El guardia civil acusado admite haber mediado para desbloquear licencias

Asegura que no intercedió "jamás" por un expediente concreto, sino para propiciar el desatasco del Ayuntamiento al intentar reconciliar al exalcalde con Santamaría

10.05.2016 | 02:18
El guardia civil acusado admite haber mediado para desbloquear licencias
El exalcalde José Alberto González Reverón mientras pasaba ayer junto al acusado José Manuel Rodríguez tras declarar como testigo.

El exalcalde de Arona José Alberto González Reverón volvió a declarar ayer ante la Sección Sexta de la Audiencia Provincial, pero esta vez como testigo. Si la Sala acaba de terminar con el juicio por el caso Arona, en el que el antiguo regidor se sentaba en el banquillo de los acusados, ahora le toca ocupar ese lugar a José Manuel Rodríguez, el guardia civil que supuestamente sirvió de intermediario entre empresarios y políticos para desbloquear licencias en 2008. Este hecho constituye una de las cuatro piezas separadas de esa causa central y la Fiscalía Provincial solicita para este encartado seis meses de cárcel y una multa de 30.000 euros por un presunto delito de tráfico de influencias. En esa primera sesión, el encausado admitió haber mediado para reconciliar a González Reverón y al exedil en la oposición Francisco García Santamaría porque el Ayuntamiento quedó "paralizado" tras la querella que este último presentó, una de las que detonó esta macroinvestigación.
El agente quiso restar importancia al papel que jugó al afirmar que lo único que intentó fue que "dos personas que no se hablaban hablasen para que no perjudicasen a todos los demás" con su mala relación. Según dijo, era "voz populi" que el Consistorio estaba "totalmente bloqueado con denuncia va, denuncia viene", y reconoció haber participado en distintas reuniones con el fin de intentar acercar al exalcalde nacionalista y al antiguo concejal socialista. La más llamativa, y así se desprende de las preguntas realizadas ayer por el Ministerio Público, fue la que tuvo lugar en una finca de Pedro Suárez, que por esa época era el presidente del Círculo de Empresarios del Sur y titular de Gomasper, una de las empresas que supuestamente se vieron beneficiadas de forma ilegal por parte del Gobierno local de esa época.

Si bien José Manuel Rodríguez indicó que no tenía una relación de amistad ni con González Reverón ni con García Santamaría, sí aludió a la estrecha relación que mantenía con el ya fallecido exconcejal Sebastián Martín, conocido como Tata. "Hablamos que era bueno que se juntasen para arreglarse" porque a raíz de la denuncia que presentó García Santamaría "no se dirigían la palabra", así que el guardia civil le comentó a Pedro Suárez la necesidad de propiciar un acercamiento entre los dos políticos y "aceptó", una actuación que realizó "a nivel personal" y que hizo sin que "nadie" se lo pidiera", remarcó el acusado.

El procesado señaló que a ese almuerzo con cochino negro incluido fue "cada uno con quien quiso" y admitió que entre los presentes estaban González Reverón, el socialista y el propio Pedro Suárez. La finalidad última del encuentro celebrado en la finca del empresario, según él, era que los dos políticos limaran asperezas y dejó claro durante su declaración que "nunca" ha intercedido a favor de un expediente concreto y negó haber participado en reuniones "donde se pusieran esos temas sobre la mesa".

Aunque la Fiscalía hizo hincapié en el motivo que le llevó a mediar entre ambos, incluso recordándole conversaciones telefónicas que mantuvo con González Reverón y por otro lado con García Santamaría, el encartado se limitó a decir que por esa época era "bastante conocido a nivel social dentro del Ayuntamiento" y defendió que todos "vivíamos la situación" del Consistorio. Si bien aseveró estar "ajeno a cualquier interés", consideró que sería "bueno" que esos antiguos cargos de la Corporación "recuperaran la relación" porque la Administración estaba "bloqueada en cuanto a contratos, expedientes y todo lo demás". "No tenía conocimiento de ningún tema urbanístico, pero sí de la situación que sucedía en el Ayuntamiento como toda la gente que lo estaba sufriendo, ni más ni menos", insistió.

Los testigos

Un total de seis personas pasaron ayer ante la Sala en calidad de testigos. Entre ellos estaba Pedro Suárez, que dijo ser amigo de José Manuel Rodríguez y reconoció haber servido de anfitrión en el almuerzo que celebraron los políticos. Aseguró que existía una "gran preocupación" entre los socios del Círculo de Empresarios porque la Corporación estaba "bloqueada" por culpa de un "malentendido entre un partido y otro", así que en ese encuentro "se trató el tema". "Mi obligación era intentar que se diera solución y no sé quién convocó; no me acuerdo si fui yo quien llamó a esas personas", agregó. De lo que sí se mostró seguro, al igual que su trabajador Francisco Javier Cabrera, que de igual forma declaró ante el tribunal, era de que en esos momentos su empresa Gomasper no tenía pendiente la resolución por parte del Consistorio de ninguna licencia o contrato.

Por la Sala también pasaron el exconcejal de Urbanismo y condenado por otra pieza separada del caso Arona, Antonio Sosa, otro de los presentes en ese almuerzo para tratar de "normalizar las relaciones", según dijo, y el propio García Santamaría, que aludió a un total de tres reuniones. El antiguo concejal socialista Pablo Hernández, sin embargo, fue más claro ayer que su compañero de partido al asegurar que en ese encuentro se trató el tema de "desbloquear una serie de expedientes que eran desfavorables", aunque se habló de ellos de manera "general". Lo que se buscaba con ese almuerzo era que "mis compañeros debían decir que sí o abstenerse" para que las autorizaciones salieran adelante, manifestó el antiguo edil. Esta misma postura mantiene la Fiscalía, que defiende que era una artimaña para implicar en las supuestas concesiones ilegales a los socialistas.

El exalcalde, incluso, reconoció que esos encuentros tuvieron lugar "fuera" de la Corporación y que el fin era buscar el apoyo de esos concejales para que se aprobaran con el mayor consenso posible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine