Santa Cruz

Familias de Somosierra dicen sufrir "problemas sanitarios" por la red de alcantarillado

Los 47 vecinos del Bloque 7 exigen una solución inmediata al Ayuntamiento

07.04.2016 | 10:05
La vecina Pilar González muestra las humedades de su casa, en Somosierra.

La Asociación de Vecinos Chincanayros exige al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife una solución "inmediata" para las 47 familias del Bloque 7 de Somosierra que "están sufriendo graves problemas de salud y de higiene", debido a la red de alcantarillado de la calle Sansón y Barrios. Representantes de la citada asociación y concejales de la oposición ofrecieron ayer una rueda de prensa en el barrio para denunciar que ya ha pasado un año "sin que se haya hecho nada" desde que el pleno aprobó por unanimidad ejecutar la reposición de la red de saneamiento de las viviendas afectadas.

"Queremos una solución ya. Nos dicen que de las alternativas posibles, la única que se puede llevar a cabo es la que supondría a los vecinos un coste anual de mantenimiento y de gasto en luz de unos 600 euros al año, algo que no podemos asumir. Estamos convencidos de que existen otras soluciones viables sin que sea necesario hipotecar nuestras vidas. No podemos seguir soportando esta situación, pues muchos vecinos sufren importantes problemas de salud debido a las humedades", indicaron los representantes de la asociación. Pilar González acumula, según cuenta, varios partes médicos debido "al asma que padezco". Arturo Plasencia asegura que su hija enfermó desde que empezaron a vivir en el Bloque 7 de Somosierra.

Por su parte, el concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Santa Cruz, el nacionalista Dámaso Arteaga, apunta que son los propios vecinos los que se niegan a que el Consistorio actúe. "Es cierto que se aprobó en el pleno ejecutar la reposición de la red de saneamiento en esta zona, pero la alternativa escogida por los técnicos, y la única posible, es rechazada por los habitantes del bloque. No podemos bajar la red a diez metros de profundidad, por lo que solo queda que cada vivienda cuente con un bombeo para dirigir las aguas residuales al alcantarillado", explica el edil.

Arteaga asegura que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife estaría dispuesto a comprar las bombas y las obras serían ejecutadas por Emmasa (Empresa Mixta de Aguas). El concejal comenta que el coste para los vecinos sería de unos 300 euros al año, aunque anuncia que el área de Servicios Públicos ha instado al IMAS (Instituto Municipal de Atención Social) a que estudie la posibilidad de entregar unas ayudas a aquellos vecinos que no puedan asumir dicho coste, al igual que ocurre con los gastos de la comunidad. El edil recuerda que esa zona ha sido ocupada de manera irregular por parte de los vecinos, pero "el Ayuntamiento está dispuesto a ayudarlos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine