ÚLTIMA HORA
Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga tras cinco meses de paros
Santa Cruz

El quiosco de la Plaza Militar abrirá antes de que acabe el año

La empresa concesionaria tendrá que pagar 600 euros al mes y realizar obras de mejora para garantizar la accesibilidad en la zona

05.05.2016 | 12:21
Aspecto del bar de la Plaza Militar en noviembre de 2015 tras el desalojo de la anterior concesionaria.

El quiosco de la conocida como Plaza Militar abrirá antes de que acabe el año. El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha dado el visto bueno al expediente relativo a la concesión administrativa de utilización del dominio público para la explotación comercial del bar de la plaza Pedro Schwartz.

El plazo de ejecución previsto para las obras será de tres meses a partir de la firma del acta de comprobación del replanteo, y según las cláusulas aprobadas, el quiosco se destinará a la venta de productos propios de los bares, sin que pueda darse otro uso distinto. El canon trimestral mínimo que habrá de abonar el concesionario a la Corporación asciende a 1.800 euros, lo que suponen 600 euros al mes. El concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz Estébanez, aseguró que se trata de una cantidad "razonable" ya que la intención del Consistorio es "dar impulso a la actividad económica en la zona, así como crear empleo y conseguir dinamismo empresarial para Santa Cruz, con mejores servicios en puntos emblemáticos, que la propia acción recaudatoria".

El edil nacionalista valoró la puesta en marcha de este espacio en un intento por seguir "cumpliendo los compromisos adquiridos en cuanto a la revitalización de estos quioscos señeros de la capital, como el Numancia, ahora mismo en concurso, o la remodelación que ya se está acometiendo en el de la plaza del Príncipe". La concesión se efectuará por diez años desde la firma del contrato, con independencia de la fecha de terminación de las obras de acondicionamiento del espacio, y tendrá carácter improrrogable. El plazo de presentación de proposiciones será de veinte días desde la publicación de la licitación en el Boletín Oficial de la Provincia.

El objeto de la concesión incluye la redacción de un anteproyecto que será objeto de valoración para la adjudicación, con el correspondiente proyecto de ejecución, la realización de las obras e instalaciones que defina, y la explotación de la actividad y mantenimiento y conservación de las obras durante el plazo de la concesión. El adjudicatario deberá realizar a su costa las instalaciones necesarias del quiosco de acuerdo con el anteproyecto técnico que forma parte del contrato, con acometida propia y contador independiente para el agua y la energía eléctrica, de cuyo mantenimiento también se encargará. "Estará exento de pagar el canon de 600 euros al mes durante el primer año porque entendamos que las obras que tendrá que acometer son pago suficiente", añadió.

Se incorporará, además, un plan de necesidades que incluirá las reparaciones y sustituciones que sean pertinentes en el edificio en general, las obras de compartimentación y de los espacios interiores para el desarrollo de la actividad que se ponga en marcha, así como la reforma y adaptación de los aseos, entre otros aspectos. "Los principales cambios que se plantean en el exterior tienen que ver con la accesibilidad en la zona", detalló. "Las normativas van cambiando y esa es una de las principales razones por las que la concesión se otorga por diez años sin que se pueda prorrogar", aseguró Díaz-Estébanez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine