Servicios Sociales

El Banco de Alimentos reclama más espacio para distribuir toda la comida

El Gobierno buscará una solución a los problemas de almacenamiento de la entidad

21.03.2016 | 12:40
Uno de los voluntarios del Banco de Alimentos traslada mercancía.

El Banco de Alimentos de Tenerife reclamó ayer más espacio para poder almacenar los alimentos que destinan a un total de 128 colectivos solidarios de la Isla. El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, visitó las instalaciones que esta organización tiene en Mercatenerife donde se comprometió a buscar una solución a los problemas de espacio que de forma puntual sufre esta entidad cada vez que recibe una gran cantidad de comida procedente de la Unión Europea.

En estos momentos, el Banco de Alimentos dispone de dos naves en el mercado al por mayor de la Isla. Una de ellas ha sido cedida de forma desinteresada por Mercatenerife. La otra la disfrutan en régimen de alquiler a un precio muy por debajo de su valor. "Estamos muy contentos, no podemos pedir más, pero sí es cierto que no nos alcanza el espacio, sobre todo en momentos puntuales cuando nos llega toda la mercancía junta", explicó Hernán Cerón, presidente del Banco de Alimentos de Tenerife. En estos momentos, las 128 asociaciones a las que dan comida atienden a unos 30.000 personas sin recursos de toda la Isla. "Hemos hablado de nuestra necesidad de tener más espacio de almacenamiento y posiblemente se pueda encontrar una solución. Esto reafirma nuestra labor y seguiremos trabajando con la mismas ganas y eficacia, siempre en beneficio de los que más lo necesitan", detalló el responsable de esta organización.

La cantidad de atenciones que lleva a cabo el Banco de Alimentos disminuyó en torno a un 15% en 2015 con respecto al año anterior. "Ahora no es tan fácil recibir los alimentos como antes, porque las trabas burocráticas que impone la Unión Europea, con los trámites de pasar por los trabajadores sociales, ha provocado que cueste más llegar a las familias", señaló Cerón. "No me atrevo a decir con eso que haya menos pobreza, pero sí que ha bajado el número de beneficiarios", remarcó.

Actualmente, el Banco de Alimentos de Tenerife está, para su responsable, "muy bien" abastecido. "Acabamos de recibir 362.000 kilos de los alimentos que vienen de Europa, en la tercera fase del Plan 2015, más la gran recogida que hicimos en noviembre pasado, donde se consiguieron cerca de 200.000 kilos; en este momento estamos muy bien, siempre repartiendo a los que más lo necesitan", aseguró. Cerón reconoció, sin embargo, que lo que los bancos de alimentos distribuyen no cubre el cien por cien de la necesidad alimentaria real de las familias. "Es una ayuda y solo se puede considerar el 20 o el 25%, pero nunca el total de lo que las familias necesitan", subrayó.

En este sentido, Clavijo subrayó que aunque "se está generando empleo y que todo apunta a que las cosas puedan ir a mejor, no debemos olvidar que hay miles y miles de familias de canarios que lo siguen pasando mal". Ese "moderado optimismo, que es importante para que recuperemos autoestima, no puede hacernos olvidar que hay muchísima gente que de manera altruista se está dedicando a ayudar a cientos de miles de personas que lo siguen pasando mal hoy en día", subrayó. Y eso, a su entender, es algo que "no podemos olvidar como sociedad" porque es importante "salir de esta crisis y de este periodo sin dejar a nadie atrás, porque tenemos que romper ese circulo vicioso que es el de la pobreza y volver a tomar las riendas y volver a salir adelante", sentenció el presidente de Canarias.

Tanto Cerón como Clavijo tacharon de inadmisible lo ocurrido con las más de 45 toneladas de comida del programa de alimentos que acabaron en la basura en Puerto del Rosario, en Fuerteventura, el año pasado. Para el presidente del Gobierno canario "se tienen que tomar medidas de control, más allá del hecho en sí, que afortunadamente es algo aislado". En esta línea, Clavijo abogó por "no empañar la inmensa labor que hacen las ONG". "Podemos corregirlo teniendo los mecanismos de control", anunció. De hecho, si reciben fondos públicos y ayudas de alimentos, y con posterioridad tienen que rendir cuentas a las diferentes entidades de las que provienen, todo debe estar regulado a la perfección. "Si no se está teniendo una respuesta adecuada no se les de esas ayudas, al menos no más de lo que puedan administrar", propuso.

Hernán Cerón, por su parte, asumió como "un golpe muy duro" la noticia, a pesar de que "el Banco de Alimentos no fue la entidad que les entregó esa comida" en la Isla de Fuerteventura. "Aquí en Tenerife no tenemos esa situación", matizó. De hecho, detalló que tienen establecidos "unos controles con bastante frecuencia", que se centran en visitas a las entidades, donde se observan con detalle las existencias que tienen en cada momento. Además, revisan las derivaciones y observan con detenimiento las fechas de caducidad de los alimentos. "Si vemos que hay algunos problemas de caducidades, nosotros recogemos esos alimentos y los entregamos a otras entidades que los necesitan con más rapidez", aclaró para añadir que aunque se puede dar alguna situación en la que se caduque la comida, nunca con tanta cantidad de alimentos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine