El Cabildo baja su deuda un 31% desde 2008 hasta dejarla en los 265 millones

La Institución consigue reducir sus obligaciones en 119 millones en ocho años, pero aún así debe más dinero que el resto de corporaciones insulares juntas

19.05.2016 | 11:30
El Cabildo baja su deuda un 31% desde 2008 hasta dejarla en los 265 millones

El Cabildo de Tenerife ha logrado reducir su deuda viva en un 31% en los últimos siete años, al pasar de los 384 en 2008 a los casi 265 millones de euros al cierre de 2015. Pese a disminuirla en 119 millones durante ese tiempo, sigue debiendo más dinero que el resto de corporaciones insulares juntas. Según un informe elaborado por el Ministerio de Hacienda Pública, las obligaciones contraídas por la Institución alcanzaban los 264.884.000 euros a final de ejercicio frente a los 181 que sumaban los otros seis cabildos. Esta cifra, además, coloca a la Administración en el cuarto puesto a nivel nacional si se tiene en cuenta el resto de diputaciones y consejos del país, por detrás de Bizkaia, Gipuzkoa y Álava. Si se toma como ejemplo a Gran Canaria, con características similares en cuanto a población, son los tinerfeños los que tienen que satisfacer más del doble de endeudamiento que los grancanarios.

Que el Cabildo de Tenerife ocupe los primeros lugares del ranking estatal, que sus compromisos económicos sean dos veces mayores que el de Gran Canaria (con 106 millones) y que incluso estén por encima del resto de corporaciones insulares juntas no son hechos que alarmen al director insular de Hacienda, Juan Carlos Pérez Frías, pues destaca que la deuda de la Institución no solo se ha visto reducida en esos siete años, sino que, además, cumple con la Ley de Estabilidad.

Esfuerzo inversor

De acuerdo a sus datos, esta supone el 52% de los ingresos respecto al presupuesto del Administración, muy por debajo del 110% que marca la norma. "Para no cumplirla, deberíamos estar por encima" de ese porcentaje, algo que no sucede en la actualidad y que según subraya va acompañada de un importante "esfuerzo inversor".

El responsable del área resalta que las obligaciones que mantenía la Institución en 2008 representaban el 1,2% de la deuda global del país y gracias al trabajo realizado por el Cabildo para su reducción ha pasado a suponer el 0,69%, lo que significa una "bajada de peso" de la deuda viva de la Corporación insular. Dentro de los 264.884.000 euros pendientes al cierre de 2015, sin embargo, no está el dinero que deben las entidades públicas de la Administración ya que, tal y como afirma Pérez Frías, son empresas que "no se consolidan" con la Administración tinerfeña y que hacen "sus propios esfuerzos" por rebajar sus pasivos. De hecho, subraya que durante el pasado ejercicio disminuyeron sus compromisos económicos "en más de 30 millones de euros".

Ante la caída en un 31% de la propia deuda del Cabildo y al estar dentro de los parámetros que fija la ley, el director insular de Hacienda indica que para este ejercicio la intención es que se vuelva a "adquirir la misma deuda que se amortiza", en este caso, 27 millones de euros, con el objetivo de destinar esta cuantía a "ese esfuerzo inversor". Aparte de estos fondos, la Administración tinerfeña gastará más de 150 millones de euros en nuevas obras a lo largo del presente año, a los que hay que sumar el dinero procedente del extinto Impuesto General sobre el Tráfico de Empresas (ITE). Como ejemplo, entre las actuaciones que la Corporación estudia sufragar con esta última financiación está el cierre del Anillo insular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine