La mayoría de los ayuntamientos tienen sus inventarios de bienes desactualizados

García Marichal informa de que el Cabildo ofrecerá a los consistorios herramientas técnicas para que sus catálogos sean una imagen "real y fidedigna" de su patrimonio

25.05.2016 | 12:41

La mayoría de los ayuntamientos de Tenerife tienen desactualizados sus inventarios de bienes. Así lo refleja un estudio preliminar encargado por el Cabildo para evaluar y diagnosticar las necesidades relativas a los catálogos que elaboran cada uno de los consistorios. El consejero insular del área Tenerife 2030, Antonio García Marichal, detalla que tras realizar ese análisis ahora lo que toca es sentarse y trabajar para que los datos ofrezcan "una imagen real y fidedigna" del patrimonio. Para alcanzar ese propósito, el responsable destaca que es necesario "planificar" las acciones oportunas a partir de este año para dotar a las corporaciones locales "de las herramientas informáticas y técnicas" para llevar a cabo esa racionalización.

Son varias las conclusiones que desprende ese informe. Entre ellas está que la mayoría de los municipios disponen de un inventario de todos sus muebles e inmuebles, pero arroja que, en general, "no existe una rutina" para mantenerlo actualizado. Esta característica conlleva que la "mayor parte de ellos se encuentran desactualizados", no solo en relación a los bienes que lo integran, sino también al valor que tienen.

Según ese mismo estudio, la mayor parte de los ayuntamientos carece de mecanismos automatizados y el contenido de los catálogos no recoge los inmuebles arrendados, los cedidos a otras administraciones o recibidos por parte de estas, el inmovilizado en curso, las existencias, la sistemática de créditos y derechos del municipio y los controles sobre las concesiones. Aparte de estas deficiencias, las fincas y montes, "a los que como propiedades especiales se les aplica su normativa específica, presentan un inventario diferencia que no siempre está sistematizado. En el ámbito rural, además, el registro patrimonial "adolece de importantes defectos", pero el estudio recoge que las fichas de bienes muebles sí "contienen toda la información exigida en la normativa aplicable", si bien apunta que la "existencia e integridad de las mismas muchas veces no es la correcta al no haber un procedimiento de inventario de bienes cada vez que se realiza un pago".

Una vez finalizado este análisis, García Marichal señala que lo que toca ahora es sentarse con los consistorios para "intentar dar solución al problema". Afirma que las corporaciones locales conocen sus registros patrimoniales, pero el problema para él es que esos "no están ligados con todo lo que tiene que estar y, sobre todo, con el Cabildo". Según recuerda, los ayuntamientos con menos de 20.000 habitantes tienen la obligación de hacer los inventarios todos los años y de pasárselos a la Administración tinerfeña para que esta se encargue posteriormente de su gestión y el sistema de información geográfica.

"Prácticamente todos" los municipios, incluso los que están por encima de esa cantidad de residentes, también están informando sobre su relación de bienes, y la idea es que "lo hagan los 31", puntualiza el consejero insular. La cuestión, según advierte el consejero, es que "siempre que tienen que hacer un inventario de bienes les cuesta un horror pasárnoslo a nosotros", así que la idea de la Institución tinerfeña es analizar la situación en la que se encuentran para a partir de ahí tomar acciones con el fin de que los municipios estén "acordes a lo que la Corporación insular pretende".

Para lograr esa adaptación, García Marichal detalla que la Institución tinerfeña pondrá a disposición de los consistorios su sistema de información geográfico, una herramienta que es "muy valiosa de cara a la gestión de los recursos y a poner en disponibilidad de los usuarios todas las infraestructuras que hay en la Isla, independientemente de dónde vivan". Se trata, al fin y al cabo, de ayudarlos a "modernizar y actualizar" sus inventarios, agregó el responsable del área Tenerife 2030.

Pero a esta cuestión se suma "otro tema", y es la necesidad de lograr que cada uno de los ayuntamientos cuente con una base de datos única para evitar duplicidades y así poner fin al "caos y dobles trámites" que generan los bancos de información independientes en una misma administración. De hecho, asegura que en la actualidad el único territorio de la Isla que le consta que funciona en ese aspecto de forma adecuada es Arona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine