Santa Cruz

Venezuela divide a Santa Cruz

CC, PP y C´s apoyan una iniciativa en defensa de los derechos democráticos y la liberación de los presos políticos mientras IU la rechaza, y Ssp y PSOE se abstienen

28.05.2016 | 01:43
Leopoldo López y Zaida González, en la puerta del Ayuntamiento, ayer.

El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife traía ayer una moción propuesta por los grupos de Coalición Canaria (CC) y Partido Popular (PP) sobre Venezuela en la que se pedía la liberación de todos los presos políticos en aquel país, se apoyaba la Ley de Amnistía aprobada por la Asamblea Nacional y se defendía la garantía de los derechos fundamentales como la libertad de expresión, de la justicia y de la democracia. Pero dicha propuesta no contó con el apoyo de todas las fuerzas representadas en la Corporación local a pesar de que se añadió un punto más, como pedía el portavoz del grupo socialista (PSOE), José Ángel Martín. Dicho apartado recogido en el texto final incluye que "el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se solidariza con el pueblo venezolano ante la situación de crisis en la que se encuentra el país". En el debate de la moción hubo rifirrafe entre los concejales Ramón Trujillo, de Izquierda Unida (IU) y Eligio Hernández, de Sí se puede (ssp), por una parte, y los dos portavoces de los partidos proponentes, Zaida González (PP) y José Alberto Díaz-Estévanez (CC). Finalmente la moción resultó aprobada con los votos favorables de CC, PP y C´s; el negativo de IU, y la abstención de Ssp y PSOE.

La pugna dialéctica entre los concejales se produjo, además, tras la intervención en el plenario de Leopoldo López Gil, padre de Leopoldo López Mendoza, el líder del partido opositor Voluntad Popular y uno de los más de 80 presos políticos que permanecen encarcelados en Venezuela.
Pero Leopoldo (padre) ya tenía las orejas calientes antes de llegar a ese debate entre los distintos concejales porque antes de entrar al Ayuntamiento, varios vecinos que se manifestaban en las puertas del Consistorio –contra las antenas de telefonía móvil– le reconocieron y le preguntaron con cierto ánimo de increparle: "¿Cómo ve la situación en España?", le espetó una mujer y López Gil contestó que "de maravilla". La mujer le replicó: "Viva España con gente como usted, no te lo pierdas", dijo y añadió que "quien está apretando a Venezuela es Estados Unidos, no Nicolás Maduro". La mujer siguió con su perorata, animada por otras manifestantes que se sumaron a los gritos, y López prefirió no contestar a las provocaciones dirigiendo sus pasos hacia las puertas del Ayuntamiento. Solo entonces, cuando llegó al umbral del edificio municipal, respondió López: "Siempre se piensa que el jardín del vecino está más verde".

Media hora después, el padre del exalcalde Chacao intervenía en el Pleno justo como antesala de la presentación de la moción sobre Venezuela. López Gil aseguró que no había acudido al Ayuntamiento o al Parlamento de Canarias un día antes para pedir exclusivamente la liberación de su hijo, sino para exponer lo que el "Gobierno corrupto e inepto que preside Nicolás Maduro ha provocado en Venezuela, un país rico que vive una tragedia social, alimentaria y de medicamentos; donde el año pasado murieron más de 18.000 personas asesinadas por el hampa (...), pero que este año pueden ser más las que mueran, no por culpa de la delincuencia, sino por la falta de alimentos y medicinas que padece el país". "Créanme que lo que sucede en la octava isla, es una tragedia". Visiblemente emocionado y enjugándose unas lágrimas con sus manos, agradeció a los representantes municipales que presentaran la moción y se despidió con un lacónico "no nos olviden".

Tomó la palabra entonces la primera teniente de alcalde y concejal de Seguridad, Zaida González para leer el texto de la moción no sin antes recordar los miles de canarios que fueron acogidos en Venezuela, los miles que han retornado por las duras condiciones de un país que padece el régimen de Nicolás Maduro, un Ejecutivo que bloquea toda propuesta que sale de la Asamblea Nacional. A ello, dijo que había que sumar las dudas que pesan sobre la independencia del poder judicial, "un peligroso caldo de cultivo", dijo, sobre el que la comunidad internacional, España y también Canarias, debe posicionarse.

El portavoz nacionalista Díaz-Estévanez aseguró que la moción que se presenta lo hace en apoyo y solidaridad con el pueblo venezolano y contra "un Gobierno enfangado en la ignorancia que cogió un país tremendamente rico y que lo ha conducido al colapso económico, que lo ha sumido en un estado de violencia con más víctimas que muchos países en guerra". "En Venezuela hay pobreza, violencia y falta de libertades", destacó.

Cuando el concejal Ramón Trujillo tomó la palabra afirmó que "compartía íntegramente" los puntos que hacían referencia a la solidaridad con el pueblo venezolano y a defender la garantía de los derechos fundamentales, sin embargo, rechazó la liberación de los opositores y sobre todo remarcó la de Leopoldo López, de quien dijo que su trayectoria política ha estado marcada por la "deslealtad democrática". "En todo caso, que tenga un juicio justo", defendió. Pero Trujillo fue más allá y rechazó rotundamente apoyar la Ley de Amnistía, a la que le atribuyó contenidos que permitían diversos delitos, incluso, "la tenencia de drogas en pequeñas cantidades".

Evelyn Alonso, concejal de C´s, comentó que hablaba como concejal de la formación naranja, pero también como venezolana de nacimiento con familiares directos que aún viven en ese país. Su grupo defendió la moción en todos sus términos y aludió al edil que le había precedido en el uso de la palabra para recordarle que "nadie en Venezuela puede tener un juicio justo con una Justicia que no es independiente porque la controla el régimen de Maduro".

El concejal más duro en su alocución fue din duda Eligio Hernández, representante de Ssp. Aseguró que "el PP pretende introducir Venezuela en la campaña electoral y aprovecha para traer la moción al Ayuntamiento mientras parece no interesarle la situación de pobreza en la que se encuentra el 28,5% de las familias en Canarias". Y al grupo nacionalista le espetó que "le ha entrado el pánico porque puede perder su único diputado en el Congreso", lo que dibujó una sonrisa irónica en la cara del alcalde, José Manuel Bermúdez, que es número dos en la lista de CC a la Cámara Baja en las elecciones del 26-J.

"No podemos apoyar una moción propagandística y mezquina, ni hablar de presos políticos en un estado democrático, en todo caso de políticos presos", aseveró en su exposición mientras se escuchó un murmullo entre el público y parte de los ediles hacían gestos de desaprobación a sus palabras.

El socialista José Ángel Martín consideró que la moción no debería debatirse en los términos en los que se planteaba. De hecho, señaló que debía contener algún apartado en el que se hablara de solidaridad con el pueblo venezolano. Pareció que el edil socialista tenía un primer texto, pactado entre CC y PP, al que luego se le añadió dicho punto para llevarlo a Pleno, pero Martín no lo conocía. También se refirió a que se introdujera la "búsqueda de vías de diálogo" e hizo hincapié en que se eliminara la palabra "apoyar" por "respetar" la Ley de Amnistía.

En un segundo turno de palabra de los grupos, Zaida González le recriminó a Trujillo que acudiera a un Pleno defendiendo los derechos de una rata en un espectáculo, y no fuera capaz de defender los derechos humanos. Por su parte, Díaz-Estévanez dijo que le causaba "mucha tristeza con el papelón que han hecho algunos en este Pleno y luego les preguntó a los representantes de IU y Ssp si no estaban de acuerdo con la defensa de las libertades, derechos fundamentales y la democracia, o con la solidaridad con el pueblo venezolano.

Trujillo respondió que al PP no le interesa la Justicia Universal y que se creería el nuevo papel que parece haber adoptado ahora con Venezuela cuando presente "una moción para juzgar a José María Aznar por los crímenes que se cometieron en la guerra ilegal de Irak".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine