Santa Cruz

La Policía Local estudia iniciar acciones legales contra la acusación de Newrest

La empresa de ´catering´ esgrimió como defensa a la investigación por supuestas irregularidades que la cadena de frío se rompió por la intervención de los agentes

21.05.2016 | 02:00
Un agente de la Policía Local durante la intervención con los vehículos de Newrest para el traslado del catering.

La primera teniente de alcalde y concejal delegada de Seguridad Ciudadana y Movilidad del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Zaida González, ha dado las instrucciones oportunas para que los servicios jurídicos municipales estudien emprender "acciones legales contra la empresa de catering Newrest ante las acusaciones que esta ha vertido contra la Policía Local en diferentes medios de comunicación".
En concreto, esta empresa especializada en catering a la que el área de Salud Pública, órgano dependiente del Gobierno de Canarias, ha abierto un expediente cautelar después de que el pasado 10 de mayo los agentes detectaran un traslado de comida destinada a comedores escolares en unos furgones en inadecuadas condiciones higienicosanitarias y junto a desechos alimenticios, mostraba su "extrañeza" por la actuación policial y negó que se hubieran cometido "negligencias en el transporte de los menús". "No sabemos qué puede haber detrás de esto", indicó a este periódico la directora de Calidad de Newrest, Marga Loza.

Esta empresa, además, había indicado que "lo que se dice en los informes policiales no es cierto" y ha deslizado que si se rompió la cadena de temperatura del camión de reparto de los menús escolares fue, en todo caso, durante la intervención policial en la que la puerta del contenedor isotermo del camión quedó abierta.

La edil, a la vista de los datos y el exhaustivo informe de los agentes que intervinieron en este caso, considera que "no son admisibles este tipo de comentarios sobre unos profesionales gracias a los que se han podido detectar este tipo de prácticas cuanto menos irregulares". Además, González insistió en que la actuación policial en este asunto, ha estado caracterizada por la prudencia y el estricto cumplimiento del procedimiento establecido dentro de las competencias en materia de transporte que tienen los policías locales.

La Policía Local insiste en que, ante las irregularidades detectadas por los agentes el pasado 10 de mayo en las labores de transporte y conservación de alimentos destinados a los comedores de centros escolares, los agentes elaboraron un detallado informe que se acompaña de un amplio dossier fotográfico sobre la situación de los equipos de refrigeración, contenedores de comida y bandejas de carga.

Además, como es preceptivo, los policías inmovilizaron estos alimentos y dieron cuenta, de manera inmediata, a los servicios de inspección de Sanidad municipal y de la Dirección General de Salud Pública, quienes verificaron las temperaturas y estado de conservación de los alimentos contenidos en el furgón nodriza que esta empresa tenía estacionado en la zona próxima a la carretera de Hoya Fría.

Según los informes policiales y según la inspección llevada a cabo en ese mismo lugar por Salud Pública del Gobierno canario, tras el aviso realizado por los agentes, los furgones carecían de documentación; portaban 18 pequeños contenedores llenos de desechos de comida, los cuales estaban situados junto a los menús para los centros escolares; los yogures estaban a una temperatura de 19,2 grados, cuando no se deben sobrepasar los 6 grados; y los almuerzos tenían una temperatura de 43 grados, cuando no deben ser transportados a menos de 65.

La Dirección General de Salud Pública está investigando lo ocurrido con dicho transporte y ha abierto un expediente cautelar a Newrest, entidad francesa especializada en catering que presta sus servicios a más de 50 países en el mundo y que en la Isla reparte los menús a más de medio centenar de colegios, algunos de ellos situados en Santa Cruz de Tenerife.

Por su parte, Jesús Illada, delegado sindical de CSI-F en la Policía Local, defendió ayer la "buena praxis" con la que siempre actúan los agentes municipales pero, además, en este caso "se puso especial celo y pulcritud" en una actuación en la que se tomaron todas las medidas que corresponden una vez que se comprobó que el camión nodriza transportaba desayunos y almuerzos para diversos comedores escolares de la capital. "De lo que no cabe duda es de que cuando los agentes intervinieron y abrieron la puerta trasera del camión isotermo, salió un olor pestilente de su interior y se dio parte a la inspección de Sanidad municipal, primero, y a Salud Pública, después". El delegado sindical concluyó que el camión no reunía las condiciones adecuadas para transportar alimentos.

Juan Pedro Cruz, portavoz de Asipal, defendió de igual manera la actuación policial y remitió a los informes cautelares abiertos a la empresa de catering Newrest.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine