Un ejercicio perfecto también en la playa

25.04.2016 | 18:36

Limpiar, hacer la comida, ver la tele... Eso ya se acabó. Ahora ya no hay excusa para salir a la calle y hacer una vida que nada tiene que ver con ser sedentarios. El Ayuntamiento de Santa Cruz se los ha puesto en bandeja para que no tengan que quedarse en casa. El área de Deportes ha puesto en marcha el programa de Madurez activa con el que vecinos de más de 55 años hacen ejercicio de forma guiada gracias a dos monitores.

Las actividades se reparten por todo el municipio, en los cinco distritos. Los lunes se mueve Salud-La Salle; los martes le toca el turno al Distrito Centro Ifara; los miércoles todo el ejercicio se traslada a Ofra-Costa Sur; los jueves los mayores que se benefician de esta actividad son los de Anaga; y los viernes, antes del descanso del fin de semana, son los del Suroeste los que se ponen la ropa cómoda y los tenis.

La concejal de Deportes, Verónica Meseguer, detalló que estas actividades se prolongarán hasta el verano. "Los que participan se lo pasan bien, salen de casa y encima hacen deporte", concretó la edil. En esta misma línea, José Alberto Díaz-Estébanez, concejal del Distrito Anaga, aseguró que este tipo de actividades van "más allá" del simple ejercicio. "Es un encuentro con el que los mayores se socializan".

Entre los participantes en el programa en el pueblo de San Andrés se encuentra Silvia Díaz. "Este es mi segundo año y si hacen un tercero o un cuarto seguiré viniendo", aseguró. "Yo ya no me quedo en casa; hay que salir y esta es la excusa perfecta", comentó en uno de los descansos de la clases en la que paran para beber agua.

La mayoría de los que se benefician en San Andrés de esta actividad son vecinos del mismo pueblo, aunque también hay mayores que se trasladan desde otros núcleos de Anaga como El Suculum, de donde es Ermesinda Hernández. "Venimos caminando y así vamos estirando antes de empezar a hacer la gimnasia", bromeó. "Nos lo pasamos muy bien y al final eso es lo más importante para todos", valoró esta residente.

Desde Igueste de San Andrés llega cada jornada Juan Carlos Rodríguez. Tan solo hay dos hombres en este grupo, algo que se repite en todos los distritos. "A mí me gustaría que vinieran más, pero tampoco me importa; aquí viene uno a moverse, para no quedarse parado en casa", aseguró. La concejal de Deportes aprovechó para animar a los hombres a incorporarse a estas clases, un problema con el que se encuentran en todas las actividades que organizan.

El de Anaga es un caso particular ya que le distribución de los pueblos hace más complicado el traslado de los mayores que en otros barrios más poblados de Santa Cruz . La intención es que se pongan en marcha actividades de forma complemetaria en otros enclaves que todavía están por decidir. Todo dependerá de la cantidad de usuarios que se apunten y que estén interesados en formar parte de estas clases.

Más que ejercicio

Los monitores especializados coordinan las actividades que realizan todos los participantes, siempre atendiendo a su edad, al sexo y otras variables, como la salud. Cada sesión se compone de 10 minutos de calentamiento, 40 minutos de ejercicio y otros 10 minutos de estiramientos con los que se concluye la hora de ejercicio. Las actividades previstas incluyen la realización de ejercicios de Pilates, psicomotricidad, yoga y tonificación. Charlas sobre nutrición o higiene postural son otras.

Cada uno de los participantes recibe además una guía de hábitos saludables para que puedan seguir poniéndolos en práctica una vez que concluyan las sesiones del programa al llegar el verano. La intención es que asuman este tipo de vida activa como algo natural en su día a día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine