El Cabildo calcula que 83.000 viviendas se surtirán de energías renovables en dos años

El ITER, dependiente de la Corporación insular, espera duplicar el suministro actual con la planta fotovoltaica de Arico y tres parques eólicos proyectados

17.04.2016 | 11:31
Paneles y aerogeneradores ubicados en el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables.

El Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), dependiente del Cabildo de Tenerife, alimentará en unos dos años a 83.344 hogares de la Isla con energías renovables. Esta cifra se sitúa en la actualidad en las 40.844 viviendas, pero el director de esta entidad, Manuel Cendagorta, informa de que este número se duplicará sobre 2018 gracias a los nuevos proyectos que la empresa pública tiene previstos. Se trata de una planta fotovoltaica a desarrollar este año en Arico, un parque eólico en el Complejo Ambiental (PIRS) y otros dos en el Polígono Industrial de Granadilla, estos tres últimos a ejecutar una vez se resuelvan todos los flecos pendientes.

La puesta en marcha de estas infraestructuras depende mucho no solo del Gobierno canario sino también de Red Eléctrica de España. Por un lado, el Ejecutivo autónomo y el ITER negocian en la actualidad que la instalación de placas solares, con una superficie de unos 5.000 metros cuadrados, sea declarada proyecto de interés estratégico para el Archipiélago después de que el Ayuntamiento pusiera trabas a la actuación.

Por el otro, los parques se han visto retrasados por los incidentes que han rodeado a los concursos públicos en este ámbito, aunque estos tres ya tienen su potencia asignada, y además es necesario que el operador del sistema eléctrico despliegue la infraestructura pertinente para poder usar la energía que produzcan los aerogeneradores. Red Eléctrica todavía "está planificando" y por este motivo la entrada en servicio de estas últimas instalaciones "se retrasará", ya que sin esas líneas y subestaciones "no se podría verter la energía a la red". Pese a la demora, "si todo sale bien", el director de la entidad calcula que estas tres centrales podrían estar listas en 2018.

Solo los parques del Complejo Ambiental y del Polígono Industrial de Granadilla alimentarán a 40.000 hogares, a los que hay que sumar los 2.500 que se beneficiarán de la planta fotovoltaica de Arico. Estas cifras, por tanto, suponen que el abastecimiento actual, situado en las 40. 844 viviendas, se vea duplicado una vez que las cuatro infraestructuras a desarrollar por la empresa pública entren en servicio.
Antonio García Marichal, consejero insular del área Tenerife 2030, que incluye Innovación, especifica que el Cabildo destinará unos nueve millones de euros para el ITER. La mayor parte de ese dinero, unos siete millones según puntualiza, irán para sufragar los paneles solares de Arico, mientras que el resto de los fondos se utilizarán para otras iniciativas.

A esa instalación solar se suma el parque eólico previsto en el Complejo Ambiental de Arico, "encima de las seldas de vertidos del PIRS", lo que implica "aprovechar la superficie para sacar aprovechamiento energético". "Tenemos potencia asignada [18,4 megavatios], pero falta que el Gobierno canario decida cómo canalizar todo esto", añade García Marichal. La inversión estimada para este proyecto, con ocho aerogeneradores, alcanza los 16 millones de euros, a los que habría que sumar el coste de los otros dos parques previstos en el Polígono Industrial de Granadilla.

La Corporación inyectará por lo pronto nueve millones en el ITER para desarrollar no solo la planta de Arico sino para sufragar determinadas actividades, sobre todo orientadas a la investigación. García Marichal señala que las otras iniciativas que llevará a cabo el Instituto a lo largo de este ejercicio serán la mejora de la eficiencia energética del Data Center de Granadilla para refrescar el servicio con agua marina y estudiar la potencialidad de la energía geotérmica en la Isla.

A estas acciones hay que añadir el diseño e investigación de macrobaterías para acumular la energía renovable para así poderla verter luego a la red. "Cuando haya falta de producción, la batería suplementa y siempre habrá producción directa estable", destaca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine