La Isla acapara el mayor número de incidencias por la mala calidad del agua

De las 248 anomalías registradas por Salud Pública en Canarias, 166 corresponden a Tenerife

18.05.2016 | 12:21
La Isla acapara el mayor número de incidencias por la mala calidad del agua

Tenerife es la isla con más incidencias abiertas por la mala calidad del agua. Un informe elaborado por la Dirección General de Salud Pública desvela que es la más problemática de Canarias por exceder los parámetros permitidos en el suministro y, de hecho, casi todos los casos que estaban aún sin solucionar en el Archipiélago al cierre del pasado ejercicio se concentraban en Tenerife. Se trata de un documento a través del que el organismo dependiente del Gobierno regional realiza un análisis de las condiciones del abastecimiento durante 2015 y es este estudio el que coloca en el primer puesto a la Isla precisamente por aglutinar el 67% de las deficiencias detectadas.

El departamento del Ejecutivo contabilizó durante el periodo anterior un total de 898 incidencias en la Comunidad Autónoma y al término del año todavía quedaban pendientes de resolver 248. De estas, 166 tenían que ver con Tenerife, mientras que las 82 restantes se repartían entre Gran Canaria (con 58), Fuerteventura (17), Lanzarote (tres) y La Gomera y La Palma (dos cada una).

De forma generalizada, Salud Pública explica en su informe que el agua usada para el consumo humano en las islas occidentales sigue siendo mayoritariamente de origen subterráneo, una característica que implica que el abasto se vea influenciado por la composición del subsuelo. En el caso de Tenerife, esa capa registra exceso de fluoruro y sodio, dos elementos que provocaron la mayoría de las incendias registradas en la Isla, mientras que los altos niveles de nitrado hallados se deben fundamentalmente a la contaminación del acuífero con aguas residuales agrícolas.
Según detalla la jefa de Sección de Programas Ambientales del servicio de Sanidad Ambiental, Macrina Martín, estos son parámetros contaminantes que están relacionados con la calidad del agua en origen y que en algunos casos obligan a la Dirección General de Salud Pública a establecer recomendaciones en su consumo, como ocurre en nueve municipios de la Isla, en los que existen restricciones por el alto contenido en fluoruro que registra el suministro. Precisamente, son las incidencias que están íntimamente relacionadas con el tipo de subsuelo las que cuesta más resolver y la experta resalta los "grandes esfuerzos" que han realizado algunas localidades para buscar una solución, como por ejemplo La Guancha y La Laguna, que han logrado rebajar los niveles de flúor.

¿Pero por qué Tenerife es la isla que presenta más problemas por su mala calidad del agua? Macrina Martín indica que es la única de las siete que mantiene la actividad volcánica residual. Eso implica altas temperaturas en el subsuelo y emanaciones de ácidos fluorhídricos, lo que lleva aparejado una presencia rica de flúor y sodio, dos sustancias que inciden directamente y de forma negativa en las condiciones del suministro, sobre todo si se tiene en cuenta que casi todo el que se toma en Tenerife, el 91%, tiene un origen subterráneo, como por ejemplo el que se obtiene a través de galerías y pozos. Recuerda, de igual forma, que también es la Isla con mayor número de zonas de abastecimiento, en la actualidad 283, y que eso conlleva una mayor variabilidad en la calidad del líquido.

Respecto a las incidencias, informa de que casi todas las abiertas en Tenerife, el 75%, se deben precisamente a las características que presenta el agua subterránea de forma natural. De hecho, de las 248 incidencias, 83 tienen que ver con el exceso de sodio y 42 con el flúor. La técnico, sin embargo, no pasa por alto que el 32% tiene como causa la falta de optimización del tratamiento de potabilización.
Advierte de que es necesario mejorar este proceso y poner filtración previa en todas las instalaciones que pueden verse afectadas por una contaminación medioambiental, y aunque "se está acometiendo poco a poco", un mal tratamiento de desinfección "también deriva en incidencias", avisa.

La tercera causa de esos defectos en los que hay que actuar, según detalla Macrina Martín con un 11%, es la contaminación del acuífero con agua procedente de riego agrícola, mientras que el resto tiene que ver con las características de las instalaciones y el mantenimiento higiénico-sanitario. Si bien resalta que este tipo de incidencias son las más fáciles de solventar, manifiesta que las relacionadas con el subsuelo y la contaminación por el agua de riego "cuestan más" y, para ella, el Cabildo de Tenerife juega un papel fundamental en este aspecto. "Lo ideal" para poner fin a los altos niveles de sodio y flúor en la Isla, los principales problemas que registra el agua, es "tener una solución a nivel insular", sentencia la técnico de Salud Pública.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine