La Justicia anula una hipoteca multidivisa del Banco Popular por omitir los riesgos

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de La Orotava obliga a la entidad financiera a reconvertir la cantidad adeudada por el demandante de yenes a euros

08.04.2016 | 17:40

Un vecino de La Orotava le ha ganado la batalla a una entidad financiera. La Justicia acaba de anular su hipoteca multidivisa de Banco Popular porque considera que la entidad ha incurrido en la omisión de sus riesgos. En concreto, la sentencia del Juzgado de Primera Instancia de La Orotava, con fecha del 24 de febrero de 2016, recoge que la banca "incurrió en dolo omisivo" al ocultar a su cliente los riesgos inherentes a este tipo de hipotecas y le obliga "a reconvertir la cantidad adeudada por el demandante al saldo vivo de la hipoteca referenciado a euros".

La presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin), Patricia Suárez, de la que es socio el demandante, detalla que "lo que la sentencia obliga es a recalcular tanto el monto total de la hipoteca como las cuotas a pagar". "Lo que ocurre con este tipo de productos es que el banco cambia a otra divisa, generalmente yenes o francos suizos, el importe de la hipoteca una vez te lo ha prestado. Si en ese momento, el euro está devaluado, la deuda del cliente aumentará y, también, sus cuotas", aclara Suárez.

Según revela la propia asociación, el demandante, un bombero de la Isla, acudió a contratar su multidivisa después leer un anuncio en el tablón de su trabajo en el que Banco Popular exponía unas condiciones muy buenas. Tras esto, decidió visitar una sucursal e informarse. "Normalmente, lo que desde el banco cuentan a los clientes que preguntan por estos productos es que se van a ahorrar dinero convirtiendo su hipoteca a otra moneda más devaluada", destaca la presidenta de Asufin, quien añade que, "lo que no les dicen es que también puede ocurrir lo contrario".

La asociación sostiene que el afectado admitió que la entidad le advirtió acerca de las fluctuaciones derivadas de pagar en otra divisa, "pero que nunca fue consciente de las cantidades, ni de los riesgos". "Siempre solemos decir lo mismo, los bancos no mienten, lo que hacen es omitir información", afirma Suárez.

En el caso del tinerfeño, ante las noticias que aparecían en los medios, el cliente habló sobre la posibilidad de cambiar de divisa. Según recoge la asociación, el demandante, cuando tomó esta decisión "no sabía a lo que se exponía, simplemente tenía miedo a no saber lo que estaba pasando con su hipoteca". A los dos meses, solicitó volver a la anterior divisa (yenes), ignorado que se había producido un aumento de su préstamo, de 170.000 a 230.000 euros.

La presidenta apunta que para este tipo de hipotecas los bancos buscaban a colectivos con una nómina fija, como funcionarios o pilotos. "Lo que querían era asegurarse un buen pagador y ahora, esa gente que podría estar afrontando su hipoteca de forma normal, se encuentra con estas deudas", señala la portavoz.

Charla

La Asociación de Entidades Financieras celebrará un encuentro en La Laguna el próximo 27 de abril para todos los damnificados e interesados en este tipo de hipotecas y otros productos bancarios. La entrada es libre pero el aforo es limitado previa inscripción en su página web.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine