Bermúdez: "No podemos admitir un despido por robar 150 gramos de jamón y queso"

El alcalde ha aclarado que en la carta que recibió la joven el único motivo que aparece es el robo de la merienda para sus hijas

07.04.2016 | 10:05

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, ha declarado que no se puede permitir que una persona sea despedida por robar 150 gramos de jamón y queso, como ha ocurrido con una empleada del albergue municipal, y ha sugerido a la empresa encargada del comedor de ese centro que la readmita.

José Manuel Bermúdez ha manifestado que si bien la empresa alude ahora a que en el despido de esa trabajadora hay otras razones, lo cierto es que en la carta que recibió la joven el único motivo que aparece es el robo de 150 gramos de queso y tres panes para la merienda de sus hijas.

El alcalde de la capital tinerfeña insistió en que ese robo no puede ser una razón suficiente para el despido y comentó que si hay más razones "haberlas puesto en la carta de despido" o tal vez "hay que despedir a alguien que ha hecho mal su trabajo".

La empleada, de 34 años y madre de dos hijas, trabajaba a media jornada en el Centro Municipal de Acogida de la capital tinerfeña, por lo que percibía 400 euros, y hasta el mes pasado residía en una chabola que fue derribada por el Ayuntamiento.

Al parecer, el 11 de marzo, cuando acababa su turno a las 21.00 horas, la mujer cogió 150 gramos de queso gouda de la cámara de refrigeración, así como tres panes de 60 gramos del almacén del albergue, lo que le recriminó una compañera de trabajo que, a su vez, lo comunicó al encargado.

La carta de despido fue firmada por la jefa de relaciones laborales de la empresa Serunion, que es la entidad a la que ha encomendado la gestora del albergue, Grupo 5, los servicios de contratación del personal del comedor, según relató el rotativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine