La reconfortable afición de ayudar a los más necesitados

27.03.2016 | 18:29

"Esperemos que hoy vengan a buscar la cena los 41". Ese es el promedio de personas sin hogar que atiende la Unidad de Emergencia Social (UES) todos los días, según Conchi Alonso, una de los responsables del centro de Cruz Roja en La Laguna. "Hay veces que nos falta comida porque viene más gente", explica.

Esta voluntaria pasa casi todos los días en esta sede de la organización, aunque no le pesan las horas, pues "esta gente requiere una atención especial los 365 días del año, sin excepción". El trabajo de Conchi comienza bien temprano porque tiene que preparar los bocadillos y las bolsas que también contienen un vaso de chocolate caliente y alguna pieza de fruta.

Mientras se pone el chaleco que la identifica como miembro de Cruz Roja, necesario para salir a repartir la comida por La Laguna y Santa Cruz, precisa que "hay bastante gente en la calle y no podemos llegar a todos". Es sumamente complicado para ellos por varios motivos, entre los que destacan la falta de comida y de personal. Sin embargo, también es complejo por que las personas que viven en la calle "aparecen y desaparecen" por lo que "es muy

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine