Santa Cruz

Peligra el local municipal de una veintena de asociaciones

El Ayuntamiento da un plazo de tres meses a las entidades ciudadanas para que presenten la documentación que se les ha exigido

19.05.2016 | 12:08
Local de la Asociación de Vecinos 17 de Marzo, uno de los que podría recuperar el Ayuntamiento de la capital.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife advierte a 20 asociaciones ciudadanas del municipio que podrían perder sus locales si no entregan ya la documentación que se les ha solicitado para que puedan permanecer en ellos. El Consistorio lo ha hecho a través del Boletín Oficial del Estado (BOE), después de que haya sido imposible la notificación a través del procedimiento ordinario del acuse de recibo y se hayan agotado los plazos previstos en los sucesivos decretos del alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez, sobre el particular, el primero dictado en agosto de 2012.

En concreto, se trata de la Asociación Juvenil Ayatima-Murgas Kass; Asociación Aruad; Asociación de Mayores Las Tres Estaciones; Club La Tercera Juventud El Chinchorro; Asociación de Vecinos El Tablero; Asociación Cultural Ama-Amautama; Asociación de Vecinos Tajora; Asociación Juvenil Chirama; Asociación de Vecinos La Voz de La Quebrada; Asociación Juvenil Alisán; Asociación de Vecinos Yanira de Ofra; Asociación de Vecinos Achinech; Asociación Juvenil Ayatima; Asociación de Vecinos Nuevo Cabo Llanos; Asociación de Vecinos y Amigos, Cultural, Deportivo de la Tercera Edad Cabo Llanos Nuestra Señora Santa María de Regla; Asociación de Vecinos Puente de Taco 174 Viviendas; Agrupación Folclórica Tonique; Unión Deportiva Vistabella Cuesta; Asociación de Vecinos 17 de Marzo, y Plataforma para la Defensa del Polígono de Los Gladiolos.

Estas 20 entidades, que ahora tienen un plazo máximo de tres meses para aportar la documentación solicitada, forman parte del listado de 64 que incluyó el último decreto del alcalde, el 5 de junio de 2015, por el que se estableció un nuevo plazo para la actualización de datos de los locales municipales. El objetivo del Ayuntamiento con esta medida es la canalización de los usos de los locales municipales, que "durante décadas no se había llevado a cabo, con la depuración e identificación de la ocupación de los mismos, así como el cumplimiento de la normativa que los regula para garantizar su buen uso", según explica la concejal de Participación, la nacionalista Marisa Zamora.

La edil apunta que las entidades que usan locales municipales deben cumplir una serie de requisitos formales y que éstas han dispuesto de un tiempo "más que razonable" para aportar la documentación que los facultará para utilizar unas dependencias de titularidad pública. "Si no disponemos de esos datos, el área municipal de Patrimonio no podrá aprobar los acuerdos que permitan a las asociaciones obtener el título habilitante para la cesión de uso de los locales", avisa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine