El Cabildo licitará este año la gestión de residuos con el apoyo de los municipios

Los técnicos reforman el primer plan elaborado, de 140 millones de inversión, para lograr el consenso entre las partes

14.04.2016 | 01:20
Planta de residuos del Complejo Ambiental de Tenerife (PIRS), en Arico.

El Cabildo de Tenerife licitará este año el servicio de gestión de residuos con el apoyo de los ayuntamientos. Según informa el consejero de Sostenibilidad y Medio Ambiente, José Antonio Valbuena, la idea es que el nuevo modelo esté listo en junio para que la empresa que resulte adjudicataria se haga cargo de la actividad desde principios del próximo año. Si bien la concesión actual acababa con el cierre de 2014, la Institución se vio obligada a prorrogarla hasta mediados de 2017 porque los consistorios de la Isla desaprobaron la propuesta planteada por la Administración insular, que pasaba por subirle la tasa de basura a los municipios para poder invertir 140 millones de euros en 30 años. Ante la negativa de las corporaciones locales, los técnicos trabajan en la actualidad en la reforma de esa primera planificación.

El Cabildo diseñó todas esas acciones, que pasaban por ejemplo por la construcción de tres plantas de compostaje, tres de transferencia y otras tres para clasificar envases, con el objetivo de impulsar la reutilización de materiales en la Isla. El fin último era poder cumplir a través de esas actuaciones con la directriz marcada por la Unión Europea, que pasa por reciclar el 50% de la basura en 2020, pero los ayuntamientos veían desmesurada la inversión que implicaba toda esa red de instalaciones, así que propusieron que se priorizaran las obras para no tener que afrontar una subida de las tasas o que se buscaran medidas alternativas.

Como los consistorios no respaldaron la propuesta presentada por la Corporación insular, a esta no le quedó más remedio que prorrogar el contrato a Vertederos de Residuos Sociedad Anónima (Vertresa), concesionaria del Complejo Ambiental de Tenerife (PIRS), hasta mediados de 2017. Desde entonces, las administraciones públicas negocian un nuevo modelo de gestión de residuos para la Isla y, según detalla José Antonio Valbuena, las negociaciones continúan entre las partes, aunque ya desde el punto de vista técnico y "ahí no entra la parte política", puntualiza.

De acuerdo a sus previsiones, el futuro programa aprobado por los consistorios estará en junio. Esa misma comisión, además, trabaja en el desarrollo de la recogida selectiva de materia orgánica en Tenerife y, en estos momentos, "está viendo" si hacerlo "puerta a puerta o de forma conjunta".

El consejero insular de Sostenibilidad y Medio Ambiente anunció en julio del pasado año que la Institución ya estaba dando los pasos para llevar a cabo una experiencia piloto en determinados municipios y que esta acción consistiría en recolectar casa por casa los residuos que se generan en el hogar sin mezclar, los cuales se distribuirían en cinco fracciones: materia orgánica, envases ligeros, papel y cartón, vidrio y el rechazo (el material que no se puede reutilizar). Esta recogida se haría días determinados de la semana en los portales de las viviendas y negocios y esta medida permitiría retirar de las vías públicas los contenedores.

Ahora, José Antonio Valbuena informa de que el Ayuntamiento de Santa Cruz ya ha empezado con su proyecto piloto, que pasa por la recogida de biorresiduos en 20 hospitales, hoteles y colegios de la capital chicharrera. En estos momentos, además, "se está barajando dónde poder implementar" esta iniciativa, pero es algo en lo que "también está trabajando la comisión Cabildo-ayuntamientos", recuerda.
Teide

Por otro lado, el responsable insular de Sostenibilidad y Medio Ambiente anuncia que la Corporación está terminando de "pulir" el estudio para el cobro de servicios adicionales en el Parque Nacional del Teide. Una vez concluya este paso, la Institución empezará con el trámite de consulta a la ciudadanía.

Según explica, "aún se está redactando la propuesta de modelo", es decir, "lo que se puede incluir y lo que no" en ese catálogo y "lo que costaría el servicio", menciona a modo de ejemplo. Después de decidir ese aspecto, la idea es iniciar la consulta a lo largo de este segundo trimestre con los agentes implicados, "que son todos: usuarios, colectivos ecologistas, ayuntamientos, vecinos, el sector turístico...". "Se trata de abrir un proceso de debate para luego hacer una propuesta que recoja todas las sensibilidades y que se elabore entre todas las aportaciones", añade.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine