El invierno no quiere irse

Las bajas temperaturas dejan un ligero manto de nieve en el Teide y en diferentes puntos de la cumbre tinerfeña

22.03.2016 | 02:00
Hielo en la carretera TF-24 de acceso al Parque Nacional del Teide que ayer se mantuvo cerrada durante toda la mañana.

El invierno se niega a irse renovando su tímido manto blanco. Las bajas temperaturas han vuelto a dejar su reflejo en forma de nieve y hielo en el Teide y en diferentes puntos de la cumbre tinerfeña. Las vías de la cara norte del Parque Nacional amanecieron ayer llenas de escarcha y las montañas de esta zona de la Isla lucían algo más blancas que días atrás. La primavera le da así una última oportunidad a aquellos rezagados que aún no hayan disfrutado de la estampa más invernal de Tenerife.

La presencia de nieve y hielo en la calzada obligó al Cabildo tinerfeño a cerrar al tráfico la subida al Parque por La Esperanza (TF-24). En concreto, el corte se realizó en el kilómetro 24, a la altura de Arafo, y hasta El Portillo, en el kilómetro 23. El cierre se mantuvo hasta el mediodía, cuando los operarios terminaron de limpiar y acondicionar la calzada. Desde entonces, el acceso al Teide se puede realizar por todos las vías (La Esperanza, La Orotava y Vilaflor).

La culpable de que la nieve haya vuelto ha aparecer ha sido la bajada de las temperaturas registrada este fin de semana. El Centro Meteorológico de Izaña informó ayer a través de su cuenta de Twitter que la sensación térmica en el Teide es de -10 grados centígrados tras la helada del lunes, una cifra solo dos grados superior a la registrada en el temporal de nieve de hace algunas semanas (-12 grados centígrados). Por su parte, la cumbre se encuentra a unos 0 grados centígrados. La nevada, aunque no ha sido copiosa, también ha impedido que el teleférico del Teide operara con normalidad durante la mañana de ayer. Según explicaron desde la instalación, el teleférico tuvo que interrumpir su actividad durante las primeras horas del lunes para que los trabajadores procedieran a retirar el hielo y la nieve de los cables y cabinas. Horas después, el sistema volvió a estar abierto para todos los noveleros que quisieran acercarse hasta el pico más alto de España.

Como consecuencia del mal tiempo también se mantienen cerrados varios senderos del Parque Nacional. Se trata del sendero número nueve, Teide-Pico Viejo, en el que continúa sin permitirse el tránsito en el tramo entre La Degollada de Pico Viejo y el Mirador de Pico Viejo; el sendero número siete, Montaña Blanca- Pico Viejo, y el sendero número diez, Telesforo Bravo.

El frío también vino acompañado de fuertes precipitaciones que alcanzó una intensidad máxima de 160 milímetros por hora en puntos como La Matanza de Acentejo. Los chubascos afectaron, en especial, a la parte norte de la Isla, aunque la llovizna llegó a casi todos los municipios tinerfeños.

Previsión

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el tiempo se mantendrá sin muchos cambios los próximos días. La Aemet prevé que en los cielos de Tenerife predominen los intervalos nubosos, con una nubosidad de evolución por la tarde en las vertientes Sur, además de lluvias débiles y ocasionales sobre todo en la cara Norte.

Las temperaturas también seguirán la misma tónica o en ligero ascenso. Mientras, el viento será de componente norte de 25 a 35 kilómetros por hora, fuerte en la vertientes nordeste y noroeste; variable flojo con brisas en la costa Sur. Por su parte, en las cumbres centrales y noroeste será fuerte con rachas de muy fuerte que superarán los 80 kilómetros por hora principalmente a primeras horas de hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine