Quién es quién en el callejero

El padre del nacionalismo canario

La ciudad homenajea la figura del independentista Secundino Delgado con un parque en el barrio de Salamanca

30.03.2016 | 19:00
Un busto de Secundino Delgado.

Lucharon por el municipio, brillaron en sus campos o simplemente fueron vecinos humildes que por su generosidad merecieron el homenaje de Santa Cruz de Tenerife con una calle, plaza o parque con su nombre. Pero, ¿quién es quién en el callejero de la capital? la opinión de tenerife hace un recorrido por el mapa de Santa Cruz para ponerle cara a esos cientos de nombres y apellidos, muchos lamentablemente desconocidos. Hoy le toca el turno a Secundino Delgado. Un parque en el barrio de Salamanca de la capital homenajea la figura del que está considerado padre del nacionalismo canario.

Secundino Delgado, nacido en Santa Cruz de Tenerife en el año 1871, vivió durante toda su vida según sus convicciones anarquistas, independentistas y nacionalistas. Y por ellas luchó, arriesgándose incluso a ser perseguido por políticos y autoridades. Sin embargo, esos mismo ideales le llevaron a ser admirado y a dar nombre a un coqueto parque en el chicharrero barrio de Salamanca. De hecho, sus propuestas han servido de inspiración para muchas personas, creándose un movimiento político que hoy en día sigue en auge en el Archipiélago canario. Aunque solo vivió 41 años, hasta el 4 de mayo de 1912 cuando murió debido a una tisis pulmonar, le dio tiempo de promulgar sus creencias sin descanso en todos los lugares en los que vivió y trabajó.

En el año 1885, como muchos canarios, emigró a Cuba en busca de un empleo. Fue en este país donde comenzó a familiarizarse con independentistas de corte anarquista que buscaban la independencia de la Isla americana. Tras unos años se mudó a Estados Unidos, donde participó de forma activa en reuniones y movimientos sindicales. Volvió a La Habana donde fue despedido de la empresa de transportes en la que trabajaba por sus ideales políticos.

Ya en 1896 regresó a Canarias para de nuevo dirigirse a América, pero esta vez a Venezuela. Es justo en su estancia en Caracas cuando comienza a pensar en el nacionalismo canario y en su idea de liberar a las naciones oprimidas. Contacta con canarios que viven en Venezuela con la intención de promover su movilización, algo que logra a través de la publicación El Guanche. Durante la Guerra en Cuba hace un llamamiento a los canarios a través de este medio para que no luchen en nombre de España. Es más, les anima a unirse a los revolucionarios obreros que luchaban por la independencia de Cuba. El miedo a sus ideas llevó a las autoridades a meterlo en la cárcel, desde donde vio como El Guanche dejó de publicarse.

Regreso

En 1898, Secundino Delgado regresa a las Islas después de ser expulsado de Venezuela. Durante su estancia en prisión se agravó la enfermedad pulmonar que padecía y que causó su muerte más tarde. Al salir de prisión, justo en este momento, es cuando empieza de verdadera expansión de sus ideas en Canarias. Durante toda su vida intentó que su pueblo se diera cuenta de la situación a la que se veía abocado por culpa de la sociedad clasista, donde la única alternativa era emigrar para poder vivir.

Secundino Delgado es expulsado de Venezuela en 1898 y regresa a Canarias aunque no es hasta 1900 cuando se produce el despegue del movimiento obrero en las Islas. Delgado, junto a otros trabajadores, crearon un partido que se presentaría a las elecciones: el Partido Popular Autonomista (PPA). Se presentaba como una alternativa real contra el caciquismo. La lucha de clases era uno de sus ejes principales. Además, en más de una ocasión, defendió entre sus argumentos la independencia de Canarias. Aunque no logró los resultados deseados, dejó huella entre el electorado y en toda la sociedad canaria, algo inmadura todavía para asimilar este tipo de planteamientos.

En 1902 Secundino Delgado fue detenido tras ser acusado de fabricar el explosivo utilizado en el atentado contra la Capitanía General de La Habana en 1896 motivo por el que fue trasladado a la cárcel en Madrid. Regresó a Canarias años más tarde para después continuar viajando por América.

Legado

Uno de los legados que se le atribuyen a Secundino Delgado es la fundación del Partido Nacionalista Canario, algo que ocurrió en 1924, décadas después de su muerte. Aunque no todos los historiadores se ponen de acuerdo acerca de su base, ya que planteaban propuestas capitalistas y burguesas, sí que defendían desde un primero momento la independencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine