Perfil

Una vida formada por cuatro pasiones

El crítico de cine de La Opinión de Tenerife, Gerardo Pérez presenta esta tarde su novela, ´La sonrisa Duchenne´, en la Feria del Libro de la capital

30.05.2016 | 10:28
Gerardo Pérez en el Parque García Sanabria.

El Derecho, la docencia, el cine y la literatura son los cuatro ejes fundamentales en la vida del tinerfeño Gerardo Pérez, además de la familia. Cada una de esas facetas le ha empujado a la siguiente y, en la actualidad, ha alcanzado un equilibrio que le permite disfrutar de cada una de ellas a cambio de, prácticamente, no tener tiempo libre. La literatura ha sido una de las últimas ocupaciones que ha llenado sus horas y, gracias a ella, llega esta tarde -a partir de las 17:30 horas en la carpa central Pedro Lezcano del Parque García Sanabria- a la Feria del Libro de Santa Cruz de Tenerife, donde presenta su última novela, La sonrisa Duchenne.

Tiene 44 años y, aunque nació y se crió en La Laguna, lleva más de 15 años en Santa Cruz de Tenerife, donde también desarrolla parte de su carrera profesional. El Derecho siempre ha sido uno de los pilares de la vida de esta chicharrero de adopción. "Mi madre siempre me cuenta que cuando, de pequeño, me preguntaban qué quería ser de mayor yo siempre contestaba que abogado", recuerda Pérez, quien matiza que no había antecedentes en su familia de personas que se dedicaran a esta profesión. Así, aunque estudió Ciencias en el instituto, se matriculó en la Licenciatura de Derecho en la Universidad de La Laguna, donde actualmente da clases de Derecho Constitucional.

El cine es otra de las grandes pasiones de Gerardo Pérez. Su afición por el Séptimo Arte, que él considera que en algunos momentos ha llegado al punto de obsesión, le llevó, en 2005, a redactar sus primeras críticas de cine para los periódicos canarios. Así, recuerda que su colaboración en La Opinión de Tenerife comenzó en 2011. Ya antes de comenzar a escribir estas críticas reconoce que era muy analista cuando veía una nueva película en la gran pantalla. "Era de los pocos que se quedaban en la sala para ver los créditos", explica el tinerfeño.

La necesidad de reescribir las historias que veía en el cine animó a Gerardo Pérez a dedicar tiempo a la literatura. Y, así, a lo largo de los últimos cinco años, ha escrito cinco novelas. "Mi literatura bebe más de fuentes cinematográficas que literarias", explica el abogado, quien da forma rápidamente a sus escritos. Y es que, explica, "primero pienso en los personajes y la trama que quiero crear y cuando tengo las ideas claras empiezo a redactar". Hasta el momento ha publicado tres novelas que, "aunque son tres historias de amor, no creo que me encasillen en un determinado tema porque están relatadas a través de una historia de ciencia ficción, una comedia y un thriller", explica.

Mientras comienza a pensar en su sexta novela, reconoce que le gustaría ver todas sus creaciones en la gran pantalla. Y es que Pérez reconoce que, aunque comenzó a escribir para redactar las historias que le gustaría ver en el cine, hay ciertas películas tan brillantes que sería imposible mejorarlas en su mente, como es el caso de Memorias de África, El paciente Inglés, El talento de Mr. Ripley o las diferentes entregas de la saga Bourne.

El tiempo es el peor enemigo de Gerardo Pérez. "Siempre me ronda por la cabeza dejar algunas de mis ocupaciones pero sé que no sería capaz de abandonar nada de lo que hago", reconoce el crítico literario. "La abogacía es la profesión que me da de comer y ninguna de las otras ocupaciones las podría abandonar", explica el tinerfeño, quien recuerda que ha escrito parte de sus novelas en un iPad en sus esperas en los aeropuertos.

"La abogacía es la actividad a la que le dedico más horas al día pero también es la labor más dura y estresante, por eso agradezco los ratos que dedico a la docencia y a la escritura, que me ayudan a relajarme y seguir adelante", relata Pérez, quien espera poder seguir dedicando parte de su tiempo a los "cuatro frentes" que ahora centran su vida.

Gerardo Pérez trabaja ahora para "enganchar a las nuevas generaciones". "Cada vez se lee menos y cada vez se va menos al cine", sentencia el abogado tinerfeño, quien recuerda que "la cultura es una parte indispensable de la formación de una persona". Por todo ello, defiende la organización de actividades como la Feria del Libro de Santa Cruz de Tenerife o la fiesta del Cine que se celebran desde hace algunos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine