Santa Cruz

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife paraliza el expediente de desalojo del Centro Social 'Okupado' Taucho

La Corporación propone firmar un contrato de arrendamiento con la propietaria del inmueble, la Seguridad Social

06.04.2016 | 12:45
El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife paraliza el expediente de desalojo del Centro Social 'Okupado' Taucho
El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife paraliza el expediente de desalojo del Centro Social 'Okupado' Taucho
El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife paraliza el expediente de desalojo del Centro Social 'Okupado' Taucho

La intervención del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife permitió, en la mañana de ayer, la paralización del desalojo del Centro Social Okupado (CSO) Taucho, en el barrio de Duggi. La Corporación municipal y la Tesorería General de la Seguridad Social, a la que pertenece el inmueble que okupa el colectivo desde hace décadas, dieron su visto bueno al preacuerdo que permitirá que el colectivo Azarug, gestor del inmueble, pueda suscribir un contrato de arrendamiento y regularizar, así, su situación. La oferta realizada por el Ayuntamiento de Santa Cruz consiste en el arrendamiento del edificio del número 64 de la calle General Serrano. Así, el desalojo previsto para la mañana de ayer pudo paralizarse durante el plazo de tres meses.

El concejal de Hacienda y Recursos Humanos del Ayuntamiento, Juan José Martínez, estuvo presente durante el intento de desalojo. El edil explicó que, "ahora, la hoja de ruta prevista incluye que el colectivo realice una petición de subvención ante el Ayuntamiento y, por otro lado, se dirija también por escrito a la Tesorería General de la Seguridad Social con su intención de regularizar la situación del inmueble por la vía de un contrato de arrendamiento". Todos estos trámites tendrán que realizarse en el plazo de tres meses.

La Tesorería de la Seguridad Social ya realizó un estudio y estimó que la renta mensual establecida para el alquiler sería de unos 659 euros. Juan José Martínez aseguró que "estamos planteándonos conceder una ayuda al colectivo para que pueda sufragar los costes totales de alquiler". El edil añadió que "el inmueble quedaría, así, regularizado a todos los efectos y eso da seguridad al colectivo Taucho, que ya no vivirá con la incertidumbre sobre qué puede pasar porque, por la vía del arrendamiento, pasarán a estar como cualquier otro colectivo social o cultural de la ciudad y podrán realizar su actividad sin problemas".

Una decena de personas permaneció durante la noche en el interior del inmueble de Duggi para evitar el desalojo. El colectivo conoció la fecha de ejecución del procedimiento con solo un día de antelación y durante una asamblea de urgencia celebrada el lunes por la tarde, y en la que participaron unas 50 personas, se acordó que se llevaría a cabo una resistencia pacífica. Varios miembros de Taucho siempre están presentes en los intentos de desalojo (esta es la tercera tentativa).

En esta ocasión, fueron diez personas las que permanecieron dentro del edificio, aunque en un principio solo iba a haber cuatro. Cristian Santana, uno de los portavoces del CSO Taucho, explicó que "los agentes de la Policía Nacional comenzaron a llegar de madrugada y, si intentábamos salir, nos abrían un expediente sancionador. Como no podemos hacer frente a tantas multas, hemos decidido que se quede tanta gente dentro".

Jorge Ariosto es otro de los portavoces del colectivo Taucho y explicó que, durante la noche, los miembros asamblearios pusieron en marcha el protocolo de desalojo y sacaron los objetos de valor del inmueble, aunque en todo momento esperaban que el procedimiento pudiera paralizarse. "No nos notificaron el desalojo porque nos enteramos el lunes a la una de la tarde, así que no tuvimos tiempo para actuar", explicó Ariosto, quien añadió que tuvieron que dejar las pertenencias en locales de colectivos y partidos afines y en las casas de sus familias, amigos y vecinos.

Cristian Santana, aseguró que "como asamblea, mostramos nuestra predisposición al diálogo, aunque una vez más no ha sido diálogo lo que hemos encontrado sino un estado de sitio durante la noche, con una gran presencia policial en el barrio". Precisó, además, que el colectivo Taucho no pide subvenciones, "solo queremos que se reconozca este espacio como un lugar de relación distinto, en el que, aunque no tenemos la legalidad del inmueble, si tenemos la legitimidad social del mismo". Recordó, de esta manera, que este espacio lleva abierto 35 años. "Taucho es la vida del barrio y por eso es un bien que debemos mantener", sentenció.

Santana puntualizó que "jamás hemos tenido constancia de que la Tesorería haya entrado en el inmueble para hacer uso del mismo y tampoco creemos que exista un contrato de compra-venta por parte de la Seguridad Social. Solo se produjo una transmisión del edificio, que se hizo a través de un Real Decreto". El portavoz del colectivo Taucho finalizó su intervención con una declaración contundente: "Nosotros solo defendemos el proyecto cultural que hacemos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine