El desafío de los 'Supermanes' de barro

El municipio norteño acoge una prueba extrema de obstáculos en la que participan 300 atletas

04.04.2016 | 16:41
El desafío de los 'Supermanes' de barro
Una competición con mucha dureza.

Barro, agua, rampas y troncos fueron solo algunos de los obstáculos a los que tuvieron que enfrentarse los participantes de la Dragon Battle Race, una carrera que midió la capacidad de superación de los 300 corredores que se atrevieron a llevarla a cabo. Este evento deportivo se celebró ayer en Los Realejos a lo largo de nueve kilómetros en los que los participantes tuvieron que hacer frente no solo al cansancio y la fatiga, sino también a las múltiples pruebas que se fueron encontrando en el camino.

Uno de los organizadores del evento, José Roger, manifestó ayer que se trata de una carrera de obstáculos extrema, que está inspirada en los entrenamientos que realizan algunos cuerpos militares. "Es muy disciplinada e invita a los participantes a superarse a si mismos", afirmó Roger.
Que los corredores derriben sus propias barreras y hacerles descubrir de qué material están hechos son solo dos de los objetivos de esta prueba deportiva, según sus organizadores, que también fomenta la práctica de deporte de una manera divertida y emocionante. "Si tuviéramos que ponerle un número por su dificultad sería un ocho", añadió Roger, momentos antes de que comenzara la primera prueba.
La de ayer fue la primera vez como participante en una carrera de Elisa García. Esta santacrucera se animó a realizar este recorrido lleno de obstáculos gracias a sus compañeras del gimnasio que también llevaron a cabo esta prueba deportiva.

"Como es mi primera vez estoy un poco nerviosa, pero espero que todo salga bien", señaló esta corredora novata. Para ella la parte más difícil del recorrido fue el primer salto que tuvieron que realizar los corredores a un charco embarrado. "Seguir corriendo con los tenis enfangados es lo que veo más complicado, no se si será muy pesado", manifestó.

Joaquín Coromines y David Alayón no tenían muy claro a qué obstáculos tendrían que enfrentarse en el transcurso de la carrera. "Los organizadores no dan muchas pistas", aseguró Coromines. Estos dos corredores aseguran que este tipo de pruebas se puede acabar tan solo si se está en un buen estado físico. "Nosotros llevamos unos meses entrenando para participar", señaló Alayón.

Ambos esperan finalizar la prueba en poco más de una hora, ya que los desniveles que había en el recorrido añadían dificultad, pero también emoción, a la carrera. Coromines y Alayón se desplazaron desde el Sur de la Isla para participar en esta prueba y se mostraron seguros de que repetirán.

Pero no solo los adultos tuvieron la oportunidad de medir sus fuerzas en esta prueba deportiva, ya que los más pequeños también pudieron participar realizando un recorrido adaptado para ellos. Aday González, de nueve años, fue el pequeño más veloz y el primero en terminar la prueba. Momentos después de recibir su medalla aseguró sentirse muy contento de haber ganado. "Me lo he pasado muy bien, he saltado, subido por cuerdas y me he llenado de barro", explicó.

Jacky Boisset y Yereti Gorrín fueron los ganadores en la categoría Individual masculino y femenina de esta edición. Boisset finalizó en poco más de 50 minutos, mientras que Gorrín se hizo con la victoria completando el recorrido en una hora y cinco minutos. El podio de la categoría individual masculino lo completaron Javier Rodríguez y Acaymo Marrero, mientras que Davinia Ruiz y María del Mar Camarero , fueron la segunda y tercera clasificadas. En cuanto a los veteranos, los vencedores fueron María Martín Borges y Juan Carlos Martín. La prueba por equipos la ganaron los Paleo Training Tenerife y completaron el podio los Crossfiti y el equipo Cool Runnings.

Las próximas ediciones de la Dragon Battle Race serán el 30 de abril en Los Gigantes y el 18 de junio en el municipio grancanario de Agüimes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine