Vacaciones con niños

Tenerife se consolida como un destino estrella para las familias, un segmento que representa el 14% de los 5,2 millones de turistas que visitaron la Isla el año pasado

19.04.2016 | 11:21
Vacaciones con niños
La Isla cuenta con diferentes atracciones para pasar las vacaciones en familia, como puede verse en las imágenes. En la parte superior, instantáneas del Forestal Park, Jungle Park, Loro Parque y el Teide.

Tenerife se ha consolidado como un destino estrella para las familias, un segmento que representa el 14,4% de los 5,2 millones de viajeros que pasaron sus vacaciones en la Isla el año pasado. Estos turistas se sienten especialmente atraídos por el clima, que permite disfrutar de actividades variadas al aire libre, los parques temáticos –reconocidos entre los más destacados del mundo– o unos alojamientos de primer nivel con servicios y atenciones especiales para las familias.

Un viaje familiar implica darle vueltas a una idea: que el lugar elegido sea lo suficientemente diferente a lo que se está acostumbrado (es el punto necesario de exotismo) pero al mismo tiempo que para llegar a él no se tenga que recorrer medio mundo.

Es ahí donde suele venir a la mente Tenerife, con una distancia en avión de 2,5 horas respecto a la Península. Prácticamente una excursión de media mañana que, bien pensado, supone todo un viaje a la primavera en un abrir y cerrar de ojos. Al aterrizar en la Isla, la primera bienvenida viene del clima, perfecto para realizar actividades al aire libre todos los días del año; y para quienes tienen niños, éste es un aspecto crucial.

El consejero insular de Turismo, Alberto Bernabé, explica que "cada año visitan la Isla alrededor de medio millón de niños que pasan las vacaciones con sus padres". Nórdicos, españoles, franceses y rusos son los viajeros que más se decantan por este tipo de turismo familiar.

Bernabé considera que no solo la oferta alojativa resulta atractiva para este tipo de visitantes "sino que también son muy atrayentes el resto de actividades que se pueden llevar a cabo en Tenerife, tales como parques temáticos, zonas naturales y otro tipo de instalaciones de carácter cultural como pueden ser los museos".

La presencia de turismo infantil en la Isla sigue una pauta estacional, con una presencia mucho más destacada durante el tercer trimestre del año y los meses de verano, que coinciden con las vacaciones escolares. En este período pasan sus vacaciones en Tenerife más de un tercio del total de niños que se registran durante todo el año.

Otro factor relevante es el tamaño medio de los grupos familiares. Según los datos que maneja Turismo de Tenerife, el grupo con mayor peso es el que viaje solo con un menor, que supone el 54% de las familias o grupos de viajes. Las familias con dos niños representan el 39% de los grupos que viajaron a Tenerife en el último año y las que vienen con tres menores ya se reducen al 6% del total de grupos familiares. Las de cuatro o más niños apenas alcanzan el 1%.

Actividades para grandes y pequeños

Entre las grandes bazas de Tenerife para el turismo familiar están los parques temáticos. El Siam Park es el mayor parque acuático de Europa y el mejor del mundo según la web de viajes Tripadvisor. También el Loro Parque de Puerto de la Cruz recibe una altísima valoración en este portal como mejor zoológico de Europa y segundo del mundo.

Otros muchos parques temáticos se unen a los anteriores para hacer de Tenerife un destino de vacaciones 100% familiar. Desde Jungle Park, un espacio en el que viven en libertad todo tipo de aves exóticas y rapaces, a Karting de Tenerife, un circuito de pequeños coches de carreras. La lista continúa con Aqualand, que reúne atracciones acuáticas y espectáculos con delfines; el parque etnográfico Pirámides de Güímar, que ofrece varias rutas al aire libre con unas misteriosas pirámides escalonadas; o Forestal Park, donde todos los miembros de la familia disfrutan lanzándose por tirolinas suspendidas entre altísimos pinos.

Más allá de los parques temáticos, Tenerife aúna otras muchas actividades para niños y padres. El Parque Nacional del Teide es un lugar con unas condiciones únicas para la observación de estrellas por la limpieza y pureza de su cielo, una opción que puede entusiasmar tanto a grandes como a pequeños. El propio Teide, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es ya una atracción en sí mismo.

Otra de las actividades estrella en la Isla es la del avistamiento de cetáceos. Y, ¿quién dijo que los museos no eran divertidos? El Museo de la Ciencia y el Cosmos del Cabildo tinerfeño es un plan inmejorable para conocer la parte más lúdica de la ciencia y el Museo de la Naturaleza y el Hombre, también gestionado por la Corporación insular, muestra a sus visitantes cómo vivían los guanches en la Isla.

Alojamientos de cuatro y cinco estrellas con todas las comodidades y facilidades para las familias –habitaciones comunicadas, piscinas infantiles, zonas de juego, un montón de actividades de animación, etcétera–, además de innumerables playas o una gastronomía que satisface cualquier paladar, hasta los de los pequeños, completan una oferta irresistible para los reyes de la casa de la que, por supuesto, pueden disfrutar también sus padres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine