Santa Cruz

Visocan denuncia a una familia con un niño para que desaloje una casa en Ofra

La sentencia ordena el desahucio y condena a los ´okupas´ a abonar una multa y al pago de las costas

07.06.2016 | 12:41
Edificio de Visocan en Ofra, en Santa Cruz de Tenerife.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Santa Cruz de Tenerife, a raíz de una denuncia presentada por Visocan (Viviendas Sociales e Infraestructuras de Canarias), empresa pública del Gobierno canario, da 10 días a una familia con un niño de 6 años para que desaloje la casa de protección oficial que esta ha ocupado de manera irregular en el barrio de Ofra. "Se deberá proceder al desalojo forzoso si los condenados no atienden a tal requerimiento, sin perjuicio de la responsabilidad penal en la que, por delito de desobediencia, pudieran incurrir los condenados", dice la sentencia. Pilar y Yerai, los ciudadanos que han ocupado dicha vivienda social, explican que lo hicieron por "absoluta necesidad, por no tener que vivir en la calle" con el niño, y porque dicho inmueble "llevaba abandonado durante muchísimo tiempo". Cuentan que hace seis años solicitaron una casa de protección oficial, "pero nunca hemos obtenido respuesta".

Asimismo, la sentencia del Juzgado de Instrucción número 2 condena a estos ciudadanos a la pena de tres meses de multa con una cuota diaria de dos euros, para cada uno, "con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de la multa de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas". También los condena al pago de las costas causadas. "Visocan se ha cebado con nosotros. Hemos ido a hablar en numerosas ocasiones solicitándoles que nos concedieran un régimen de pago social para poder quedarnos en esa casa, la cual estaba totalmente cerrada y abandonada, y en muy mal estado. No entendemos esta denuncia tan desproporcionada, con multa y costas incluida, pues se trata de una vivienda social", manifiesta Pilar.

Esta vecina cuenta que nunca se le pasó por la cabeza tener que convertirse en "okupa". "La desesperación nos ha llevado a esto. Mi pareja y yo estábamos de alquiler, pero los dos nos quedamos en paro. Nos fuimos a casa de mi madre, donde residen otras 12 personas, pero las constantes discusiones con mi hermano nos llevó a buscar una solución urgente, a tener que salir de allí, porque no era lugar para nuestro hijo. Puedo asegurar que nos lo pensamos mucho y me da mucha vergüenza estar en esta situación. Tenía miedo de entrar en una casa de esta manera, pero finalmente lo hicimos. Ahora vivimos con 426 euros al mes y a mi pareja solo lo llaman de vez en cuando, de manera eventual, para trabajar como pinche en el hospital", relata Pilar. Esta asegura que la casa de Ofra, que ocuparon hace nueve meses, no tenía ni cocina, ni baño, ni cables para la luz, por lo que estaba "totalmente abandonada".

Escrito

La Plataforma Antidesahucios, a través de Inma Évora, ha presentado un escrito al Ayuntamiento de Santa Cruz para que "medie" en este asunto, "pues no se puede permitir que una empresa pública del Gobierno de Canaria desahucie a personas sin recursos". "Es muy grave que Visocan haya acudido al Juzgado a denunciar este asunto en lugar de buscar una solución y que, además, exija que dichas personas asuman las costas del procedimiento", dice Évora.

Por su parte, el Ayuntamiento de Santa Cruz asegura que hará todo lo posible para ayudar a estos ciudadanos. El IMAS (Instituto Municipal de Atención Social) confirma que se le están abonando los recibos del agua y que conoce el caso de esta familia. Fuentes municipales lamentan que el Gobierno de Canarias esté "desahuciando" de viviendas que son públicas a familias con escasos recursos. Visocan presentó la denuncia el 1 de abril de este año contra los ocupantes del inmueble de su propiedad "por un presunto delito de usurpación".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine