La Laguna

El Ayuntamiento rehabilitará unas 3.900 viviendas durante los próximos tres años

El alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, da por zanjada la crisis del Gobierno local y dice haber logrado "la estabilidad"

29.05.2016 | 02:00
El alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz.

El alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, tiene entre sus principales objetivos de mandato la rehabilitación de viviendas. Según explicó esta semana, su propósito es "arreglar 3.900 viviendas" durante los próximos tres años. "Hemos empezado ya en El Cardonal, en San Luis Gonzaga, en La Verdellada y Princesa Yballa", recordó el líder nacionalista.

No obstante, sus pretensiones van más allá de la reforma estricta de viviendas. "También nos queremos ocupar del entorno. Hay que arreglar los barrios, hacer políticas integrales que permitan incluso generar empleo y crear actividad. Hace falta tomar la calle, que la gente se sienta orgullosa de los barrios y pueblos", apostilló.

El alcalde nacionalista hizo un breve repaso de sus objetivos cuando falta un mes para que se cumpla el primer año de mandato municipal. "Desde el minuto uno planteé que este era un mandato para las personas", indicó. Mientras, también celebró las mejoras registradas en las cifras de desempleo en el municipio. "Estamos ya por debajo de los 18.000 desempleados, es un dato muy satisfactorio. El Ayuntamiento no crea empleo, pero sí puede dinamizar y atraer nuevas empresas", concretó.

Crisis local. El alcalde lagunero habló también de los acontecimientos políticos vividos durante el último mes en el Ayuntamiento de La Laguna. A la destitución de su hasta entonces socio de Gobierno, Javier Abreu, le siguió una crisis en el seno de la agrupación socialista local. Preguntado sobre si se arrepiente de alguna de las decisiones tomadas, aseguró: "no, en absoluto". Además, explicó que se podría haber reconducido la situación. "Se podía haber evitado, claro. Es una cuestión de actitudes. Si no hubiera habido deslealtades y nos hubiéramos volcado en el trabajo, no hubiera habido ningún problema. Si no hubiéramos planteado La Laguna como territorio de venganzas o alegatos sobre otros lugares, si no se hubiese confundido la gestión de lo público con el debate político, seguramente la situación hubiese sido diferente".

Disculpas a los vecinos. Pese a no sentirse responsable de la crisis vivida en el Gobierno lagunero, el alcalde pidió disculpas a los vecinos por los problemas surgidos. "Me presenté para solucionar problemas, para analizarlos, planificar y resolverlos", destacó. "A veces pienso que los ciudadanos lo que han percibido es solo un debate, un conflicto, una pelea. Por eso pido disculpas porque, pese a estar trabajando y hacer muchas cosas, no hemos tenido la habilidad de hacerlo llegar al vecino. Es cierto, lamentablemente, que he dedicado algo de tiempo a esta situación que ha terminado con un desenlace que considero satisfactorio: la estabilidad", subrayó.

La guerra con Teidagua. La primera de las áreas que Díaz le retiró a Javier Abreu fue la de Aguas. Con esa decisión, tomada en diciembre pasado, quedaron en pública evidencia los desencuentros entre el alcalde y su entonces primer teniente de alcalde. El pasado 9 de mayo, la insistencia del socialista por llevar a pleno una moción para realizar una auditoría a esta empresa desencadenó la ruptura final: el anuncio del alcalde de la destitución de Abreu de todas sus responsabilidades municipales y la suspensión de cuatro de sus colaboradores en el Consistorio. No obstante, el alcalde niega que se tratara de hacer o no esa auditoría –que finalmente se aprobó por unanimida d– sino de la consecuencia de una serie de deslealtades. "Me sorprende que Teidagua aparezca nuevamente, después del cese de diciembre, como un instrumento de interés político, de guerra y conflicto. Es una empresa pública con solvencia suficiente y un maravilloso equipo de trabajadores y trabajadoras. Es parte también de la deslealtad: usar cualquier instrumento para no debatir", explicó.

Pacto con el PP. Díaz se refirió a los rumores que apuntan a un posible pacto a tres con el Partido Popular (PP) como tercer socio de Gobierno. "Lo que es cierto, objetivo y demostrable es que desde mi toma de posesión dije que iba a buscar el consenso", recordó. "He dicho siempre que lo interesante es un Gobierno de 27 concejales dispuestos a dialogar con todos para alcanzar acuerdos porque así lo determinó el resultado electoral", añadió. El responsable nacionalista recordó que la mayoría de las mociones llevadas a pleno hasta ahora han sido aprobadas por unanimidad: 79 de las 85, concretamente. "Me pongo a disposición de cualquiera de los grupos políticos para buscar la estabilidad y alcanzar los acuerdos necesarios para garantizar una política estable en La Laguna", afirmó.

Mónica Martín. El edil lagunero no quiso entrar a comparar a su nueva primera teniente de alcalde, Mónica Martín, con su predecesor en el cargo, Javier Abreu. "No quiero comparar", insistió. "Siempre he trabajado bien con Mónica Martín", agregó. También habló de que, pese a lo sucedido, la salud del pacto con los socialistas es buena. "He cumplido con el acuerdo, he devuelto todas las competencias al Partido Socialista (PSOE). Por lo tanto la inestabilidad no se daba por discrepancias entre CC y el PSOE, se daba por la actitud de Javier Abreu de ser Gobierno y oposición al mismo tiempo", insistió.

Insinuaciones. Una de las cosas que más ha molestado a Díaz de sus diferencias con Abreu ha sido que este haya "insinuado planteamientos delictivos de su socio de Gobierno". Cuando le retiró Aguas, Abreu declaró que los motivos detrás de esa destitución eran la defensa de los intereses de "los amigos aguatenientes" de CC. Estas acusaciones llevaron al alcalde a reclamar una rectificación en la mesa del pacto. No obstante, para Díaz ese tipo de acusaciones no han terminado. "Recientemente habló del ataque a unas propiedades del concejal Zebenzuí González", añadió. Es necesario recordar que Javier Abreu habló sobre estos ataques y los situó como posible causa de la decisión de González de retomar la disciplina del partido y sus competencias en el Ayuntamiento, a las que había renunciado en un gesto de apoyo al hasta entonces secretario general. "Ha habido robos en la zona de la Comarca. Pero es lo mismo que lo del agua. Es la vieja política de la acusación velada. Creo que ya la gente está cansada de eso. No le pienso dedicar ni un solo minuto más", aseguró Díaz.

Nuevo reparto. La nueva situación en el equipo de Gobierno ha dejado a tres ediles socialistas con el peso de todas las competencias que en el pacto fueron asignadas al PSOE. El líder municipal reconoce que quizás, en el futuro, sea necesaria una reasignación de concejalías. "Transcurrido un tiempo tendremos que sentarnos ambos partidos y evaluar cuáles son las necesidades", explicó al respecto. Asimismo, dio el pacto por firmado y aseguró que es un acuerdo "bueno" y que "beneficia al interés general".

"El pleno extraordinario del PGO es un pleno de galería"

El alcalde del Ayuntamiento de La Laguna, José Alberto Díaz, aseguró esta semana que el pleno previsto para el viernes es "un pleno de bombo y platillo" y un "pleno de galería". Dos de los partidos de la oposición, Unid@s se puede y Por Tenerife-Nueva Canarias, solicitaron la convocatoria de un encuentro extraordinario para tratar la revisión del Plan General de Ordenación (PGO), el rechazo a la Vía Exterior y las repercusiones del proyecto de la Ley del Suelo. "Aprovechan que hay campaña electoral para hacer estas cosas. Unos lo hacen por la frustración de no ser diputado y hablar de la Ley del Suelo –un tema que corresponde al Parlamento y no a un municipio– que no tiene repercusión sobre el PGO. Otros quieren utilizarlo para decir que son los mejores del mundo y están en contra de la Vía Exterior, como si los demás no lo estuviésemos. A mí me parece un pleno de galería, de exhibición", criticó el alcalde. Sobre la situación en la que se encuentra la negociación del PGO, recordó que "desde el principio hablamos de buscar el consenso, pero que no era un proceso ilimitado en el tiempo". "Nos hemos sentado con los grupos políticos, con las plataformas y los vecinos", aclaró. No obstante, el equipo municipal solicitó tiempo a los miembros de las plataformas para hacer consultas técnicas sobre una posible variación en el abono de los tributos derivados de las asistemáticas y respecto a la reserva de suelo necesaria para los equipamientos colectivos. "Se produce una ruptura del proceso por parte de las plataformas. Intentan forzar el reconocimiento de unas propuestas a través de mociones. Ya lo hicieron con las asistemáticas y ahora lo vuelven a intentar. Públicamente he dado respuesta. Quiero responder a la ciudadanía una vez que tenga los criterios claros", insistió. También volvió a asegurar que está en contra de la construcción de la Vía Exterior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine