El Gobierno canario descarta cortes de luz y agua para la expulsión de 'okupas'

La viceconsejera de Políticas Sociales aboga por "liberar" casas públicas pero rechaza medidas de "presión" contra los inquilinos irregulares

08.04.2016 | 11:38

La viceconsejera de Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Isabel Mena, abogó ayer por "liberar" las viviendas públicas de okupas, pero descartó utilizar medidas de "presión" como cortar el agua y la luz a los inquilinos. En declaraciones al programa Nada que ver de 7.7 Radio, comentó que el Ejecutivo tiene una oficina de disciplina en la que se analizan estos casos e insistió en buscar "soluciones pactadas" porque hay muchas familias en situación de vulnerabilidad.

Mena indicó que la Consejería no comparte "el contenido" de la carta remitida por el gerente de Visocan a los ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife y La Laguna instándoles a cortar el suministro porque va "en contra" de la política marcada por la propia vicepresidenta de la Comunidad Autónoma, Patricia Hernández, y se debió, en su opinión, al "celo" por proteger los bienes públicos.

"No amparamos las ocupaciones, trabajamos para que las viviendas queden libres y puedan ser adjudicadas, pero a través de una solución pactada y dialogada y que las familias no se queden en la calle", señaló. La viceconsejera dijo a los alcaldes que se "queden tranquilos" porque no se va tomar medidas contra los consistorios, aunque en el caso concreto de la capital chicharrera, José Manuel Bermúdez, lamentó que no se pusiera en contacto primero con el área regional antes de "acudir a los medios", tal y como sí hizo su homólogo en La Laguna, José Alberto Díaz.

En cuanto a las críticas permanentes del Cabildo de Tenerife hacia Patricia Hernández, dijo que el presidente insular, Carlos Alonso, "tiene salidas de tono sin fundamento", por lo que hay que prestarle la "atención justa".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine