Perfil

La artesana de las cabezas

Lidia Falcón diseña desde hace 15 años tocados y sombreros - Llevó sus creaciones a Madrid de la mano del modisto Lucas Balboa

04.04.2016 | 12:14

Lidia Falcón está enamorada de las cabezas, de los sombreros y de todo lo que tenga que ver con el arte y el diseño. Desde su taller ubicado en el centro de Santa Cruz, crea verdaderas piezas de arte que se encargan de aderezar las cabezas isleñas y extranjeras. Son 15 años los que ha dedicado la joven de 30 años a este sector y por eso se ha convertido en la primera artesana sombrerera de la Isla, avalada con el carné de artesana del Cabildo de Tenerife.

Su aventura en el mundo del diseño comenzó en 2003, cuando tenía 18 años. Fue entonces cuando decidió comenzar a estudiar Arte y Diseño en la ciudad de Brigthon, en Inglaterra, durante un año. Este fue su primer contacto con el mundo artístico, de la pintura, la moda y la escultura y todo ello dejó una huella imborrable en Flacón. Posteriormente, estudió Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid y luego continuó en la Isla. Así, poco a poco se fue rodeando de artistas y artesanos, sobre todo durante la última etapa de sus estudios, que llevó a cabo en Sevilla.

Fue allí donde comenzó a enamorarse de las cabezas. Participó durante un tiempo en el Paseo del Arte que se instalaba a las orillas del río Guadalquivir, donde comenzó a hacer tocados. En 2010 volvió a Tenerife y comenzó a plantearse de manera más serie la posibilidad de crear un negocio de complementos para la cabeza. Sin embargo, comprendió que le faltaban aún algunos conocimientos y por eso comenzó a estudiar un Ciclo Superior de Patronaje y Moda en el CIFP Las Indias. Tras esos dos años volvió a Sevilla para realizar las prácticas de empresa y allí tuvo la oportunidad de dar forma a numerosos trajes típicos y muchas, muchas flores.

Más tarde volvió a viajar a Madrid para asistir a un curso de alta sombrerería, impartido por Biliana Borissova, quien participó en la película Nadie quiere la noche, de Isabel Coixet, que se hizo con el Goya al Mejor vestuario. Tras esas últimas clases, Falcón regresó a Tenerife, donde por fin dio forma a lo que hoy es Adereza tu cabeza que, en un principio, no fue más que el nombre que le dio a su primera colección.

Lidia Falcón explica que, ante todo, "soy historiadora del arte y nunca he querido hacer algo convencional, por eso trato de darle siempre una vuelta de tuerca a todo lo que, así como a la forma de presentarlo". De este modo, recuerda que su primera colección, Adereza tu cabeza, estuvo compuesta por diversos tocados que, sin embargo, lucieron hombres que en ningún momento perdieron su virilidad. Todo ello lo ha logrado gracias a las influencias del mundo cinematográfico y de las diferentes facetas artísticas en las que se ha formado. Y es que, explica, "quiero que los productos a los que doy forma no solo se puedan poner, sino que también se puedan exponer".

A pesar de que Adereza tu cabeza comenzó como una empresa que funcionaba por encargos, ahora realiza colecciones periódicas y colaboraciones con otras firmas. Lidia Falcón recuerda con especial cariño el correo electrónico que recibió a mediados del mes de diciembre del pasado año. "El diseñador tinerfeño Lucas Balboa me pidió que aderezara su nueva colección, que presentó en febrero en Madrid", explica la diseñadora isleña. Asegura que "fue todo un reto para mí y, aunque no tuve miedo, sí sentí mucho respeto" y no puede evitar añadir que "¡Lucas Balboa es increíble!". En total realizó 18 sombreros y bombines para hombre con los mejores materiales, como el pelo de conejo o el cuero.

Los tejidos naturales son los que definen los productos de Lidia Falcón. "Cuando comencé a diseñar sombreros y tocados me di cuenta de que es muy complicado traer hasta la Isla una amplia variedad de productos, por eso trato de aprovechar todo lo que me da la naturaleza", relata la diseñadora, quien hace once años realizó una excursión a Masca, al sur de la Isla, donde descubrió las variadas posibilidades que le da la penca. Desde entonces, ha desarrollado todo un proceso de tratamiento para poder adaptar este material a lo productos a los que ella da forma. Así, su última colección, que presentó en la Feria de la Moda que se celebró en marzo en el Recinto Ferial, lleva por nombre Opuntia, que es el nombre científico de la penca. En la actualidad también trabaja con el tronco de las plataneras, y con este material da forma a originales viseras.

Estos meses son de trabajo frenético para Lidia Falcón. "Hasta septiembre, llegan muchas mujeres en busca de tocados para multitud de celebraciones", explica la diseñadora, a quien le gusta que sus clientes participen en el proceso creativo de los productos porque, así, "me puedo nutrir de la imaginación de la gente", explica. Falcón puede dar forma a verdaderas obras de arte en tan solo cinco días pero eso meses de tanto trabajo aconseja a sus clientes que acuden con al menos tres semanas de antelación.

Lidia Falcón asegura que está enamorada de los sombreros. No obstante, a lo largo de estos años ya se ha atrevido con el diseño de vestidos de novia. "También me gusta el cine, así que no sé a qué me dedicaré en un futuro", comenta la diseñadora, siempre con una sonrisa en el rostro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine