Los más pequeños ponen su granito de arena

Un 'sprint' para ayudar a los vecinos

El colegio Tomé Cano de Santa Cruz de Tenerife celebra la segunda edición de su carrera solidaria para recaudar alimentos a favor de Cáritas

27.04.2016 | 01:45
Un 'sprint' para ayudar a los vecinos
Los alumnos de Infantil y Primaria recorrieron el patio y recogieron alimentos para pasar una jornada repleta de solidaridad y mucho deporte.

Lo prometido es deuda. Angelines Tavío, la directora del CEIP Tomé Cano de Santa Cruz de Tenerife, se comprometió el pasado año a que este centro tendría una cita anual con la solidaridad y lo ha cumplido. Todo ello gracias a la segunda edición de su particular carrera solidaria que se celebró en la mañana de ayer en las instalaciones del colegio. El único requisito para participar en las numerosas competiciones que se sucedieron durante la jornada era aportar, como mínimo, un kilo de alimentos.

Todo lo recaudado irá, ahora, a beneficio de Cáritas, que se lo entregará, a su vez, a las familias más necesitadas de la capitalina zona de Tomé Cano. El centro educativo batió récords en la mañana de ayer y fue capaz de reunir más de 600 kilos de alimentos, por lo que la fiesta continuará estos días en el colegio santacrucero para celebrar la solidaridad de la que hacen alarde los más pequeños de la casa.

Todos estaban invitados en la mañana de ayer al centro chicharrero. Y, así, no fueron únicamente los alumnos los que corrieron por el patio, puesto que también estuvieron acompañados por sus padres, abuelos y por el profesorado. Todos podrán seguir disfrutando de los beneficios del ejercicio físico a lo largo de toda la semana. Así, el colegio Tomé Cano acoge hasta el viernes los juegos de animación deportiva, en los que se podrán realizar hasta seis estaciones de juegos repartidos por el patio, con el objetivo de inculcar en los más jóvenes la necesidad de llevar un vida sana.

Antes de que dieran inicio las carreras solidarias, el centro tenía preparado para los alumnos una completa clase de zumba a modo de calentamiento. Las canciones más conocidas del momento fueron bailadas y coreadas por los pequeños que se entregaron, desde el primer momento, a la jornada de actividad física. La directora del centro, Angelines Tavío, fue una de las profesoras que más empeño puso en que todo saliera bien y no dudó ni un segundo en bailar y correr. La docente indicó que "muchos de nuestros alumnos van a salir beneficiados del reparto de alimentos que haga Cáritas puesto que sus familias acuden a este tipo de servicios".

El CEIP Tomé Cano no estuvo solo en la organización de este evento, puesto que también contó con la ayuda del IES Virgen de Candelaria. Los alumnos del Ciclo de Atletismo estuvieron presentes durante la mañana y se aseguraron de que las carreras fueras seguras. El profesor Nazer Ghuneim explicó, minutos antes de que los alumnos de Infantil saltaran a la pista, que su objetivo era el de "promocionar el atletismo a edades tempranas a través de un circuito seguro y poder unir, así, la vida sana, el deporte y la solidaridad".
Los alumnos más pequeños del centro, de tan solo tres años, fueron los primeros en correr. Sin duda, los participantes hicieron alarde del estilo libre y, mientras que algunos corrían a buen ritmo, otros optaron por caminar y unos pocos realizaron el recorrido en un rápido sprint. Denisse Frías, de tres años, acaba de entrar a estudiar en el CEIP Tomé Cano y sus cortas piernas no fueron impedimento para completar las dos vueltas del circuito. Además, estuvo acompañada por su padre, Fran Frías, quien reconoció la buena labor que lleva a cabo el centro educativo santacrucero, que sabe aunar la diversión con la solidaridad.

Elena Chávez, de cinco años, y su padre, Marcos Chávez, quedaron enamorados de esta iniciativa el año pasado y por esa razón no dudaron en volver a participar ayer en la carrera. El progenitor, de hecho, cambió su turno de trabajo para poder correr de mano de su hija. La pequeña Elena conocía a la perfección la importancia de la jornada y no tuvo ningún problema en cargar al hombro varias bolsas repletas de leche, garbanzos y cereales para "ayudar a los niños que no tienen qué comer", explicó mientras trataba de hacerse con un poco de aire tras su carrera.

Los alumnos de Primaria lo tuvieron un poco más complicado puesto que el circuito diseñado para ellos era más largo que el que tuvieron que completar sus compañeros de Infantil y, además, incluía un recorrido por el interior del centro. Diego Armada, de siete años, está en 2.º de Primaria y corrió junto a su madre, Cheissy Puente. Ayer, mientras disfrutaba del plátano y una botella de agua, ofrecida por el colegio, reconoció estar "muy cansado". Añadió, además, que había tenido algunos problemas durante la carrera "porque mi madre no se anudó bien los cordones de los zapatos y se calló", pero al final todo terminó bien y pudieron llegar a la meta junto a los demás compañeros de clase.

Algunas madres, como Lourdes Alonso, corrieron ayer más vueltas de las establecidas por la organización. Tiene dos hijos: Mateo, de siete años, y María, de siete, y decidió acompañarlos en cada uno de los circuitos que realizaron. "El año pasado estaba más en forma pero en esta ocasión me he notado más cansada. Aún así, tenía claro que iba a participar porque me parece una iniciativa muy solidaria y merece la pena hacer un esfuerzo por ayudar a todos los que lo necesitan", sentenció tras la primera de las carreras a las que se enfrentó.

La jornada de ayer finalizó con la visita del cura de la cercana Parroquia de Santo Domingo de Guzmán y representantes de Cáritas, que serán los encargados de repartir los alimentos entre las familias que más lo necesitan de esta zona de Santa Cruz. Asimismo, la concejal del Distrito Salud–La Salle, quien fue la encargada de repartir las medallas entre los alumnos que fueron más rápidos en las carreras.
Los pequeños de la casa demostraron ayer que la edad no tiene ninguna relación con las ganas y la disciplina deportiva. La energía que derrocharon todos y cada uno de los participantes cuando el reloj no marcaba más que las once de la mañana, demostró que podrían haber completado otras tres o cuatro pruebas sin ningún problema. Todo ello, con el único objetivo de ayudar a los que más lo necesitan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine