Santa Cruz

El municipio habilitará ocho rotondas guiadas durante los próximos tres años

Las glorietas de Tres de Mayo, el Mercado o el edificio de Hacienda serán algunas de las que incorporen este sistema tras los buenos resultados obtenidos en Ofra

23.03.2016 | 15:17
La glorieta en sentido ascendente.

El municipio de Santa Cruz de Tenerife habilitará durante los próximos tres años al menos ocho rotondas guiadas al callejero de la capital tinerfeña. El Ayuntamiento sumará siete nuevas glorietas a la que puso en marcha la semana pasada en el barrio de Chimisay, en Ofra. Con los buenos resultados que se han obtenido, los técnicos municipales ya trabajan en la modificación de nuevas rotondas, para las que ya hay candidatas.

De forma paulatina, desde el área de Seguridad Vial y Ordenación de la Circulación se establecerán como segunda rotonda guiada la que se encuentra en Miramar. La concejal Zaida González adelantó ayer que esta glorieta ya está en parte señalizada desde hace meses para conseguir este objetivo. "Los conductores se han ido acostumbrando poco a poco y ahora procederemos a realizar el cambio por completo", detalló.

Tras la rotonda de Miramar le tocará el turno a la que se encuentran junto a la Cervecera para después intervenir en la de Benito Pérez Armas. La siguiente será la de República Dominicana, que aunque aún no es guiada, según valoró González, "sí presenta un sentido claro para todos los conductores".

Tras estas incorporaciones los técnicos tienen previsto dar el salto al centro de la ciudad con cambios en la glorieta del Mercado Nuestra Señora de África, a la altura de Hacienda –junto al túnel que agiliza la circulación en la Avenida Francisco La Roche– y, por último, la rotonda ubicada en la zona baja de la Avenida Tres de Mayo.

"La intención es que los conductores se acostumbren poco a poco a estas nuevas rotondas", subrayó la edil del Partido Popular. Desde el Ayuntamiento la intención no es "en ningún caso" sancionar a los que, hasta que se acostumbren al nuevo trazado de estos cruces, se equivoquen al coger un carril u otro en función de su destino. "Entendemos que es difícil porque es algo poco habitual, pero estamos convencidos de que poco a poco se cogerá la costumbre", remarcó la edil.

Primeros días

El ejemplo que se ha obtenido en Ofra con la primera rotonda guiada del municipio ha sido incluso mejor de lo esperado por los técnicos municipales. Después de los primeros días funcionando no se han registrado incidentes de importancia.

Desde varias jornadas antes de poner en marcha la nueva circulación tanto la glorieta como los carriles que dan acceso a ella presentaban señalización que avisaba a los conductores de los cambios. Hoy esos avisos continúan en el mismo lugar con la única intención de que los conductores conozcan todas las variaciones. Además, en sentido ascendente, dada la escasa visibilidad por la presencia de árboles en la Avenida de Los Príncipes, se han colocado pivotes para delimitar con mayor seguridad los carriles.

"Todo está funcionando tan bien que hasta los técnicos ya se acercan para proponer nuevas rotondas que cambiar; para todos está siendo una motivación muy buena, porque llevamos ocho meses decidiendo cómo realizar los cambios y dónde llevarlos a cabo sin demasiados trastornos para los conductores", matizó Zaida González.

La edil del Partido Popular también recordó que lo que se ha puesto en marcha en Ofra, y las que se habilitarán en el resto del municipio, no son turbo rotondas, que suelen ponerse en marcha en glorietas con un mayor número de carriles más habituales en la Península que en las Islas. Por lo general las turbo rotondas implican remodelar el centro de la glorieta, dejando dos semicírculos. Justo por esta mitad resultante suele pintarse un carril directo que agiliza el tráfico y lo desvía de forma directa.

Tanto las turbo rotondas como las glorietas guiadas, que tan solo implican líneas continúas entre los carriles para dirigir la circulación, permiten ir más rápido y de forma directa. Gracias a su estructura se evitan accidentes por impactos laterales ya que es el propio carril el que guía hacia la salida. "El objetivo, al final, es que cualquier conductor que coja una rotonda en Santa Cruz la utilice como si se tratara de una rotondas guiada", advirtió González.

De esta forma se evita que los carriles izquierdos o interiores de las glorietas ganen en operatividad. "Ahora casi no se utilizan y si se cogen muchas veces se cogen mal; con las rotondas guiadas se consigue la seguridad necesaria", sentenció la concejal responsable de Ordenación de la Circulación y Seguridad Ciudadana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine