Director insular de Seguridad y presidente del Consorcio de Bomberos de Tenerife

Florentino Guzmán Plasencia: "Queremos instalar una dotación en el Teide para los rescates en montaña"

"Esperamos que durante este año se puedan incorporar más bomberos"

20.03.2016 | 02:20
Florentino Guzmán Plasencia en el parque de Bomberos de Santa Cruz de Tenerife.

El Consorcio de Bomberos de Tenerife ha ido evolucionando, desde que se creó en el año 2000, cuando contaba con tan solo tres parques profesionales y poco más de 100 efectivos. Ahora, con cinco instalaciones por toda la Isla y el objetivo de llegar hasta el mínimo de los 220 profesionales necesarios, la idea es continuar en la misma línea de crecimiento. Florentino Guzmán Plasencia es el máximo responsable de la entidad y se ha marcado la meta de seguir mejorando la entidad para favorecer la atención a los ciudadanos. De esta manera, el presidente del Consorcio asegura que la intención es poder crear una pequeña dotación en el Parque Nacional del Teide, con el objetivo de favorecer los rescates en montaña. Además, con la creación de los dos nuevos parques previstos en el sur de la Isla, se cerraría el Anillo Insular de la Seguridad del Consorcio, lo que favorecía tanto a los tiempos de intervención, como a los trabajadores y a la propia seguridad.

¿Cómo va el procedimiento para sacar adelante el concurso público de las nuevas plazas de trabajo?

Llevaremos el expediente de la convocatoria de las 22 plazas de bomberos al Comité Ejecutivo de finales de este mes, donde empezará la cuenta atrás para este año comenzar el proceso de selección y en el menor tiempo posible poder disponer de estos 22 efectivos.

¿Podrían incorporarse este mismo año?

El pistoletazo de salida para el empleo público la daremos en el pleno de este mes. A partir de ahí, empezaremos con el calendario de constitución del tribunal, convocatoria... Y esperemos que a lo largo de este año podamos tener ya incorporados, después del proceso, esos efectivos tan necesarios.

La normativa especifica que la cantidad de efectivos en la Isla debería ser mayor, debido al número de población. Sin embargo, las contrataciones están restringidas, ¿cómo se supera este impedimento?

La Ley de Racionalización del Estado impide a las administraciones locales sacar nuevas plazas, tan solo las de reposición para las personas que se jubilan o para cubrir bajas, y nosotros hemos reconvertido esas plazas para sacar una oferta pública. De hecho, la oferta de empleo público de este año, es de las plazas de reposición de años atrás.

¿Se ven afectados los bomberos por esta ley?

El Consorcio de Bomberos necesita más efectivos. Las instituciones que tienen Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o los propios bomberos sufren esta ley estatal porque no pueden cubrir las necesidades básicas del cómputo de seguridad. Nosotros necesitaríamos, hoy en día, unos 25 bomberos más, en torno a 220 o 240 para cubrir el mínimo de efectivos que necesita la Isla.

¿Cómo es el trabajo de los efectivos?

Los bomberos profesionales tienen una capacidad innata para servir a la ciudadanía, porque su trabajo es salvar vidas. Para mí son héroes de carne y hueso que prestan un servicio incalculable a la ciudadanía. Se prestan siempre para ayudar al necesitado y la falta de efectivos afecta a su rendimiento. Muchos doblan guardias, realizan esfuerzos para cubrir las necesidades mínimas del servicio... Y, por eso, la institución insular, y yo como presidente del Consorcio, estamos más que sorprendidos porque, aunque estamos atados por la ley estatal, reconocemos la labor que, en esta precariedad, están desarrollando.

¿En cuántas intervenciones participaron los bomberos de la Isla el año pasado?

El Consorcio de Bomberos de Tenerife realizó en 2015 un total de 4.116 intervenciones, lo que representa un ligero descenso de la actividad con respecto al año anterior, en el que se registraron 4.543 servicios. En total, el Centro de Coordinación de Bomberos del 112 atendió 16.720 llamadas de ciudadanos que solicitaron los servicios del Consorcio.

Siguiendo el plan marcado por el Consorcio para la mejora de las infraestructuras, ¿cuáles serían los principales trabajos que llevarán a cabo?

Hemos redactado un plan de inversiones para el Consorcio de Bomberos de Tenerife que integra la mejora de los parques de bomberos actuales, ya que son instalaciones que en su mayor parte, y debido al paso del tiempo, han tenido un envejecimiento de la parte estructural, por lo que necesitamos realizar una renovación. Prestarles nuevo material, reparar las deficiencias que afectan al edificio en sí y mejorar una serie de servicios que ayuden a la previsión de riesgos laborales de los trabajadores que están en ellos, tanto en cuanto a la extracción de humos, deficiencias estructurales, mantenimiento y puesta a punto de estos edificios. Esta sería una de las líneas del Plan de Inversiones. Y la otra línea, y con la que tenemos bastante ilusión, es el inicio del futuro desarrollo de los dos nuevos parques de bomberos. El que denominamos Candelaria-Güímar, que estará ubicado en el municipio de Candelaria, con el que ya hemos comenzado a trabajar en la Mesa Técnica, conjuntamente con el Ayuntamiento de Candelaria, la Dirección Insular de Seguridad y el Consorcio de Bomberos, para plasmar un nuevo parque en esa zona; y otro en Tenerife Sur, que estará ubicado entre Guía de Isora, Adeje o Arona, en función de las negociaciones que mantendremos con esos municipio, para completar el que nosotros denominamos Anillo de Seguridad del Consorcio de Bomberos y poder cumplir los ratios de tiempo, trabajadores y, sobre todo, de seguridad de Tenerife.

¿Estos nuevos parques se encuentran aún en fase de negociación?

En estos momentos, estamos trabajando con el Plan de Inversiones. El documento ya está redactado. Ahora falta la parte de financiación y la negociación con estos municipios. Con Candelaria va bastante ágil, porque recuperamos un proyecto ya iniciado en su momento y que queremos, junto con la alcaldesa de Candelaria [María Concepción Brito], impulsar.

Uno de los objetivos del Consorcio es poder instalar un puesto de bomberos en el Parque Nacional del Teide, ¿en qué consiste ese proyecto?

La intención en nuestro Plan Director de Bomberos, que presentaremos pronto en el Comité Ejecutivo, es disponer en el Parque Nacional de una pequeña dotación de efectivos para cubrir una de las necesidades que tenemos, y hemos detectado, que son los rescates en montaña. Y tener una primera unidad de intervención para estos accidentes.

En este sentido, con las recientes nevadas, un grupo de bomberos ha recibido formación en este ambiente, ¿aumentan las intervenciones con estos fenómenos atmosféricos?

Con el operativo de nevadas, lo que pretendemos es evitar que se produzcan incidencias. Dado el dispositivo que ponemos en marcha con el área de Carreteras, evitamos que hayan incidentes. Pero con la nevada sí que hemos aprovechado para realizar cursos de formación, sobre todo de rescates de montaña, materiales que forman parte de los rescates en nieve... y que nos ha servido para también poner prácticas formativas a nuestros profesionales. Además, el mayor número de rescates en montaña se produce entre noviembre y marzo, debido a que tanto turistas como residentes acuden al Teide sin la protección adecuada y los medios necesarios por si se pierden o desorientan.

De los cinco municipios que aún no forman parte del Consorcio de Bomberos, tres han mostrado su intención de unirse, ¿cómo va este proceso?

En agosto, cuando asumimos el área de Bomberos, había cuatro municipios no consorciados, que eran Buenavista, Garachico, La Victoria y La Matanza, a los que luego se unió El Tanque. Fruto de las negociaciones en mesas bilaterales y, sobre todo, con información por parque de técnicos, tanto del Cabildo como de sus ayuntamientos, pusimos encima de la mesa una hoja de ruta para intentar consensuar la incorporación de los ayuntamiento que estaban fuera, dentro del marco común de seguridad del Consorcio de Bomberos de Tenerife. A raíz de esas negociaciones, tanto Buenavista como Garachico, han iniciado los trámites oportunos para la incorporación al Consorcio de Bomberos. En La Victoria tenemos una conversación pendiente con su nuevo alcalde [Haroldo Martín]. Pero los tres nos han comunicado su decisión de entrar.

¿Cuánto se puede alargar el proceso para las incorporaciones?

Esperamos que todos los municipios que falten estén integrados a 1 de enero de 2017.

¿Y qué sucede con El Tanque y La Matanza?

Estamos en conversaciones con todos los municipios. Con la incorporación de La Victoria solo faltaría estos dos municipios, pero tenemos la esperanza de que todos los municipios que están fuera integren el Consorcio cuando empiece el próximo año.

¿Cuál es la aportación que realiza cada municipio a la entidad?

Funciona de manera proporcional. El Cabildo aporta el 40% de la financiación del Consorcio de Bomberos; el Gobierno de Canarias realiza una parte proporcional; Santa Cruz de Tenerife, en torno al 20%; La Laguna, alrededor del 14% y, a partir de ahí, los porcentajes se reparten en función de los habitantes: entre 20.000 y 30.000 habitantes y los de menos de 20.000.

El Consorcio de Bomberos de Tenerife sirve de ejemplo para entidades fuera de las Islas, ¿en qué materias concretas destaca esta labor?

La Asociación de Bomberos participa voluntariamente en infinidad de actos solidarios y muchas veces han acudido a rescates o a llamadas solidarias por algún desastre fuera de las Islas. También han realizado formación práctica en otras entidades, como hace dos meses, cuando fueron a Asturias a preparar formación en rescates acuáticos. Se trata de un cuerpo bastante formado que tiene un prestigio a nivel nacional bastante importante.

¿Cómo se organiza el trabajo entre los bomberos voluntarios y los profesionales?

Esta misma semana se ha desarrollado una nueva reunión con las asociaciones de bomberos voluntarios para hacer un balance del nuevo protocolo de intervención instalado recientemente para mejorar los operativos. El protocolo tiene como objetivo renovar la clasificación de las emergencias que debe atender la entidad, así como definir y establecer los recursos que deben movilizarse para su resolución, teniendo en cuenta los medios y recursos propios. De acuerdo con los datos de estadísticos, este número se ha elevado ligeramente respecto al ejercicio de 2014, en especial en tareas de colaboración con los efectivos profesionales o en labores preventivas solicitadas por los ayuntamientos del ámbito de actuación, pasando de 891 a 1040 incidentes. Estos datos indican que de las 1040 incidencias en las que participaron durante el pasado, en 612 actuaciones de bajo riesgo lo hicieron en solitario, y en las 428 restantes, en colaboración con el servicio profesional. Destacan las asociaciones de Adeje, La Laguna y Güímar, que participaron en 366, 110 y 101 incidentes, respectivamente.

También ha formalizado convenios de colaboración con diferentes instituciones de la Isla.

Sí, por ejemplo con la Autoridad Portuaria o Ashotel, que se realizará próximamente, para coordinar y mejorar la seguridad. En el caso del Puerto, queremos favorecer la continuidad de una estrategia de colaboración para los próximos cuatro años y evaluar el convenio que en la actualidad mantienen las dos entidades, con el objetivo de garantizar una cobertura inmediata en los servicios de extinción de incendios dentro del recinto portuario.

¿En qué consiste el protocolo de prevención de riesgos psicosociales?

Se ha aprobado un protocolo en la prevención de riesgos psicosociales en el seno de la institución, con el objetivo de establecer un conjunto de actuaciones reguladas a los efectos de prevenir y actuar ante estas posibles situaciones en la entidad. Este protocolo será reforzado mediante sesiones formativas entre el personal del cuerpo. Para ello, el Consorcio implementará e integrará una política de prevención en materia de acoso psicológico, sexual o por razón de sexo en cada uno de los niveles jerárquicos de la organización.

Y en cuanto a la administración, ¿qué avances se están llevando a cabo?

El personal administrativo del Consorcio de Bomberos de Tenerife se está formando sobre el uso de la administración electrónica, debido a que en el seno de la institución se están automatizando sus infraestructuras para garantizar la rapidez, exactitud, veracidad y homogeneidad de la información, permitiendo de esta forma que el servicio de emergencia realice su labor de la forma más eficaz posible. Con esta iniciativa, se quiere conseguir una integración total de todos los sistemas de información, no solo de los que están relacionados con el ciudadano, sino también de aquellos internos, que tienen un impacto en la eficiencia de la organización.

¿Cómo se podría mejorar el Consorcio de Bomberos de Tenerife?

Lo principal es crecer, crecer y crecer. Crecer en infraestructuras de seguridad, con los nuevos parques; crecer en número de efectivos con las nuevas plazas de bomberos; y mejorar las condiciones laborales de los empleados públicos que destinan su trabajo a salvar vidas.

¿Cuáles serían los proyectos de futuro?

El Plan Director de Bomberos; el nuevo Plan de Infraestructuras; la red de Seguridad, que incluye la nueva dotación en el Parque Nacional del Teide; al asumir las competencias también en Seguridad; y, sobre todo, la participación en diferentes proyectos internacionales que nos permitan, con fondos europeos, cooperar en nuestro ámbito regional para prestar servicios de formación, orientación y protocolos de seguridad a otras zonas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine