Santa Cruz

Catorce años de la riada que hizo temblar a Santa Cruz

El 31 de marzo de 2002 la capital chicharrera vivió uno de los acontecimientos más dramáticos de su historia - Ocho vecinos fallecieron durante las lluvias torrenciales, que dejaron 232 litros por metro cuadrado en poco más de dos horas

31.03.2016 | 14:32

Un día como hoy, hace catorce años, Santa Cruz de Tenerife vivió uno de los acontecimientos más dramáticos de las últimas décadas de su historia. El recuerdo del 31 de marzo de 2002 aún se cierne sobre los miles de chicharreros que aquel día vieron el agua correr como nunca antes en la capital santacrucera.

Piedras y barro se amontonaban en las calles de la capital arrastradas por las aguas torrenciales. Inundaciones y coches arrastrados por la fuerte corriente de agua fueron los protagonistas de aquella jornada en la que ocho vecinos de la capital perdieron la vida. Los barrios de La Alegría, La Salud, Valleseco, María Jiménez, San Andrés y Los Lavaderos fueron las zonas más afectadas por la tromba de agua que superó los 232 litros por metro cuadrado en algunas zonas, de los cuales la mayor parte cayó en algo más de dos horas, según un informe elaborado por el profesor de Geografía de la Universidad de La Laguna, Pedro Dorta Antequera.

Desde entonces, y a pesar de que Santa Cruz no ha vuelto a vivir un acontecimiento de tales características, lo cierto es que los chicharreros temen que la tragedia se repita. El 20 de octubre de 2014 fue uno de esos días en que Santa Cruz volvió a temblar, por suerte, y aunque ambos fenómenos tienen coincidencias y causaron graves daños, ninguna otra alerta ha podido igualar a la acontecida en 2002. Tal fue la magnitud del agua que cayó aquel domingo, que muchos son capaces aún de recordar dónde se encontraban y que hacían durante la caída de la gota fría.

Tras el 31-M, los técnicos elaboraron los informes correspondientes para determinar la concesión de ayudas inmediatas. Éstas iban desde los 300 a los 6.000 euros para reponer enseres, y de 600 a 27.500 para desperfectos. Estas cuantías urgentes se incluyeron en el Real Decreto Ley 2/2002, a través del cual el Gobierno estatal liberó estas partidas para una actuación inmediata. En ellas se incluían 15.000 euros para los familiares de cada uno de los ocho fallecidos en la riada. Todas estas ayudas corrieron a cargo del Estado, en un 50%, y del resto de administraciones canarias, en el otro 50%.

Del total de 1.505 solicitudes de ayudas recibidas, se aprobaron 1.241. Además, se dio el visto bueno a 341 informes de exención del IBI y se incoaron 197 informes para trasladar a los Servicios Sociales municipales. Por último, el Ayuntamiento repartió un fondo de solidaridad recaudado entre particulares e instituciones públicas y privadas y que ascendió a 1,97 millones de euros.

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, asegura que ésta ya es una ciudad más segura gracias a los planes de inversión que se han desarrollado tanto en materia de barrancos y canalizaciones de toda la ciudad

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine