El Gobierno local amenaza a Celgán con denunciar a la Fiscalía sus vertidos

Los vecinos aseveran que la planta produce ruidos y olores "insoportables

30.03.2016 | 12:30
El Gobierno local amenaza a Celgán con denunciar a la Fiscalía sus vertidos

"Lo de Celgán clama al cielo", reconoció ayer durante el pleno el primer teniente de alcalde de La Laguna, Javier Abreu, al referirse a los vertidos y el ruido que produce la fábrica Celgán en el barrio de El Centenero. Tras escuchar el espeluznante relato de una residente en este enclave, en el que aseguró que "los vecinos tienen que vivir con las ventanas cerradas por el edor a podrido" que inunda las calles, las plagas de ratas y cucarachas, y el "insoportable" ruido de los motores y los camiones, Abreu se comprometió a analizar con los técnicos municipales "medidas urgentes" que se puedan tomar en busca de una solución, entre las que contempla la apertura de expedientes sancionadores. "Y si eso no resulta, la denunciaremos ante la Fiscalía", enfatizó el socialista.

"Lo razonable sería que las concejalías de Sanidad, Medio Ambiente y Urbanismo nos reunamos para abrir expedientes", precisó el edil, aunque reconoció que el Ayuntamiento "ha requerido una y otra vez" a la empresa mientras "ellos miran para otro lado". "A Celgán hay que decirle que hasta aquí hemos llegado. No valen las excusas de que tienen una avería o que las molestías a los vecinos son esporádicas. Hace falta tomar medidas para acabar con los vertidos y tendrá que ser la empresa la que corra con los gastos", insistió Abreu.

José Manuel Melían, presidente de la Asociación de Vecinos de El Centenero, manifestó en el pleno que los 400 habitantes de este enclave se sienten "olvidados" por la administración, al señalar que llevan años sufriendo las molestías que genera la instalación industrial. Otra vecina precisó que los vertidos de la fábrica se acumulan en el alcantarillado y en un monte de eucaliptos en una finca propiedad de la empresa municipal Muvisa. Para describir el "tormento" que padecen explicó que: "Es difícil imaginarse un olor de este tipo, que ni siquiera los vecinos de El Centenero aciertan a calificar. La gente podría pensar que se trata de una exageración, pero no lo es. Es una peste que te hace girar la cabeza, te penetra por las fozas nasales y te hace dar arcadas. Huele como si hubieran cogido un yogur eternamente caducado, lo hubieran recalentado y lo hubieran tirado".

La problemática de estos vecinos fue introducida en el pleno municipal por el concejal José Luis Marrero, del grupo Unid@s se puede, a través de una moción que fue aprobada ayer por unanimidad durante la sesión extraordinaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine