas, lo que puede causar accidentes.

Desde este punto hasta el Auditorio, Tenerife por la Bici considera que es un tramo idóneo, sin dificultades, que se hace con comodidad y se ajusta perfectamente a lo que se pide a un carril-bici en buenas condiciones. Pero más adelante volverán las 'zancadillas'.


Aquí, según Tenerife por la Bici, nos encontramos uno de los tramos muy incómodos, tanto para ciclistas como para peatones ya que ambos se ven obligados a compartir una acera muy estrecha. Las personas ciclistas se ven obligadas a interrumpir la marcha y bajarse de la bici. La gente a pie se ve intimidada e incomodada por las bicis. Proponemos que se continúe el carril bici tomando espacio de la calzada de coches, al menos de forma inmediata y temporal.

"Cruce con un paso compartido entre peatones y ciclistas. ¿Qué hacemos? ¿El ciclista interrumpe (de nuevo) su marcha o sigue en bici y molesta a los peatones?", se pregunta el foro a favor del uso de las bicicletas. Más adelante, el carril parece que vuelve a la normalidad pero va a empezar a aparecer y desaparecer, como se observa en las imágenes.


Entre el Auditorio y la Plaza de España


Entre el Auditorio y la Plaza de España se suceden los cortes y el caos en el carril bici. En unos tramos desaparece, vuelve a aparecer, desaparece de nuevo y así hasta prácticamente Valleseco, haciendo irregular la senda y dificultando la convivencia entre ciclistas y corredores o simples paseantes. Para Tenerife por la Bici, es muy importante que el carril-bici sea funcional. Debe estar claramente delimitado y seguir un diseño similar en todo el trayecto. En caso contrario, losciclistas lo abandonarán invadiendo la acera o tomando rutas más peligrosas.

Se aprecia en todo este tramo, según el colectivo, una "buena intención" de hacer un carril-bici interesante, visible y amplio, "pero no entendemos por qué se interrumpe continuamente sin ningún criterio. ¿Por qué no se hizo mínimamente bien inicialmente? Como en tantas otras cosas relacionadas con la bici lo que se deduce de esto es que no ha habido una correcta planificación y que tampoco se ha reaccionado ante los obvios problemas que se generan".

Justo a la altura de la Plaza de España, el foro observa un intervalo peligroso, sin separación con la carretera y coches que pasan a velocidades superiores a los 50km/h.

Antigua estación del Jet Foil a Valleseco

Al llegar a la antigua estación del Jet Foil aparece un cruce compartido entre usuarios del carril: se genera confusión e incomodidad. Es un peligro para los ciclistas, que deben vigilar la entrada o salida de vehículos y compartir un estrecho espacio con los viandantes.
Detalle de panel informativo, deteriorado y con información poco útil.


Desde la antigua estación del Jet Foil, pasando frente al Club Náutico y Paso Alto, la bici-senda vuelve a aparecer, desaparecer, estrecharse, volver a aparecer... Más confusión para el ciclista, que en algunos tramos apenas tiene espacio y se suele encontrar con peatones.

Otro cruce desastroso, que genera confusión. El semáforo tiene color reservado para los ciclistas, pero ¿donde está el carril? No hay senda durante los siguientes metros, apunta Tenerife por la Bici.
Otro ejemplo de cruce sin espacios delimitados. Peatones y ciclistas comparten la vía sin saber cuál es nuestro sitio. Señalar además que los cruces son situaciones peligrosas para las bicis ya que si se mantiene la marcha se tiene poca capacidad de reacción.



Nueva señalética horizontal: vemos cómo se "presupone" un solo sentido de la marcha. Nuevamente el espacio para peatones es tomado por las bicis como su espacio natural al no estar clara la información. Y, en cualquier caso, el espacio reservado para el carril bici es del todo insuficiente para la circulación en ambos sentidos.


De repente se acaba el carril bici, poco antes de la cementera. Se retoma pocos metros después pero sigue siendo una senda en la que apenas cabe una bici. Y para la cantidad de gente que la transita, el espacio no es suficiente.

Cementera-San Andrés

A partir de este tramo y hasta la playa de Las Teresitas empiezan los peores problemas del carril-bici, sobre todo por la desaparición de las señalizaciones, y las vías que cortan la carretera hacia San Andrés y que se meten en las instalaciones portuarias. Los ciclistas se la juegan con el peligro de ser atropellados por algún vehículo que, además, por esta vía van a bastante velocidad.


 

Volvemos a un tramo de máximo conflicto: falta de espacio que obliga a bajarse de la bici, señalética confusa... Este es aproximadamente el punto en el que se produjo el accidente
mortal, en la calzada, hace unos meses. Vemos que la alternativa de carril bici no lo es ni siquiera para los y las ciclistas no deportivos.

En este punto se acaba el carril bici que, aun con todas sus deficiencias, es mejor que la inexistencia de carril, tal y como veremos a continuación. Con esta imagen vemos una de los errores más comunes del planeamiento en rutas ciclistas: carriles que no llevan a los puntos de interés de las personas. Este punto final es obvio que no tiene ningún atractivo. Una vez llegados ahí ¿qué se supone que debe hacer la persona que va en bici? ¿Dar la vuelta y regresar? Se ignora así un destino deseado como es la Playa de Las Teresitas y el pueblo de San Andrés. La gente, claro, ignora el peligro y prosigue la marcha para llegar hasta donde quiere...

"Consideramos que la situación actual de este tramo es insostenible, dada su peligrosidad. Es de sabido que este es uno de los tramos más utilizados por ciclistas, tanto en su uso deportivo como por ocio o medio de transporte. Es por ello que es aun más grave si cabe, por no hablar de la oportunidad perdida de generar una afición al uso de la bici", apunta el foro. Tenerife por la Bici señala que "es un tramo muy frecuentado por personas de la tercera edad, familias y menores que están todavía más expuestos a un potencial accidente. La mezcla de factores lo hace directamente desaconsejable cuando podría ser una ruta gradable para todo tipo de personas. Altas velocidades de coches, superiores a los 70 km/h Arcenes estrechos y descuidados Curvas con poca visibilidad Cruces a un mismo nivel sin pasos delimitados, ni siquiera para peatones. Una bomba de relojería para que cualquier día se produzca un indeseable accidente".


Uno de los puntos más peligrosos. Se recomienda bajarse de la bici y hacer este tramo a pie, mirando siempre hacia atrás, porque los vehículos se incorporan a la Dársena Pesquera a alta velocidad y por la espalda de los ciclistas. Un verdadero peligro para estos deportistas.


Otro cruce muy peligroso. Esta imagen recoge bien todo el caos: acera que termina sin dar alternativas, coches que se pueden incorporar la vía sin visibilidad y con velocidades superiores a los 20km/h permitidas, flujo de ciclistas y peatones en ambos sentidos.



Nuevo cruce peligroso cerca del principal acceso al pueblo pesquero de San Andrés. Los ciclistas vuelven a jugarse la vida con una incorporación de vehículos que les queda a la espalda.



Los integrantes de Tenerife por la Bici llegan sanos y salvos a la avenida de San Andrés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine