La Laguna

La liquidación del presupuesto de 2015 presenta un superávit de 10,6 millones

El remanente de tesorería asciende a 24,9 millones

08.06.2016 | 12:09

El pleno que celebra el Ayuntamiento de La Laguna mañana servirá para dar cuenta del resultado de la liquidación del presupuesto del ejercicio 2015, que ha arrojado un superávit presupuestario de 10,6 millones de euros y un remanente de tesorería de 24,9 millones de euros. El documento, que se encuentra disponible para su consulta en la página web del Ayuntamiento, fue aprobado y la información remitida al Ministerio de Hacienda el pasado 29 de abril, dentro del plazo estipulado por la Administración estatal.

En uno de los informes elaborados que forman parte de esta liquidación presupuestaria se indica que a 31 de diciembre, se cumple con el objetivo de la regla de gasto, el del ahorro neto y el del límite de deuda, que en 2015 se situó en el 57,93% (86 millones de euros) del total de los ingresos corrientes (siendo el máximo legal el 75% de dichos ingresos). Asimismo, se indica que no se cumplía con el periodo medio de pago de facturas (58,27 días, por debajo de los 60 que marca la normativa vigente para formar parte del Fondo de Ordenación, y 28,27 por encima del plazo legal para pago a proveedores), aunque se está en la senda de cumplir con dicha regla fiscal en el presente ejercicio presupuestario por cuanto es el objetivo central del presupuesto del año 2016.

Este documento, informa la concejal de Hacienda, Candelaria Díaz, "pone de manifiesto dos aspectos, el primero es que la salud financiera del Ayuntamiento es buena, según informan todos los técnicos municipales". La edil indica que "la deuda municipal está casi 20 puntos por debajo del máximo legal y es perfectamente asumible por las arcas públicas, además nos permite reducirla en más de un 15% anual, lo que supone una apuesta clara y decidida por reducirla a un mínimo indispensable en poco más de un lustro".

Por otro lado, muestra también "que vamos en el camino de recuperar, como hemos empezado a hacer este año", continua Díaz, "un nivel de inversión que nos permita afrontar los próximos años con garantías, con un correcto mantenimiento de servicios, infraestructuras y equipamientos".

El destino del importe resultante de la liquidación del presupuesto va a estar dirigido, en este orden, a tres líneas de trabajo, según explica la concejal. La primera es afrontar el pago de facturas que por diversas razones han sufrido algún tipo de retraso. La segunda es cumplir con el objetivo de estabilidad, y demás reglas fiscales, para el presente ejercicio de 2016; y la tercera, en la medida de lo posible, atender necesidades en materia de inversión pública que no puedan ser satisfechas por los medios que están previstos en el presupuesto de este año en curso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine