La Laguna

Urbanismo tapiará el Hotel Neptuno esta semana ante la dejadez de los propietarios

Los constantes incendios e incidentes llevan al Ayuntamiento a acelerar las obras, que incluyen la limpieza

25.05.2016 | 13:47
Imagen del Hotel Neptuno.

La Gerencia de Urbanismo actuará esta semana para evitar nuevos incidentes en el Hotel Neptuno de Bajamar. Pese a que recientemente los propietarios se comprometieron a acometer ellos mismos la limpieza y el vallado de la instalación, finalmente será el Consistorio quien ejecute la intervención de forma subsidiaria. Esto es, la obra será financiada por las arcas municipales pero el coste –estimado en 31.600 euros– le será reclamado luego a los propietarios.

Además, tal y como contempla el informe elaborado por Urbanismo, los propietarios deberán comunicar en un plazo de un mes "su decisión de proceder a su completa rehabilitación o a la demolición del citado inmueble". Esa petición deberá ir acompañada de una solicitud de licencia para cualquiera de las dos intervenciones. La Gerencia advierte, eso sí, que "en caso contrario se podrá proceder por esta administración a la ejecución forzosa del acto de demolición a costa del interesado".

Hace unos meses, el Servicio de Disciplina de la Gerencia Urbanismo tomó la decisión de iniciar el expediente para llevar a cabo una serie de medidas y acabar con los riesgos que esta instalación suponen para los vecinos. Pese a que en su día fue el principal símbolo del esplendor turístico de la zona, su cierre en 2007 y posterior abandono lo ha convertido en un foco de problemas. El incendio del pasado viernes, que calcinó la última planta del edificio, ha sido el detonante definitivo para que el Ayuntamiento se decida a actuar ante la dejadez de los propietarios. Estos anunciaron su intención de llevar a cabo la limpieza y el vallado del recinto el pasado 11 de mayo. A día de hoy, sin embargo, no han cumplido con ese anuncio.

En varias ocasiones, los inspectores del Consistorio han emitido informes reclamando una serie de medidas cautelares a los dueños del edificio. Esas obras, tal y como obra en el expediente municipal, debían garantizar "la seguridad de las personas, evitando el acceso a la parcela". Además de desmontar todas las cristaleras y eliminar aquéllas que estén rotas, se les exigía la retirada de enseres y escombros tanto del interior de los edificios como de la parcela. Finalmente, para terminar con las labores de seguridad, se les solicitó "el tapiado con bloque de hormigón de todos los huecos y mantener correctamente cerradas las puertas y ventanas a fin de evitar que se puedan meter intrusos en las edificaciones".

No obstante, continúa el documento, en una inspección realizada el pasado octubre se puso de manifiesto que ninguna de esas órdenes había sido acatada. "Se mantiene la situación de ruina inminente" y se ordenó además que se demoliera el búngalo más cercano a la localidad de Punta del Hidalgo "así como la demolición del elemento horizontal de la pérgola del edificio de dos plantas del hotel". Asimismo, los trabajadores de urbanismo exhortaron a los dueños a levantar un muro de dos metros de altura para impedir "el acceso a la parcela a personas y vehículos para evitar posibles accidentes por desprendimientos en la ladera".

También decidieron que era necesario colocar carteles n los alrededores para advertir de ese peligro de desprendimientos. Además, durante esa visita también se comprobó que tampoco se había acatado un oficio remitido desde el Área de Obras e Infraestructuras donde se exigía que se impidiera el acceso a los aparcamientos. "Se comprueba que se ha cerrado con una valla metálica tanto el acceso principal al Hotel Neptuno como el acceso a vehículos en la zona entre dicho hotel y los búngalos", detallan. Con todo, los técnicos observaron que había una parte abierta en la misma.

Finalmente, Urbanismo emitió la orden de ejecución subsidiaria del tapiado el 19 de febrero. Lo único que faltaba tras este dictamen era la preceptiva autorización judicial. Pese a que a principios de mayo los propietarios comunicaron su intención de hacerse cargo de la intervención –y ante los reiterados incumplimientos anteriores– los responsables locales decidieron no detener el proceso judicial por si fuera necesario actuar.

Finalmente, y alertados por los continuos incendios y actos vandálicos que ponen en peligro las viviendas más cercanas a la instalación, Urbanismo comenzará con las obras antes de este viernes. Se realizarán todas las intervenciones exigidas hasta ahora con la intención de asegurar la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine