Santa Cruz

Concluye la obra del dique semisumergido de San Andrés

El director de Puertos, José Rafael Díaz, dice que "es una de las obras más esperadas por los vecinos ya que supone la solución a las inundaciones que sufría el pueblo"

19.05.2016 | 12:08
Una imágen aérea de la obra frente al pueblo de San Andrés.

El proyecto del dique semisumergido del núcleo costero de San Andrés es una de las obras "más esperadas por sus vecinos", subraya José Rafael Díaz, director de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife. La institución acometió esta obra desde sus inicios considerando la importancia de la misma para el pueblo de San Andrés, que continuamente ha sufrido inundaciones por condiciones climáticas adversas.
Con una cota máxima de cuatro metros estando siempre por debajo de la coronación de la avenida marítima y con otros 350 metros de largo, la función principal de esta infraestructura es evitar que las mareas invadan la avenida de San Andrés y afecten a las viviendas y a los comercios, como venía pasando cada vez que había un temporal.

En esos casos se producían determinadas situaciones climáticas –relacionadas con el nivel de la marea y el oleaje– que daban lugar a rebases de agua del mar sobre la escollera del paseo marítimo de San Andrés. "Se inundaba el paseo, los bares y los comercios. Lo más importante es que estaba en riesgo la vida de las personas y, como Administración pública, nuestra obligación e implicación es prioritaria en estos casos", dice Rafael Díaz.

Proyecto

El proyecto básico esta obra se encargó de estudiar distintas configuraciones de estructuras de protección costera en San Andrés. Con el objetivo de escoger la más idónea, se realizó un análisis multicriterio de cada una de las alternativas en el que se tuvieron en cuenta aspectos tan importantes como los criterios funcionales que tienen que ver con el grado de protección de la vía o la afección al modelo de funcionamiento de corrientes en rotura; los criterios geotécnicos y estructurales, entre los que se encuentra la adecuación de las estructuras al terreno de cimentación, el riesgo de fallo de las estructuras y la dificultad de reparación en caso de avería; los criterios económicos y de plazo de ejecución, como la cuantía económica de la inversión global, la facilidad del proceso constructivo y el plazo de ejecución; y los criterios medioambientales, entre los que se encuentra la funcionalidad de la alternativa, las afecciones al paisaje, el grado de afección al entorno de San Andrés, el potencial de uso público, el volumen de material necesario y el tránsito de los mismos.

Datos técnicos

Las obras han consistido en la ejecución de un dique de 340 metros de longitud y con una disposición en planta sensiblemente paralela a la costa, entre las batimétricas –5 y –6. La distancia mínima a la costa –medida que se obtiene desde la cota 0 del talud de defensa de la avenida– es de 90 metros. La distancia aumenta hasta los 130 metros en el morro frente a la desembocadura del barranco.

El dique está formado por un núcleo de avance de pedraplén con cantos comprendidos entre uno y cien kilos. Se han colocado dos capas de escollera de una tonelada y de un metro y 44 centímetros de espesor total. Finalmente, las piezas del manto son bloques de hormigón cúbico de siete toneladas en dos capas con un espesor de 2,88 metros. La cota de coronación es de cuatro metros, siendo el ancho en coronación de ocho metros.

Los taludes interior y exterior son de tres metros, en horizontal, y dos metros en vertical. Las obras se completan con la ejecución de un espigón perpendicular a la costa coronado a tres metros y medio, según la bajamar viva equinoccial, y con taludes de tres metros, en horizontal, y dos metros en vertical, con un manto de protección formado por una escollera natural de dos toneladas.

Financiación

El presupuesto de esta obra es de 4.200.000 de euros y corre a cargo de los fondos propios de la Autoridad Portuaria, en un 80% del total, mientras que el 20% restante procede del Fondo de Compensación Interportuario. El proyecto constructivo de las obras ha sido ejecutado y financiado por la Autoridad Portuaria. "Lo que significa un importante esfuerzo de este ente público en favor de los vecinos del pueblo de San Andrés" afirma Rafael Díaz.

Uno de los puntos más significativos para la Autoridad Portuaria ha sido el estudio de impacto ambiental. Se realizó un inventario para conocer el estado actual del medio físico, biológico, perceptual y socioeconómico sobre el cual actuaría el proyecto, tanto durante la fase de ejecución de la obra, como una vez finalizada. El director de Puertos de Tenerife explica que se ha estudiado la incidencia en la dinámica litoral, la calidad atmosférica, los recursos pesqueros y la fauna marina, la hidrodinámica, la calidad de las aguas, el estudio de avenidas de los barrancos, la calidad sonora, las comunidades bentónicas, el impacto sobre el paisaje y la flora y fauna costeras, así como sobre los espacios de la Red Natura 2000, el patrimonio cultural arqueológico, el tráfico rodado y la socioeconomía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine