Impulso a una infraestructura vital

El muelle deportivo de Puerto de la Cruz se empezará a construir a finales de 2017

El Cabildo y las fuerzas políticas portuenses firman un acuerdo para acelerar el inicio de la obra

14.04.2016 | 14:15
El muelle deportivo de Puerto de la Cruz se empezará a construir a finales de 2017

El proyecto definitivo incluye atraques para buques de 80 metros

El comienzo de las obras del ansiado Puerto Pesquero, Deportivo, Comercial y Turístico de Puerto de la Cruz ya tiene fecha: finales de 2017. Después de décadas de retraso e infinidad de proyectos sin ejecutar, el Cabildo de Tenerife y todas las fuerzas políticas del Consistorio portuense rubricaron ayer un acuerdo, en un día que enmarcaron como "histórico", para establecer una hoja de ruta que acelere el inicio de la infraestructura. El proyecto final, redactado por Trazas Ingenieros-Giur para el puerto y Martín Menis Arquitectos para el parque marítimo, incluye atraques para buques de hasta 80 metros. Pero la infraestructura incluye mucho más: plazas de grandes dimensiones, una piscina, zonas comerciales y de ocio o una lámina interior de agua salada donde disfrutar de actividad náuticas.

La ejecución del proyecto se realizará en una sola fase, tal y como reclamaban los portuenses, con el objetivo de que el puerto empiece a operar desde el primer momento. Para que el puerto sea una realidad, el primer paso necesario es la obtención de la concesión de Puertos Canarias para la adscripción de los terrenos a la Comunidad Autónoma así como de la declaración de Impacto Ambiental, ambos documentos ahora mismo en tramitación. A partir de entonces, tanto la Corporación insular como el Consistorio se comprometen a completar la redacción de los proyectos técnicos necesarios y a licitar las obras conforme al régimen más adecuado. Según explicó ayer el propio presidente insular, entre estos documentos "habrá que redactar planes especiales y proyectos constructivos".

El coste total de la obra asciende a más de 156,7 millones de euros, de los que la Institución tinerfeña aportará 72,3 millones de fondos propios y de los que pueda obtener del Fondo de Desarrollo de Canarias aportados por el Gobierno de Canarias a través del IGTE. Con esta inversión, ya se podría empezar la obra del puerto y llegar a realizar hasta el 60% del proyecto del lado mar. No obstante, para completar la partida será necesaria la aportación de 20 millones a cargo de otras administraciones públicas y de 17,5 millones por parte del explotador privado.

En cuanto a la ejecución de la parte terrestre, valorada en 36, 5 millones, el proyecto cuenta con el aval de Teleférico del Teide para la concesión del parque marítimo (parte tierra), que ya el pasado mes de febrero el Cabildo tinerfeño presentó a Puertos Canarios. Se completa la inversión con los 10 millones de euros del canon establecido para la ejecución del lado mar.

El proyecto final del puerto deportivo y pesquero incluye un dique de abrigo que parte del extremo oeste de la Playa San Felipe, coincidiendo con el Picacho de los Meros. La longitud del dique de arranque es de 200 metros en dos alineaciones rectas, mientras que el dique de abrigo ocupa 1.155 metros. El contradique arranca de las inmediaciones del dique de refugio pesquero y tiene una longitud de 160 metros, manteniendo un ancho de bocana de 88,35 metros, a diferencia de los 65 que recogía el proyecto anterior.

Estas dimensiones permiten el atraque de hasta cuatro buques comerciales como los que operan entre Islas con capacidad para 700 pasajeros y 120 vehículos, además de cruceros de hasta 80 metros de eslora y 100 pasajeros. Según detalló ayer el alcalde portuense, Lope Afonso, ya han estudiado las posibilidades comerciales de este tipo de barcos. "Hemos identificado a la empresas que ofrecen estos cruceros de tamaño mediano y hemos visto que, incluso, el desembolso medio de sus pasajeros es mayor que el que tienen los visitantes que arriban en cruceros más grandes. La posibilidad de que atraquen en nuestro puerto es por tanto, viable y rentable", aclaró el popular. En este sentido, el presidente insular recalcó que "la idea es que sea un puerto polivalente y que no tenga un uso exclusivo".

Por su parte, para la zona deportiva se ha previsto una capacidad de 780 atraques: 38 para grandes yates, y el resto para recreativos. Mientras, la dársena pesquera, que tendrá algo más de 4.642 metros cuadrados, cuenta con capacidad para 24 atraques para embarcaciones de seis a 12 metros de eslora. Además, en la dársena contigua se ha emplazado el muelle de atraque para las embarcaciones de excursiones turísticas.

En cuanto al proyecto del parque marítimo, destaca el diseño de una lámina interior de agua salada, a modo de corriente de agua con renovaciones periódicas de la misma que permitirá su uso para actividades náuticas y deportivas como escuelas de vela y que estará ambientada con peces y tortugas. También habrá una zona de aparcamientos con la misma capacidad que la actual, una piscina, zonas de restauración y ocio y espacios para un mercado de flores y de artesanía y para la comercialización pesquera y los servicios portuarios.

El arquitecto tinerfeño Fernando Menis, encargado del proyecto, destacó ayer que "se trata de buscar la esencia de Puerto de la Cruz que le permita recuperar su lugar en Europa". Menis reveló que la superficie dedicada a uso público en este ámbito de actuación es de 29.721 metros cuadrados ( de los 110 mil metros cuadrados de espacio público total) "con varias plazas que podrán acoger los principales eventos de la ciudad". "La idea es que también haya un espacio comercial destinado a los negocios locales y de innovación", añadió el arquitecto. Además, se llevará acabo la ampliación de playa Jardín para que esta "mire hacia el Teide" y "conecte directamente con el propio puerto".

Para el presidente del Cabildo tinerfeño, el acuerdo firmado ayer representa "un sueño que ya podemos tocar". "El futuro puerto es ahora un proyecto viable porque contamos con un acuerdo político, el respaldo social y voluntad y recursos económicos", apuntó Alonso. Por su parte, el alcalde de la ciudad, incidió en que era "un día histórico y muy grande". "Es grande porque contamos con un puerto grande, uno de los mayores de Canarias, porque tenemos una zona de tierra que satisface las necesidades del municipio y porque hemos llegado a un consenso político", afirmó Lope.

El resto de fuerzas del Consistorio portuense también se sumaron al discurso de ambos dirigentes señalando la importancia de que el futuro puerto de Puerto de la Cruz sea hecho "de acuerdo a lo que quieren los propios vecinos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine